CAPITULO VI - EL IMPERIO ROMANO


CAPITULO VI (180) (46)



Las Legiones Romanas - Formación del Imperio Romano - La Ilíada y La Eneida - La República Romana - Cincinato - Las Guerras Samnitas - Pirro de Epiro - Tarento - Las Guerras Pírricas - Batalla de Asculum - Cartago - Pîrro en Sicilia - Batalla de Benevento - Primera Guerra Púnica - Segunda Guerra Púnica - Amílcar Barca - Asdrúbal Barca - Aníbal Barca - Batalla de Cannas - Tercera Guerra Púnica - Guerras Civiles - Marco Tulio Cicerón - Quinto Sertorio - La rebelión de los esclavos - Marco Licinio Craso - Julio César - Vercingétorix - Farsalia - Cleopatra - Marco Antonio - Cayo Julio César Octaviano - La Guerra Ptolemaica - El Imperio Romano - El Cometa Halley - Ovidio - Germania - Arminio - Tiberio - Calígula - El Obelisco de El Vaticano - Claudio - Nerón - El incendio de Roma - Séneca - Boudica o Boadicea - Primera guerra judeo-romana - Nerón en los Juegos Olímpicos - Galba - Otón - Vitelio - Vespasiano - Tito - Pompeya - Plinio el Viejo - Domiciano - Nerva - Trajano - Adriano - Rebelión de Bar Kojba - Antonino Pío - Marco Aurelio - Cómodo - Septimio Severo - Caracalla - Heliogábalo - Alejandro Severo - Aureliano - Diocleciano




Las Legiones Romanas

La ciudad de Roma llegó a dominar el mundo. Su política y su economía se basó en sus conquistas. Su superioridad tecnológica sobre otros pueblos se demostró con sus implacables ejércitos, que eliminaron a sus vecinos, expandiéndose sobre el mar Mediterráneo, que dominaron totalmente.

Los ejércitos estaban constituidos por su infantería*, que llamaron legión.
* Cuerpo del ejército de Tierra integrado por tropas de a pie, cuya misión es ocupar y mantener las posiciones sobre el terreno. La palabra infantería proviene del latín infans (niño, joven). 

Una formación de la legión - Los escudos protegían de las flechas, que caen perpendicularmente en una lluvia de flechas

En la Grecia Clásica durante el siglo VIII a. C. aparece la falange, primer formación militar de infantería que durante siglos sería la dominante en el campo de batalla hasta la aparición y consolidación de la legión romana que demostró su superioridad en la Batalla de Pidna en el siglo II a.C. Con la falange y sobre todo con la legión, la infantería pasa de actuar en masas que cargan de forma más o menos ordenada a formar bloques flexibles coordinados en la batalla que maniobra cambiando de posición hábilmente ante las reacciones enemigas, envolviendo y haciendo frente a contraataques, etc. La legión fue una formación que proporcionó a Roma absoluta superioridad durante siglos incluso en condiciones de inferioridad numérica evidente.

Los romanos cruzaron y entrenaron perros de distintas regiones de su imperio para la guerra, caza y vigilancia. El Canis Pugnax (“Perro de Combate”), era un mastín entrenado para atacar infantería ligera o causar desorden en las líneas enemigas. Dos razas eran las preferidas: Molossus o mastín de Molosia (perteneciente al Reino de Epiro, Grecia), hoy extinguida y favorita por su gran fuerza y temperamento territorial..
La otra era un ancestro del actual Mastín Italiano o Cane Corso, de menor tamaño que el Molossus aunque de igual carácter.


Cane corso - Mastín Italiano con collar de clavos

Las Legiones podían incluir unidades especiales de Canis Pugnax, o formar legiones completas, con centurias y cohortes de perros, clasificadas como Legio auxilia, o unidades auxiliares a las legiones regulares. Los perros muchas veces eran conducidos por menores. los perros se entrenaban para saltar sobre el enemigo y se utilizaban como piriferi (portadores de fuego) con baldes de aceite encendido sobre sus lomos.

En sus comienzos la República Romana no tenía barcos. En la guerra contra Cartago los romanos copiaron un modelo de trirreme cartaginés encallado en las costas italianas, Lo mejoraron y añadieron planchuelas como plataformas, Las legiones embarcaban en los trirremes romanos, con garfios abordaban las naves enemigas y las legiones, a través de las plataformas, convertían un combate naval en una batalle terrestre.

El pilum (jabalina pesada, de 2 a 4 kg), estaba diseñada para que su punta metálica se doblara al impactar, inutilizando el pilum para no poder devolverse como arma arrojadiza, también inutilizando el escudo defensor, que era inmaniobrable con el pilum insertado,

Tres tipos de armaduras utilizaban los ejércitos romanos, la más importante era utilizada por las legiones y por soldados de la Guardia Pretoriana.
Las legiones adoptaron de los cartagineses, la espada española (Capitulo VI - El Imperio Romano - Glaius Hipaniensis) como principal ama de combate).

Tribulus -Eficaz contra ataques de caballería o de elefantes y en particular contra las patas acolchadas de camellos


El ejército romano disponía de gran maniobrabilidad (flexibilidad en sus frentes), debido a su disciplina y cohesión. De acuerdo a determinadas situaciones tácticas, la legión tenía distintas formaciones.





Formación del Imperio Romano  

El imperio romano se potenciaba con cada conquista, que proveía al imperio de oro y de esclavos. Las conquistas romanas eran esenciales para el desarrollo del imperio
Parte del oro era invertido en nuevas legiones para intentar más conquistas y defender fronteras, y los esclavos eran el equivalente al petróleo en la actualidad, porque la energía que proveían los esclavos se necesitaba para explotaciones mineras, construcciones civiles, caminos y para el sustento de los romanos (agricultura y servicios).

En las fronteras el imperio se instalaban fuertes. Al pacificar la región, se enviaban a los fuertes legionarios veteranos, que al tiempo trasladaban a sus familias, y los fuertes se convertían en ciudades, donde incorporaban nativos, romanizándose y romanizando la región.

Roma era una aldea cuando los Tarquinos, una familia aristocrática y monárquica de la tribu de los etruscos, la conquistaron y gobernaron como reyes por más de 100 años, convirtiendo a Roma en una ciudad próspera que lideraba la región de Lacio.
En el 534 a.C. Tarquinio El Orgulloso comenzó un gobierno despótico y fue depuesto. Los romanos terminaron con la dinastía etrusca, instalando una República.
  
La loba Luperca amamantando a Rómulo y Remo
Museo Capitolini - Roma

La leyenda indica que dos gemelos nacidos de una virgen abandonados en una canasta en el Tíber llegaron al bosque fueron amamantados por una loba*. Los gemelos se llamaban Rómulo y Remo y eran descendientes de un príncipe troyano llamado Eneas. Después de fundar Roma, Rómulo mató a Remo cuando intentó salir de Roma, y esto indicaría a los romanos que no debían salir de la ciudad.
* loba es lupa en latín y en italiano. Posteriormente se llamó lupa a las prostitutas, de allí proviene el nombre de lupanar para denominar a un prostíbulo.

Este mito guarda similitud con leyendas bíblicas, como las de dejar niños en cestas en los ríos (Moisés) o los nacidos de virgen (la virgen María). Zeus había sido criado por animales salvajes.

La leyenda aparece en La Eneida escrita por Virgilio en el siglo I a.C. a pedido de Augusto, el primer emperador. Narra las aventuras del héroe troyano Eneas que soportó a causa de los dioses (el destino), en el periplo desde Troya incendiada hasta su llegada a Lacio para fundar Roma.

La formación violenta de los romanos se encuentra desde los principios de Roma. Si los gemelos fueron criados por una loba o por una prostituta, es irrelevante, pero disputando el lugar donde instalar la ciudad, Rómulo y Remo pelearon. Rómulo mató a Remo, fraticidio que se repitió en la historia de Roma. 
Desde sus comienzos la futura ciudad permitió el ingreso de extranjeros, por lo que fueron a Roma muchos perseguidos de otras tribus, maleantes y forajidos.

Roma era una aldea de hombres sin mujeres, entonces Rómulo 
invitó a los sabinos y a otros pueblos vecinos a una competencia atlética. Los romanos secuestraron a las mujeres jóvenes de los sabinos, en lo que se conoce como "el rapto de las sabinas".
  
 El rapto de las sabinas (1799) - Jacques-Louis David (1748 - 1825)
Museo del Louvre - París

Los romanos intentaron aplacar a las mujeres convenciéndolas de que sólo lo hicieron porque querían que fuesen sus esposas, y que ellas no podrían menos que sentirse orgullosas de pasar a formar parte de un pueblo que había sido elegido por los dioses.
Las sabinas asintieron, con la condición que sólo se ocuparían del telar, dejando las demás labores a esclavos y esclavas, y que gobernarían en la casa, tradición que perduraría en el pueblo romano.

Unos años después, los sabinos atacaron a los romanos, que debieron refugiarse en el Capitolio, una de la siete colinas de la ciudad, Una romana, Tarpeya, les condujo al Capitolio a condición que cada sabino entregara lo que llevaba en su brazo (se refería a los brazaletes).
Aceptaron la traición de esta romana, pero en sus brazos también llevaban sus escudos, con los que la mataron y arrojaron su cuerpo desde lo que se denominó la Roca Tarpina, lugar de ejecuciones de traidores desde entonces.

Cuando era inminente la batalla, las sabinas se interpusieron entre ambos ejércitos, ya que si ganaban la contienda los romanos perderían padres y hermanos, y si ganaban los sabinos, perderían esposos e hijos.
Romanos y sabinos se reconciliaron, formándose una diarquía con el rey de Sabinia, Tito Tacio y Rómulo rey de Roma. La diarquía perduró hasta la muerte de Tito Tacio.

  
Los romanos siempre fueron arrogantes, se consideraban de origen divino, y por lo tanto, superiores.
La ciudad de Roma se extendió sobre los pueblos vecinos, saqueando pueblo por pueblo, se quedaban con sus tesoros, sus dioses, sus esclavos y con su ganado, sometían a las mujeres y adiestraban a los jóvenes como legionarios, aumentando cada vez más el poder del ejército romano. Toda la posterior grandeza de Roma se consiguió mediante conquistas.
   


La Eneida
Publio Virgilio Marón

Una similitud significativa con la epopeya griega es el personaje principal: tanto Aquiles (La Ilíada) como Eneas (La Eneida) son hijos de diosas; el primero de Tetis, y el segundo de Venus. La Eneida fue escrita por Virgilio (70 a.C. - 19 a.C.). 
Según Virgilio, los romanos eran descendientes de Eneas, héroe de la guerra de Troya. El estilo de la obra es más pulido que el de los cantos griegos en los que se inspiró.

No menciona Homero la muerte de Aquiles. No es mencionada ni en La Ilíada ni en La Odisea. Versiones posteriores de estas epopeyas incluyen a Aquiles en los poemas.
  
Los romanos admiraron a los griegos, y copiaron sus dioses, su tecnología y sus historias.
La gran diferencia entre griegos y romanos es que los griegos, grandes pensadores, se asemejaban a los científicos actuales (físicos, matemáticos, químicos, filósofos, astrónomos y biólogos), mientras que los romanos se encuentran semejantes a los ingenieros contemporáneos, que utilizaron los conocimientos de los griegos para aplicarlos en sus construcciones, en el derecho romano y en otras disciplinas.


 
 
La República Romana
(509 a.C.- 27 a.C.)

La República fue establecida por los patricios (clase social de descendientes de los primeros padres de Roma, de las familias más acomodadas, aristócratas).
La República reemplazó a la dinastía etrusca de reyes, el senado la proclamó cuando un hijo de Tarquinio (último y soberbio rey etrusco), violó a Lucrecia, una joven patricia romana.
La República instaló el cargo de Cónsul, asignado a dos senadores, donde cada cónsul podía vetar decisiones de su colega, pero que estando de acuerdo mantenían todos los poderes que tenían los reyes. El mandato de los cónsules era anual.
Posteriormente se limitó el poder de los cónsules, instalando el cargo de Pretor, que cumplía funciones judiciales.

Roma se lanzó a la conquista de las regiones vecinas mediante la fuerza de la legión, cuerpo militar compuesto por ciudadanos, a los que se fueron incorporando tropas de ciudades conquistadas, llegando a tomar todo el territorio del Lacio (vecino a Roma) en las Gueras Latinas.
Roma venció sucesivamente a los etruscos, a los galos, que se habían instalado en la llanura del Po, a los samnitas y las ciudades del sur de Italia, que pese a la intervención del rey de Epiro, Pirro, fueron conquistadas por Roma entre los años 280 y 275 a. C.


SPQR - Senātus Populusque Römānus
Acrónimo de la frase "el Senado y el Pueblo Romano", el logo y la frase referencia al gobierno de la antigua República de Roma, era estandarte de las legiones, y emblema oficial de la ciudad, apareciendo en documentos y monedas, en edificios y monumentos, y en muchas inscripciones grabadas en piedra o en metal.

Durante la dictadura de Benito Mussolini se empleó el sello. inscribiéndolo en edificios públicos, en tapas del alcantarillado, en monumentos, en el intento de asimilar la dictadura a un renacimiento del Imperio. El SPQR continúa siendo el escudo de la Municipalidad de Roma (2016).

Tapa de alcantarillado (2016) en la ciudad de Roma
  
La estrategia siempre utilizada por los romanos fue la de aliarse con los vencidos, uniendo sus tropas y sometiendo a los pueblos. De esta manera, recibían nuevas guarniciones para sus ejércitos, siempre a cambio de promesas que rara vez cumplían.

 

Cincinato  (Lucio Quincio Cincinato)
(519 a.C. - 439 a.C.)

Cónsul romano que se retiró de la vida política cansado de las discusiones políticas entre tribunos y plebeyos, confinándose a una pacífica vida como agricultor en su villa cercana a Roma.
En el año 458 a.C. Roma se vio asediada por los pueblos ecus y volscos, asentados peligrosamente en las afueras de la ciudad con intención de atacarla. Los romanos, con incompetentes oficiales al mando de las tropas, decidieron llamar a Cincinato, conscientes que su valor y talento político podrían salvar a Roma, nombrándolo dictador (con poderes supremos),
La historia cuenta que Cincinato estaba arando su campo cuando recibió la oferta, y dejó su arado para vestir con toga de dictador con orla de púrpura y desde el Senado llamó a todos los ciudadanos a las armas.
En menos de dieciséis días, rodeando con una empalizada construida de noche a los enemigos, consiguió su rendición.
Cumplida su misión, el dictador se despojó de la toga orlada de púrpura, y se retiró a su arado.


Estatua de Cincinato - Cincinnati - Ohio - USA

Cincinato fue un ejemplo de civilitud en la República Romana.
Su ejemplo se mantiene vivo en las repúblicas. En Estados Unidos, la ciudad de Cincinnati lleva su nombre en su memori
a.
 



Las Guerras Samnitas
(343 a.C. - 290 a.C.)

Al sur del Lacio los samnitas dominaban la región, intentando una salida hacia el mar Tirreno.
En la primer guerra samnita, la ciudad de Capua solicitó la ayuda de Roma, ofreciendo integrarse a la República. Después de dos años los samnitas fueron vencidos por las legiones romanas.
La segunda guerra samnita se libró sobre Nápoles.
Eubea había establecido colonias en la isla de Ischia, que mudaron hasta establecerse en Cumas. en el continente. Desde esta ciudad se fundó Parténope, primitivo nombre de Neápolis (ciudad nueva). que tomó este nombre después de triunfar sobre los etruscos. Los samnitas asediaron a Nápoles, que solicitó ayuda a Roma, que la ocupó en el año 328 a.C.. y continuó como ciudad aliada de Roma.
En el año 298 a.C. se formó una coalición entre etruscos, sabinos, umbros, lucanos, celtas y samnitas para enfrenar a Roma en la tercera guerra samnita,. Se enfrentaron en la Batalla de Sentino (295 a.C.), donde 38.000 legionarios derrotaron a 60.000 hombres. extendiendo la dominación romana a toda la península itálica.



Pirro de Epiro
(318 a.C. - 272 a.C.)


Su padre, Eácides, fue proclamado rey de Epiro al morir su primo Alejandro. Eácides era hermano de Olimpia, esposa de Filipo y madre de Alejandro Magno (Capítulo IV - Helenismo - Alejandro). Su padre combatió junto a Olimpia en su guerra contra Casandro en Macedonia. 
Derrotados, Eácides fue despojado del trono, y su hijo Pirro sobrevivió por ser protegido por Glaucias, rey de los Taulantios de Iliria, que se negó a entregarlo a Casandro.
Glaucias acompañó a Pirro a recuperar su trono.

Fuera de Epiro una revolución los despojó del trono, por lo que se puso al servicio de su cuñado Demetrio (hijo de Antígono Monftalmos) (Capítulo IV - Helenismo - Dinastía Antigónida). Demetrio había combatido exitosamente conquistando muchas ciudades, aunque fracasando en el Asedio de Rodas en el 305 a.C.
Fue conocido como Demetrio Poliorcetes (conquistador de ciudades).
Por una heroica defensa de Rodas, los isleños erigieron la célebre estatua del Coloso de Rodas, una de las Siete Maravillas del Mundo.


El Coloso de Rodas - Se puede inferir que la estatua de 32 metros (altura de la Estatua de la Libertad en Nueva York)  Construida sobre una base de mármol blanco representaba a Helios (dios del sol). La estatua fue destruida por un terremoto en el año 226 a.C.

Después de la derrota de Demetrio frente a Ptolomeo (Capítulo IV - Helenismo - El Imperio Ptolemaico), el faraón exigió rehenes, por lo que Pirro se ofreció y continuó su vida en Egipto, se casó con la hija de la mujer de Ptolomeo, y éste le ofreció una flota y un ejército para reconquistar Epiro, instalándose en el trono el 295 a.C.

El año 291 a.C. Pirro enfrentó a Demetrio (que se había proclamado rey de Macedonia).
Una coalición, formada por los viejos generales de Alejandro (Seleuco, Ptolomeo y Lisímaco) que se unieron contra Demetrio, convenciendo a Pirro de unirse contra Demetrio.


Lisímaco y Pirro invadieron Macedonia por el norte y por el sur respectivamente. Demetrio había perdido toda popularidad y mando sobre sus tropas, que se pasaron al bando de Pirro. Con Lisímaco dividieron Macedonia, pero Pirro volvió a Epiro y el control de Macedonia quedó para el viejo general de Alejandro, Lisímaco. (Capítulo IV - Helenismo - Lisímaco).



Tarento

Tarento era la única colonia espartana de la Magna Grecia, formada por hijos de mujeres solteras con periecos. Desde el año 473 a.C. los de Tarento mantenían una próspera república.
Los romanos en el año 281 a.C. enviaron una flota al Golfo de Tarento. Roma transgredió los pacíficos tratados firmados con la colonia helénica, y los tarentinos atacaron a los romanos, hundiendo cuatro barcos y capturando uno.
Roma declaró la guerra a Tarento.

Los de Tarento pidieron ayuda al rey de Epiro.
Pirro envió a su general Milo con 3000 falangistas a ocupar la ciudadela de Tarento y reunió un ejército de 20.000 soldados (entre ellos una reducida fuerza de caballería tesalia, algunos honderos rodanos, tropas ligeras como los peltastas y arqueros cretenses)  y 20 elefantes.

Tarento redujo el peso de sus monedas de plata de 7.9 a 6.5 gramos, fabricando más moneda para reclutar más mercenarios y pertrechos para la guerra.



 
Las Guerras Pírricas
(280 a.C. - 275 a.C.)


Tarento puso a disposición de Pirro un cuerpo de caballería y un numeroso cuerpo de falangistas con armamento pesado, llamado el Leucáspides (por sus escudos blancos).

Durante la guerra de Pirro de Epiro contra Roma, Heraclea fue escenario del primer conflicto, y allí el rey epirota derrotó totalmente al cónsul romano Lavinio, en una batalla entre la ciudad y el río Siris en el 280 a.C.
Después de la batalla de Heraclea, donde los elefantes de guerra griegos arrollaron a los desprevenidos romanos, las legiones procuraron disponer proyectiles y armas especiales contra los elefantes: 300 carros de bueyes equipados con largas picas, recipientes de cerámica ardiendo para asustarlos, además de tropas que se desplegaban para proteger al resto del ejército y lanzar jabalinas y otros proyectiles contra las bestias para que retrocedieran. Los elefantes actuaban en las batallas como los actuales tanques de guerra, parapetándose la infantería detrás de las bestias.

En el 279 a.C. Pirro marchó hacia el norte tomando ciudades y al encuentro del ejército romano, que debía impedir el paso de Pirro hacia el Samnio.
A 130 km de Tarento se libró la Batalla de Asculum.



Batalla de Asculum

(279 a.C.)

La infantería se repetía. Los romanos no podían romper el cerco de los hoplitas, y las falanges macedónicas corrían peligro de ser traspasadas por agotamiento, como sucedió en el centro de la línea de combate, donde retrocedía la falange. Pirro empleó su reserva táctica, sus elefantes, a reforzar el centro donde la brecha abierta por la II legión romana hacía peligrar el resultado de la batalla. Los 300 carros romanos avanzaron hasta los elefantes que detuvieron su marcha, asustados por las picas encendidas, y heridos por lanzas y flechas.
La lentitud de los carros favoreció la embestida de los elefantes, que arrollaron parte de los legionarios, y cercaron a la I legión.
Los romanos de la III legión se refugiaron en una colina boscosa, donde no tenían acceso los elefantes.

“Tenían, montados sobre vigas rectas, mástiles trasversales que podían ser girados fácilmente hacia donde uno quisiera con la velocidad del pensamiento, - en los extremos de los mástiles había tridentes, máquinas en forma de espadas para lanzar proyectiles o guadañas todas de hierro, - o bien tenían una especie de rastrillos que lanzaban desde arriba pesados garfios. Muchos mástiles tenían atados unos ganchos inflamables envueltos en estopa engrasada con mucha pez, que sobresalían por delante de los carros, y los hombres que estaban en ellos, cuando se encontraban cerca de los animales, prendían fuego a los ganchos y los golpeaban contra sus trompas y rostros. Situados en los carros, que eran de cuatro ruedas, había también muchos de la tropa ligera. arqueros, lanzadores de piedras y honderos de dardos de hierro; y abajo, al lado de los carros, había todavía muchos más”.
Dionisio de Halicarnaso (60 a.C. - 7 a.C:) - Antigüedades Romanas
Historiador griego que se radicó en Roma en tiempos de Augusto.


Los romanos, sabedores del cerco de su legión reunieron la caballería de ambas alas para romper el cerco enemigo, pero la presencia de los elefantes en el cerco imposibilitaba que la caballería se acercara, ya que los caballos se desbocaban por el olor de los elefantes.
La batalla se interrumpió por la llegada de la noche, los romanos bajaron de la loma y se reagruparon y los epirotas regresaron a su campamento, que había sido destruido por fuerzas de ciudades apuinas que apoyaban al ejército romano.

Al amanecer, Pirro decidió emplear sus elefantes y los romanos emplearon los carros que les quedaban.
Aunque inicialmente los carros detuvieron a los elefantes, la falange inutilizó los carros, y los elefantes hundieron la línea romana. En ese momento, el propio Pirro llevó a su Agema o Guardia Real a la batalla, entró por una brecha y atacó el flanco romano. Es posible durante esta fase de la batalla que Pirro fuese herido por una jabalina romana.
El ejército romano se rompió y los romanos se retiraron ordenadamente a su campamento fortificado, poniendo fin a la batalla.


Pirro se declaró vencedor, ya que el enemigo había abandonado el campo de batalla, pero observó que los legionarios muertos no tenían heridas en sus espaldas, lo que indicaba que no habían huido y que mostraban valor y decisión aún frente al ataque de los temibles elefantes.

Si bien había 6000 bajas romanas (incluyendo la vida del cónsul Publio Decio Mus) y 3.500 bajas epirotas, en la batalla Pirro había perdido oficiales griegos que no podría conseguir. Pirro ofreció una tregua a Roma, que no aceptó el Senado Romano mientras Pirro no retirara sus tropas de Italia.

Los triunfos de Pirro no le habían servido a sus propósitos, desde entonces se conoce como "victoria pírrica" a estas batallas o situaciones de éxito efímeras que no conducen a nada.

Pirro recibió dos embajadas que venían de Siracusa para contratar su ejército que le sedujeron. Pero antes de partir de Italia debía concertar una paz con Roma. 

En el año 278 a.C: uno de los médicos de Pirro, Nicias, desertó y propuso a los cónsules romanos envenenar a Pirro. Los cónsules enviaron detenido a Nicias ante Pirro, que agradeció la actitud: Envió a Roma los prisioneros romanos sin solicitar rescate. Los prisioneros epirotas fueron devueltos en reciprocidad y se llegó a una paz formal, ya que Pirro no consintió abandonar Italia, aunque se dirigió a Sicilia, dejando a Milo en Tarento con una guarnición.


Cartago

Fundada en alrededor del 814 a.C. por ciudadanos de Tiro, superó a esta ciudad como gran capital de los fenicios. Estaba ubicada sobre el lago de Túnez (actualmente a 17 km de la ciudad de Túnez).. La ciudad estaba rodeada de una triple muralla, de 10 metros de ancho y 25 metros de altura, con cuarteles para albergar 20.000 soldados.

Un sistema de alcantarillado y acueductos hacían de Cartago la ciudad más higiénica de la antigüedad, con baños públicos y edificios de hasta siete pisos. Dos puertos (uno militar y uno comercial) con capacidad como para fondear en atracadero 250 barcos. 

Astilleros, jardines y quintas se mantenían dentro de los muros de Cartago.
En el Mediterráneo Occidental Cartago ejercía el monopolio del comercio en factorías y en nuevas colonias cartaginesas instaladas en Hispania, Sicilia, Cerdeña, Ibiza, Baleares y el Norte Africano (Numidia y Mauritania).

  
  
Pirro en Sicilia
(278 a.C - 276 a.C.)


Tras desembarcar en Siracusa, terminó con la disputa por el poder que enfrentaba a dos bandos, y recibió soldados y dinero de otros gobernadores griegos sicilianos, como Heráclides de Leontino..
Conquistó la ciudad fortificada de Erice, en un asedio en el cual fue el primero en subir las escaleras  y se distinguió nuevamente por su arrojo. Fue proclamado rey de Sicilia, título que destinó a su hijo Heleno (en herencia de su abuelo, Heleno era hijo de la hija de Agatocles).

Los cartagineses habían firmado una paz con Roma. No obstante, ofrecieron a Pirro una flota y dinero para formar una alianza, en la seguridad que una paz con Roma no sería duradera. Pirro equivocado rechazó esta oferta, que hubiese significado el fin de Roma.

A instancias de los griegos sicilianos no consideró efectuar ningún pacto si los cartagineses no abandonaban Sicilia. Prosiguió la guerra asediando Lilibea, donde sufrió un fracaso que le obligó a retirarse con grandes pérdidas. 

Dejando Sicilia como tierra de combate entre romanos y cartagineses,  el año 276 a.C. regresó a Italia, donde los griegos lo necesitaron. 
Pirro concurrió con 110 barcos de guerra y naves de carga, pero fue sorprendido por la flota cartaginesa, perdiendo la mayor parte de sus barcos de guerra.

Llegó a Locros Epicefirios (Locri - en Calabria) después de otros combates con guarniciones romanas con 20.000 hombres y 3.000 jinetes, aunque con pocos hoplitas y una gran mayoría de mercenarios.
Pirro acondicionó un ejército para combatir nuevamente a los romanos, estaba integrado por 13.600 falangistas, 9.000 hoplitas, 3.000 jinetes y 20 elefantes. Los romanos disponían de un ejército consular de 4 legiones (20.000 legionarios), 4.000 hombres de infantería ligera y 2.000 jinetes.


Batalla de Benevento

(275 a.C.)

El rey planeó atacar el campamento romano a la caída de la noche. Pero erró los cálculos en tiempo y distancia: las antorchas se consumieron, los guías se equivocaron de camino y el sol ya asomaba en el horizonte cuando alcanzaron las colinas sobre el campamento romano.

“Como era de esperar, los hoplitas - con cascos, corazas y pesados escudos -, marchando hacia lugares escarpados por largos caminos ni siquiera frecuentados por gente sino por cabras, a través de la maleza y los riscos, no conservarían ninguna alineación y, antes de que sus enemigos aparecieran ante ellos, sus cuerpos estarían totalmente debilitados por la sed y la fatiga”. 
Dionisio de Halicarnaso


Pirro se dirigió a la llanura y desplegó sus fuerzas en línea. Para contener la carga de los elefantes los romanos llevaron cerdos untados con pez líquida, que encendieron enviando los cerdos contra los elefantes que asustados por los chillidos de los marranos en llamas se aterrorizaron aplastando a las tropas. Los romanos también emplearon con éxito contra los elefantes flechas con puntas enceradas encendidas

Esto era inusual. Al contrario de lo que muestran las películas de Hollywood, rara vez se utilizaban flechas encendidas, que perdían alcance, precisión y normalmente se apagaban.

La técnica de enviar cerdos contra elefantes había sido utilizada por los de Megara contra Antígono, que había ordenado que se criaran cerdos junto a elefantes, para que éstos se acostumbraran a su olor y no se asustaran con los chillidos.

“desde el amanecer percibieron los enemigos su venida desde las atalayas; de manera que desde aquel punto se pusieron en inquietud y movimiento. Hizo sacrificio Manio, y como también el tiempo se presentase oportuno, salió con sus tropas, acometió a los primeros, y, haciéndolos retirar, inspiró ya miedo a todos, habiendo muerto muchos y aun habiéndose cogido algunos elefantes. La misma victoria condujo a Manio a tener que pelear en la llanura, y trabada allí de poder a poder la batalla, por una parte desbarató a los enemigos, pero por otra fue acosado de los elefantes, y como le llevasen en retirada hasta cerca del campamento, llamó a los de la guardia, que en gran número estaban sobre las armas y se hallaban descansados. Acudiendo éstos e hiriendo desde puestos ventajosos a los elefantes los obligaron a retirarse y a huir por entre los propios, causando con ello gran turbación y desorden; lo cual no solamente dio a los romanos aquella victoria, sino la seguridad del mando”.
Plutarco (46 - 120) Historiador y filósofo griego (de Queronea) que estudió en la Academia y fue sacerdote, interpretando augurios en el Oráculo de Delfos.

Con el desorden causado por la estampida de los elefantes concluyó la batalla, y Pirro se retiró a Tarento sin conseguir doblegar a las legiones.
Las Guerras Pírricas demostraron la superioridad de las legiones romanas frente a las falanges macedónicas, debido a su mayor movilidad.
Regresó a Grecia a finales del año, dejando a Milo con una guarnición en Tarento, prometiendo regresar a Italia en cuanto obtuviera nuevas fuerzas. Pirro llegó a Epiro a finales de 274 a.C., tras una ausencia de seis años. Trajo de vuelta sólo 8.000 infantes y 500 jinetes, y tan poco dinero que no podía acometer nuevas empresas militares.

Una flota cartaginesa fue enviada a Tarento llegó demasiado tarde, cuando Milo ya había capitulado y había rendido la ciudadela al cónsul romano Lucio Papirio Cursor (272 a. C.).


Desde Epiro, en el año 273 a,C., Pirro invadió Macedonia que gobernaba Antígono II Gónatas (el hijo de Demetrio Poliorcetes). La falange macedónica se incorporó al ejército de Pirro desertando, y Pirro derrotó a los macedonios, terminando con sus mercenarios galos y capturando sus elefantes.

Pirro efectuó una expedición al Peloponeso. Declaró que enviaría a sus hijos a estudiar en la escuela de Licurgo, y entró pacíficamente en Laconia con un ejército de 25.000 infantes, 2000 jinetes y 24 elefantes.
Cuando los enviados lacedemonios le reprocharon actuar en contra de sus palabras, éste respondió sonriendo

Cuando vosotros los espartanos resolvéis hacer la guerra, es vuestra costumbre no informar de ello al enemigo. No me acuséis, por tanto, de injusticia, si he utilizado una estratagema espartana contra los mismos espartanos.
Pirro
  
Con su contestación, Pirro reconoció que el objeto de la expedición era un ataque a la propia Esparta. Los embajadores así lo entendieron, y aceptaron el desafío invasor.
Que haya guerra entonces, si lo quiere así. Nosotros no le tememos a usted, comprobaremos si usted es un dios o un hombre. Si usted es un dios, no le haremos ningún daño. Si usted es un hombre, le hará daño cualquier hombre de Esparta
Respuesta de los embajadores espartanos a Pirro

Un anciano ateniense llamado Cleónimo pretendía el trono de Esparta, por pertenecer a la familia real.. Había perdido todas sus batallas contra los romanos, y se fue de Esparta porque su sobrino nieto se había metido con su joven esposa.
En 424 AC, Cleónimo abandonó su escudo en batalla y huyó, por lo cual fue considerado un cobarde. Esta situación es a menudo utilizada como un efecto cómico por Aristófanes.

Cleónimo - que había llamado a Pirro al Peloponeso para hacerse de la corona de Esparta - apremió a Pirro para atacar inmediatamente después de la respuesta de los embajadores,  pero Pirro demoró el ataque un día, porque si su infantería saqueaba la ciudad al atardecer se quedaría con el botín sin dejarle nada.

Los espartanos no durmieron preparando la defensa de su ciudad, preparando fosos y barricadas y reacondicionando defensas empleadas en el 185 a.C. contra las tropas de Demetrio. Igualmente fueron derrotados, pero Pirro sólo saqueó el campamento espartano en el primer día de asedio.
Los espartanos, que se enfrentaron a Pirro con aliados argivos y mesenios, recibieron refuerzos cretenses y de corintios y Pirro retiró el asedio, aunque permaneció en el Peloponeso con intenciones de atacar Argos.
Antígono y Pirro entraron en Argos con sus ejércitos.



Muerte de Pirro - Ilustración en "History of Pyrrhus" de Abbott, edición de 1901.
Jacob Abbott (1803 - 1879) Escritor estadounidense de divulgación histórica y sobre variados temas de divulgación científica dirigidos hacia la juventud.
   
Combatiendo en Argos, recibió una herida y giró para acabar con el soldado argivo que le había atacado, cuando recibió un golpe en su cabeza producido por una pesada teja que le arrojó la madre del soldado, cayendo inconsciente de su caballo.
Un soldado lo decapitó y llevó su cabeza a Antígono, que desvió su mirada e hizo enterrar el cuerpo de Pirro con honores y depositar los restos en el templo de Démeter.



  
Primera Guerra Púnica
(264 a.C. - 241 a.C.)

La República Romana y Cartago se enfrentaron por el control del Mar Mediterráneo. Se sucedieron las Guerras Púnicas, ya que los romanos llamaban a los cartagineses Pūnicī o Poeni, que quiere decir fenicio.

Con la victoria de la República Romana sobre el rey de Epiro, la Magna Grecia pasó al control de Roma, lo que dejó a Cartago sin el comercio con las ciudades Tarento y Nápoles.
Cartago tenía fuerzas superiores a Roma, la caballería cartaginense era superior a la romana, poseían elefantes reemplazables, más dinero y sobre todo mejores barcos (quinquerremes, barcos de guerra con cinco filas de remeros).


Los Mamertinos eran un grupo de mercenarios de la Campania que el año 289 a. C., al quedarse sin trabajo tras la muerte de Agatocles de Siracusa, habían tomado a traición el pueblo griego de Mesina, después de masacrar y esclavizar a la población, adueñarse de las propiedades y quedándose con las mujeres por la fuerza.

En Siracusa reinaba Hierón II, que había combatido con Pirro. Cuando Pirro se retiró quedó como tirano de Siracusa, guerreando contra los mamertinos, que se aliaron con los romanos para atacar a Siracusa y a otras ciudades sobre las que habían ejercido la piratería.

Después de la retirada de Pirro, Hierón II  se había aliado con sus tradicionales enemigos cartagineses.
Roma fue derrotada en el mar en una serie de combates donde se demostró la eficacia de los quinquerremes sobre otras embarcaciones. Los industriosos romanos lograron hacerse de un quinquerreme encallado o capturado frente a sus costas y simplemente lo copiaron. Montaron astilleros y Roma (que mantenía numerosos esclavos), pronto construyó una flota de quinquerremes, aún superiores a los cartagineses.
  
Trirreme cartaginés, con proa para embestir embarcaciones

En un principio construyeron quinquerremes con maderas sin estacionar y no funcionaron adecuadamente, pero advertidos de su error crearon una flota de excelentes barcos para la guerra y versiones para transportar legionarios. Los legionarios no habían luchado en el mar, pero con garfios y planchuelas practicaron el abordaje, llevando el combate naval a la manera de combatir en tierra.

En el 241 a.C. en las islas Egadas (al occidente de Sicilia) una decisiva batalla naval en la que triunfaron los romanos derivó en negociaciones de paz favorables a Roma y el final de la Primera Guerra Púnica.
Los romanos aprovecharon una revuelta de mercenarios cartagineses para conquistar Cerdeña y Córcega, y en el año 238 a.C: Roma dominó todo el Mediterráneo Occidental.




Segunda Guerra Púnica
(218 a.C - 201 a.C:)

A pesar de pagar indemnizaciones a Roma y de perder las colonias, Cartago se recuperó y con la participación de bereberes se instaló en Hispania (llamada así por los romanos por el río Ebro (Iberus), que atraviesa la región oriental de la península ibérica).
Sin presencia naval, Cartago decidió atacar a Roma por tierra.



 
Amílcar Barca
(275 a.C - 228 a.C)


 Este general y estadista cartaginés, líder de la familia Bárcida, y padre de AníbalAsdrúbal y Magón. Fue también suegro de Asdrúbal el Bello.

Amílcar había comandado las tropas cartaginesas en Sicilia, durante la primera guerra púnica, habiendo mantenido su ejército sin derrotas. Se retiró al firmarse la paz entre Roma y Cartago, y pudo controlar exitosamente a los mercenarios en la revolución de 239 a.C: También pacificó Numidia, que instigada por el Senado Romano constantemente incursionaba en dominios cartagineses.
Dirigió la expedición cartaginesa en Iberia en el 237 a.C., conquistando una región para Cartago que mantuvo hasta su muerte en la batalla de Illici e 228 a.C. Amílcar estableció alianzas con pueblos íberos, y desarrolló industrias extractivas de minerales en Hispania, para beneficio de Cartago. Con ayuda de su yerno Asdrúbal consiguió sofocar rebeliones y adherir a los ejércitos púnicos aguerridos soldados íberos y honderos baleares.

Los cartagineses explotaron importantes minas de plata - se estima que se extraían al día 100 kg de plata al día de la mina en Cástulo (Linares - Jaén, Andalucía) - y en Gádir (Cádiz, Andalucía). Hasta entonces en Hispania sólo se acuñaban monedas de cobre. 
Cuando los romanos investigaron la procedencia de las nuevas monedas de plata, Amílcar les comunicó que se acuñaban para pagar los tributos de guerra, aunque la cantidad de plata procesada tenía también otros fines, el Senado Romano quedó conforme con la respuesta de los Barca.
Amílcar posiblemente fue fundador de ciudades como Alicante (Akra Leuké) y tal vez Barcelona (una de las leyendas sobre el origen de Barcelona alude a una fundación por Amílcar Barca, mientras que otra versión le adjudica su fundación a su hijo Aníbal, que ocupó el territorio durante la segunda guerra púnica en su avance hacia los Pirineos. (Los romanos negaron estas versiones).
Amílcar muere en una batalla contra los oretanos (pueblo íbero de la Sierra Morena, Andalucía).



Asdrúbal BarcaAsdrúbal el Bello
(270 a.C. - 221 a.C:)

La primera constancia cierta de la existencia de la ciudad de Cartagena se debe a la fundación de la misma alrededor del año 227 a.C. por Asdrúbal el Bello con el nombre de Qart Hadasht (que los romanos posteriormente llamaron Xarthago Nova, la actual Cartagena). Asdrúbal la amuralló y la convirtió en la principal base naval de los cartagineses en España.
Tras la muerte de Amílcar, Asdrúbal fue nombrado por los ejércitos Comandante en Jefe, ratificado por el Senado y el pueblo de Cartago.

La política de casamientos era costumbre entre los pueblos íberos para cerrar alianzas, incorporando grupos de guerreros para ambas partes, que fueron explotadas por los cartagineses, que formaron la Liga Ibérica, con una Asamblea reunida en Cartagena.
Los naturales nombraron a Asdrúbal Jefe Supremo de los Iberos luego de contraer nupcias con una princesa indígena de extraordinaria belleza.
Por su casamiento y por las monedas de plata acuñadas utilizadas para comprar adherentes, pertrechos y mercenarios, se fue armando un poderoso ejército.

Un año después de la fundación de Cartagena, Ampurias y Sagunto (colonias griegas en Hiberia) los gobernantes imperiales recurrieron a Roma denunciando el importante avance de los cartagineses en la península ibérica,
El Tratado del Ebro, redactado por los romanos, establecía el río Iberus (actual Ebro) como límite entre las posesiones de Cartago y de Roma.

Asdrúbal el Bello fue asesinado en 221 a. C., a manos de un esclavo del rey celta Tagus, que vengó con este acto la muerte previa de su señor, crucificado por oponerse a los cartagineses. El sucesor de Asdrúbal el Bello sería su cuñado Aníbal Barca.
 

Moneda de dos shekels de plata de c. 230 a. C.
Real Academia de la Historia de España.
Acuñada con la efigie de Aníbal. Los Barca conquistaron la península ibérica, obteniendo las mayores minas de plata y los mejores mercenarios.




Aníbal Barca
(247 a.C. - 183 a.C)

El historiador romano Tito Liviomenciona que cuando Aníbal tenía 11 años, pidió a su padre acompañarlo en su misión a Hispania. Amílcar consintió, pero antes de cruzar el estrecho de Gibraltar le pidió a su hijo que jurara por los dioses un odio eterno a Roma. Este juramento lo recordaría Aníbal toda su vida.
* Tito Livio (59 a.C. - 17) - Historiador romano que publicó la Historia de Roma, desde su fundación hasta la muerte de Druso.

Tras la muerte de su cuñado Asdrúbal, Aníbal, de sólo 25 años, fue elegido por el ejército de Cartago estacionado en la Península Ibérica para que le sucediera en su condición de Comandante en Jefe. Esto fue refrendado por el Senado Cartaginés.
Tras haber asumido el mando, Aníbal pasó dos años consolidando el poder cartaginés sobre las tierras hispánicas y terminando la conquista de los territorios situados al sur del Ebro.
Cuando Aníbal partió para Italia, dejó una fuerza de 13 000 infantes, 2550 jinetes y 21 elefantes de guerra en Cartagena. La marina púnica tenía una flota de 50 quinquerremes y 5 trirremes estacionada allí. Sólo 32 quinquerremes fueron utilizadas en el inicio de la Segunda Guerra Púnica.

Conduciendo su ejército desde Cartagena, debió ingeniarse para cruzar el río Ródano. Su ejército estaba formado por 38.000 infantes, 8.000 caballeros y 37 elefantes de guerra. En la margen opuesta del río lo esperaban los galos para atacarlo, pero al ver la facilidad de los cartagineses para cruzar el Ródano mediante balsas construidas rápidamente y el pasaje de los elefantes sobre las balsas, los galos se retiraron.


Cruzó los Alpes, donde perdió entre 3.000 y 20.000 hombres.  El único elefante que sobrevivió fue empleado como montura por el propio Aníbal, que había perdido en una escaramuza su ojo derecho y utilizaba el elefante para evitar el contacto con el agua.
  
Aníbal vencedor contempla por primera vez Italia desde los Alpes
Oleo de Francisco de Goya - Quinta de Selgas - El Pito - Cudillero - Asturias

El Senado Romano había enviado al cónsul Publio Cornelio Escipión para intentar detener a las tropas de Aníbal en el cruce del Ródano, pero Aníbal eludió el contingente romano.
Los romanos que pretendían que las guerras púnicas transcurrieran fuera de Italia, se sorprendieron al tener un poderoso ejército como el de Aníbal en la península. Además, algunas tribus del valle del Po se unieron al ejército de Aníbal, que marchó sobre Roma.
El Senado ordenó al cónsul Tiberio Sempronio Longo traer sus tropas de Sicilia, para reunirse con Escipión y enfrentarse a Aníbal.

El primer combate se libró en el Río Ticino, donde la caballería cartaginesa arrolló a la de Roma, dirigida por Publio Cornelio Escipión. Esta victoria púnica influyó sobre los galos que se alistaron con Aníbal, que llegó a tener 40.000 soldados, de los cuales 15.000 eran galos.
Los romanos se retiraron y Aníbal quedó dueño de la Lombardía.
Las tropas sicilianas se unieron a las de Publio Cornelio Escipión, y se enfrentaron a las de Aníbal en Trebia, sufriendo una nueva derrota frente a los cartagineses..
En la ribera del Lago Trasimeno y en la Batalla de los Pantanos de Plestia, Aníbal destruyó completamente a la caballería romana, y avanzó sin oposición sobre Roma.

Pese a su victoria, Aníbal era consciente de que sin máquinas de asedio no podría tomar la capital, y teniendo cortado el puente para atravesar el río Nar y previsiblemente el resto de cauces que se encontrase hasta Roma, era preferible explotar su victoria desplazándose a la costa adriática de Italia, asolando territorios y campiñas y alentando una rebelión general contra el poder de los romanos. Después de Trasimeno, Aníbal había anunciado a sus prisioneros itálicos:


"No he venido a luchar contra los italianos, sino a combatir a Roma en el nombre de los italianos"

Aníbal Barca

Los romanos decidieron nombrar a Fabio Cunctator como dictador, que provocó una guerra de laxitud, apartándose de las tradiciones militares de los romanos. Rechazó batallas y sus legiones se ocuparon de cortar las líneas logísticas del ejército de Aníbal.
Fabio perseguía al ejercito cartaginés sin presentar batalla, aunque intentando encerrarlo en valles y en lugares cerrados, pero la habilidad de Aníbal, utilizando distintas estratagemas, superó a la estrategia romana.
En ausencia de Fabio, Marco Minucio Rufo, el magister equitum, asumió el mando de las tropas y decidió acercar su posición a la de los cartagineses. Minucio igualmente perdió combates por la sagacidad de Aníbal.



Batalla de Cannas

(216) 

Aníbal no tenía intención de atacar Roma. Saqueando Apulia y tomando los depósitos de Cannas podría asediar con éxito la ciudad, sin construir máquinas de asedio.
Los nuevos cónsules romanos llegaron a formar un ejército de 100.000 hombres.
En 216 a.C., con 50.000 efectivos Aníbal aniquiló en Cannas al ejército romano.
Las pérdidas romanas en la batalla de Cannas se calculan entre 25.000 y 70.000 hombres, los cartagineses tuvieron 6.000 bajas y tomaron más de 10.000 prisioneros. Fue una de las batallas más sangrientas de la historia, comparables a las contempotáneas de las guerras mundiales.

Roma se negó a rendirse o a negociar un armisticio y volvió al reclutamiento de nuevas tropas para continuar la guerra.
Dos años después, las ciudades griegas de Sicilia se rebelaron contra el control político romano y el rey de Macedonia, Filipo V, firmó en 215 a.C. una alianza con Aníbal, provocando la Primera Guerra Macedónica. Además, Aníbal forjó una alianza con el nuevo rey de Siracusa, Jerónimo.


-------------------------------------------------------------------------------

Los númidas se caracterizaban por no utilizar monturas sobre caballos árabes pequeños y ágiles; su estrategia de ataque consistía en galopar contra el enemigo, descargar sus jabalinas o venablos y replegarse para realizar nuevas oleadas.

"Los dioses no han concedido al mismo hombre todos sus dones; sabes vencer, Aníbal, pero no sabes aprovecharte de la victoria" ("non omnia eidem di dedere; vincere scis, Hannibal, victoria uti nescis".)
Maharbal - Comandante númido de Caballería cartaginés


En el año 215 a.C. en Cumas desistió Aníbal de asediar la ciudad,. Finalmente recibió refuerzos de Cartago, entre ellos 40 elefantes.

El ejército cartaginés en Hispania, comandado por Asdrúbal, fue derrotado en la batalla de Baecula (puerto de Santo Tomé, en Jaén, sobre el Guadalquivir), por los romanos de Publio Cornelio Escipión. 
Asdrúbal reunió los ejércitos y se dirigió a Italia siguiendo el camino de Aníbal, y reclutando galos a su paso.
En Italia, cuando se dirigía a unir su ejército con el de Aníbal fue derrotado en la batalla de Metauro (207 a.C.). Asdrúbal murió luchando contra una cohorte romana a la que se abalanzó como para suicidarse. Fue decapitado, y su cabeza en una alforja fue arrojada en el campamento de Aníbal (contrastando con las entregas de los cuerpos de cónsules romanos caídos en batalla que ofrecía Aníbal).


Fracasando en el intento de atraer a su causa a los pueblos itálicos sometidos por Roma, el ejército de Aníbal quedó aislado e inmovilizado en la Italia meridional durante varios años, situación que aprovecharon los romanos para contraatacar.

Con la plata de las minas de Cartagena pagaron los cartagineses a sus mercenarios, y, cuando por la toma de esta ciudad en 209 a.C. Cartago perdió estos tesoros, Aníbal ya no fue capaz de resistir a los romanos, de manera que la toma de Cartagena decidió también la guerra de Aníbal.
Fontes Hispaniae Antiquae - Adolf Schulten (1870 - 1960) - Arqueólogo, historiador y filólogo alemán.

Publio Cornelio Escipión participó en la Segunda Guerra Púnica dirigiendo las tropas romanas derrotadas por Aníbal en Marsella, Tesino y Trebia. Más tarde se unió a su hermano Cneo Cornelio Escipión en Hispania y juntos consiguieron tomar Sagunto (217 a.C.) e impedir que Asdrúbal franqueara el Ebro (batalla de Hibera (215 a.C.).  
Los Escipiones murieron batallando contra los cartagineses comandados por Asdrúbal (acompañado de Magón Barca y de Asdrúbal Giscón) en la batalla del Betis Superior (212 a.C.).

El hijo de Publio Cornelio Escipión, llamado Publio Cornelio Escipión Africano el Mayor, consiguió tomar Cartagena (209 a.C:) y derrotar a los cartagineses en Bailén y Alcalá del Río, haciéndose dueño de Andalucía. Allí fundó la ciudad de Itálica (Sevilla) para asentamiento de sus veteranos

La Batalla de Ilipa fue un enfrentamiento militar que tuvo lugar en la primavera del año 206 a.C. entre los ejércitos romano y cartaginés. Los primeros estaban dirigidos por el general romano Publio Cornelio Escipión Africano, mientras que los segundos lo fueron por Asdrúbal Giscón y Magón Barca. El resultado fue una de las más importantes derrotas de los cartagineses en terreno hispano. 
Esta batalla fue decisiva en la retirada cartaginesa durante la conquista romana de Hispania.

Tras expulsar a los cartagineses de la península Ibérica, el general romano Publio Cornelio Escipión desembarcó cerca de Cartago (203 a.C.), obligando a Aníbal a regresar a Africa, donde fue vencido en la Batalla de Zama, en el 202 a.C.
A consecuencia de esta derrota, Cartago se vio obligada a firmar una paz humillante, que puso fin al sueño cartaginés de crear un gran imperio en el Mediterráneo occidental.

Con todo, Aníbal, elegido senador cartaginés para los años 197 y 196 a.C., intentó reconstruir el poderío militar cartaginés. Perseguido por los romanos, se refugió en la corte de Antíoco III de Siria, a quien indujo a enfrentarse con Roma, mientras él negociaba una alianza con Filipo V de Macedonia. 



Gladius Hispaniensis

 Gladius Hispaniensis o "espada española". Fue en la Segunda Guerra Púnica cuando los romanos tuvieron que vérselas con esta formidable espada que portaban los infantes hispanos de Aníbal.
De la espada española se afirma que ninguna otra arma ha matado más hombres a lo largo de la historia hasta la llegada de las armas de fuego. La espada española causó más muertes en sus 400 años de historia que todas las armas juntas en todas las guerras durante la Edad Media. Las legiones romanas adoptaron esta espada.




Tercera Guerra Púnica
(149 a.C. - 147 a.C.)

Publio Cornelio Escipión Emiliano Africano el Menor (185 a.C. - 129 a.C.). Era hijo de Paulo Emilio, el vencedor de la Tercera Guerra de Macedonia (171 a.C. - 168 a.C.), pero fue adoptado por el hijo mayor de Publio Cornelio Escipión Africano el Mayor.
Cuando Roma incitó al rey de Numidia contra los cartagineses, comenzó la Tercera Guerra Púnica (149 a.C.-146 a.C.).


Escipión fue nombrado cónsul y puesto al mando del ejército romano (147 a.C,). Desembarcó en Africa, conquistó la capital y la destruyó para siempre, reduciendo a sus habitantes a la esclavitud y convirtiendo su territorio (la actual Túnez) en provincia romana.(146 a.C.).
Los romanos masacraron a la población, saquearon sus hogares, destruyeron sus edificios y templos, y sembraron sal en sus tierras para que nada volviera a crecer en Cartago.

Publio Cornelio Escipión Emiliano Africano el Menor fue censor y cónsul (134 a.C.). Ante la persistente rebelión de la ciudad hispana de Numancia (desde el 154 a.C.), consiguió tomarla con un formidable ejército, matando y esclavizando a sus habitantes (133 a.C.).
A raíz de las victorias romanas sobre los sirios en las Termópilas (191 a.C.) y en Magnesia (189 a.C.), Aníbal de Siria pasó a Bitinia, donde decidió quitarse la vida el año 183 a.C., para evitar que el rey Prusias lo entregase a Roma y ante la imposibilidad de encontrar un refugio en el que pudiera sentirse seguro.


Se afirma que una noche este rey reunió a cenar a Escipión y Aníbal, y dirigiéndose a éste último preguntó que según su criterio quienes habían sido los mejores generales de la historia:
Aníbal: El primero Alejandro Magno, el segundo Pirro y el tercero, yo.
Escipión: Eso sería si yo no te hubiera vencido.
Aníbal: Si tu no me hubieras vencido, yo sería el primero.
--------------------------------------------------------------------------



Mitríades VI 
(132 a.C. - 63 a.C.)

Mitríades fue uno de los más grandes enemigos de Roma.
Cuando su padre fue asesinado en 120 a. C., envenenado en un banquete, abandonó el reino, dejando el gobierno a su madre, Laodice VI, y a su hermano menor, Mitrídates Chrestus.

Mitrídates volvió a Ponto entre 116 y 113 a. C., depuso a su madre y a su hermano, y los puso en prisión, donde posiblemente murieron. Poco después se casó con su joven hermana de dieciséis años, Laodice del Ponto.

El oriente de Bitinia (provincia romana al sur del mar Negro) fue conquistado por Mitríades VI, que ordenó la matanza de los ciudadanos romanos que ahí vivían. Provocó la matanza de 80.000 ciudadanos, hombres, mujeres y niños. Roma reaccionó enviando a Lucio Cornelio Sila que regresó apresuradamente a Roma que se encontraba en una guerra civil. (Capítulo VI- El Imperio Romano - Guerras Civiles).

El Imperio Persa había sobrevivido después de la derrota de Gaugamela (Capítulo IV - Helenismo - Alejandro Magno) y el pueblo iraní en su mayoría, bajo el dominio seléucida, continuó profesando el zoroastrismo como religión, aunque con un tono griego. Mitra era el dios-sol,

Mitríades I ocupó el trono de Partia (Persia, hoy Irán) en 171 a.C., debido a que los persas tenían cierta independencia de los turcos seléucidas, y la Provincia de Media se declaró independiente, al morir Antíoco IV bajo el gobierno de Mitríades (don de Mitra, el dios-sol). La religión zoroastrista resurgió, pero con una gran influencia del helenismo.

El imperio terminó cuando Lúculo (69 a.C.) y finalmente Pompeyo (66 a.C.) tomaron para Roma el Imperio Seléucida y los romanos marcharon sobre Partia.

Los partos poseían una caballería pesada, con los catafractos, con la diferencia que los jinetes persas disparaban flechas por sobre sus hombros al retirarse después de sus sorpresivos ataques. 
En el año 63 a.C.,Mitríades huyó a Panticapaeum, donde fue forzado por su hijo a suicidarse.



Guerras Civiles
 

En los comienzos de la República la base de la economía romana era la agricultura, las tierras eran de propiedad de los patricios que controlaban la totalidad del senado. Al extender Roma su dominio sobre Italia y otras regiones, el comercio se realizó con productos agrícolas de menor precio (especialmente del norte africano). Con la competencia de los productos de las provincias disminuyó la clase campesina y se crearon latifundios trabajados por un número creciente de esclavos.

Los campesinos emigraron a Roma y a otras ciudades, conformando una base proletaria que seguían a los políticos y que contribuían a ampliar las diferencias sociales, y la división en el senado romano.

Con la política de realizar cada vez más guerras de conquista, la cantidad de esclavos aumentó considerablemente, llegando a producirse en el siglo I a.C. una importante sublevación.

Los populares se correspondían con reformistas que proponían expandir la ciudadanía romana y democratizar las instituciones convocando a Asambleas. Los optimates, conservadores, constituían la fracción aristocrática del senado.

El conflicto se inició cuando Mario (Cayo Mario), combatiendo en Africa, acusó al general Metelo (Quinto Cecilio Metelo) de demorar innecesariamente la guerra que Roma mantenía en Numidia para beneficio propio.  
Mario pertenecía al partido populista, y en el año 107 a.C. fue elegido cónsul, postulándose para ir a Numidia a terminar con la guerra, pero el senado no le dio legiones, por lo que Mario reclutó voluntarios entre los populares, logrando reunir un ejército con el que se presentó en Numidia.
Mario llevó como subalterno a Sila (Lucio Cornelio Sila), del partido de los optimates. Estos generales derrotaron a Yugurta, el rey de numidios, que se rindió a Sila. Los conservadores desprestigiaron a Mario en beneficio de Sila, lo que originó una enemistad entre estos generales.

En el rechazo de los romanos a una invasión de cimbrios y teutones, Mario y Sila combatieron juntos, pero su rivalidad fue en aumento..
El año 90 a.C. los italianos reclamaron la ciudadanía romana, que no les fue concedida, por lo que formaron una república independiente a la que llamaron Italia. El senado envió a Sila contra los italianos y los derrotó en  la batalla de Isernia. En el transcurso de esta guerra, con reticencia el senado dictó leyes otorgando la ciudadanía romana a los italianos.

Enfrentados en el senado los optimates y populares (Sila y Cayo Mario), compitieron por liderar la guerra contra Mitrídates VIrrey del Ponto, que había invadido la provincia romana de Asia y asesinado a miles de romanos.
Sila obtuvo el respaldo del Senado para liderar la guerra, pero los populares anularon esta decisión recurriendo directamente a la decisión de la Asamblea popular, otorgando el mando a Mario
Había dos generales con una misma misión.

Sila fue sobre Roma con sus legiones, por lo que Mario se retiró prudentemente. Con el regreso a oriente de Sila, 
un cónsul electo popular, Lucio Cornelio Cinna, propició el retorno de Mario a Roma. 
Mario y Cinna fueron elegidos cónsules y se produjo una sangrienta represión contra los optimates.
Mario murió unos días después de retomar el poder.
Sila en oriente firmó una ventajosa paz para Roma, el Tratado de Dárdanos y regresó a Roma donde se proclamó dictador en el 81 a.C., derrotando a los populares y reformando la constitución republicana. 


Sila venció a los populares en tres grandes batallas: Sobre el ejército de Cayo Norbano Balbo (83 a.C.) en el monte Tifata;  sobre Mario el Joven en Sacriportus,  y en la batalla de Porta Collina, en los muros de Roma.

En esta última batalla se rindieron 12.000 romanos populares, que fueron llevados al Campo de Marte, contiguo al Senado, donde fueron muchos los ejecutados. Sus gritos aterraban a los senadores, entonces Sila sonrió y exclamó:

·No hay de qué preocuparse, sólo se están cumpliendo mis órdenes".

Sila mantenía listados de partidarios de Mario a quienes expropiaba sus bienes., y estas posesiones fueron adquiridas por sus partidarios, especialmente por Craso (Marco Licinio Craso), que se enriqueció extremadamente.
Sin escrúpulos, Craso incluyó en las listas de eventuales ejecuciones que llevaba Sila el nombre de un acaudalado sin relación con los populares, por lo que Sila excluyó a Craso de comprar más bienes.

  

Marco Tulio Cicerón
(106 a.C. - 42 a.C.)

En el 74 a.C. fue elegido miembro del Senado. Apoyado por los patricios en su candidatura al consulado en el 64 a.C. frente a otro candidato, Lucio Sergio Catilina.
Elegido Cicerón, Catilina volvió a intentarlo al año siguiente con los mismos resultados. Entonces, organizó una conspiración para derribar el gobierno. Cicerón controló la situación, detuvo y ejecutó a varios de los partidarios de Catilina y a éste lo expulsó del Senado con violentas arengas conocidas como Catilinarias.

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

Cicerón

Preferiría la paz más injusta a la más justa de las guerras.
Cicerón

La fuerza es el derecho de las bestias.
Cicerón


  
 
Quinto Sertorio
(122 a.C. - 72 a.C.)

Los partidarios de Mario eran especialmente fuertes en Hispania, que bajo el gobierno del General Sertorio (Quinto Sertorio), sobrino de Cayo Mario, establecieron la independencia de Hispania (80 a.C.). Roma envió legiones al mando de Quinto Cecilio Metelo Pío en el 79 a.C., que fueron derrotadas por Sertorio.

Un gran ejército, de 30.000 legionarios, al mando de Cneo Pompeyo Magno fue enviado a Hispania, donde enfrentando a Sertorio sufrió enormes pérdidas. Los ejércitos de Metelo y Pompeyo se recuperaron, derrotando a tropas de Sertorio cerca de Valencia.

Pompeyo fundó Pompeia (Pamplona - Iruña en euskera) en el 74 a.C, sobre una aldea vasca. Ese año Pompeyo disponía de 45.000 hombres en su ejército gracias a los refuerzos que recibió desde Roma, mientras que Sertorio tenía cerca de 20.000 y además veía menguar sus fuerzas, más por las deserciones que por las bajas en combate.

Marco Perpenna, traicionando a Sertorio participó de su asesinato y asumió el gobierno. Como sucesor de Sertorio, poco después fue derrotado en combate al presentarle batalla a Pompeyo, cayó prisionero en el lance y fue ejecutado poco después por orden directa de Pompeyo.

En el asedio de Pompeyo a Calagurris (Calahorra - La Rioja), los sertorianos más radicales llegaron a la antropofagia antes de rendirse a las tropas pompeyanas. La mayoría de los prófugos sertorianos huyeron a Mauritania o se unieron a los piratas cilicios.


 
  
La rebelión de los esclavos - Espartaco
(72 a.C. - 71 a.C.)

 Al no ser ciudadano romano (Espartaco era un militar Tracio), una vez capturado fue reducido a la esclavitud. Fue destinado con su hermano a trabajos forzados en unas canteras de yeso, pero gracias a su fuerza física fue comprado por un mercader para la escuela de gladiadores de Capua.
En el año 73 a. C., Espartaco escapó de la escuela con 74 hombres, saqueando en su camino una caravana que transportaba armas. Suficientemente armados, se instalaron en las laderas del Vesubio, donde otros esclavos de la región fueron uniéndose al grupo. 
Espartaco y sus hombres asolaban en la región, repartiendo equitativamente los botines conseguidos.

Los romanos enviaron una brigada para apresarlos, pero fue derrotada, y los sublevados se apropiaron de armaduras. A Continuación, los romanos enviaron 3.000 legionarios al mando de Cayo Claudio Glabro, que establecieron un campamento en una escarpada ladera del Vesubio.

Los hombres de Espartaco atacaron el campamento romano, descendiendo por la ladera mediante cuerdas y sorprendiendo a los legionarios, copando el campamento y consiguiendo más pertrechos militares.
El movimiento se extendiendo a todo el sur italiano, donde los de Espartaco masacraban a sus antiguos opresores. Para detenerlos se organizó un ejército.

Espartaco llegó a tener 70.000 hombres, organizando la caballería. La idea de Espartaco era salir de Italia hacia la libertad con sus hombres, hacia regiones aún no conquistadas por Roma, como Germania.
Esto debía efectuarse rápidamente, ya que Roma podía reclutar muchos legionarios, conscriptos locales y de sus estados aliados o dominados.

Los romanos a su vez, presagiaban que el levantamiento se podría extender a otros lugares del Mediterráneo, haciendo peligrar la existencia de Roma.
Espartaco se dirigió hacia el norte, y los romanos enviaron en su persecución los ejércitos de sus cónsules, Léntulo y Gelio.

Crixo, uno de los esclavos que había combativo desde el primer momento junto a Espartaco, se separó con 20.000 hombres galos y germanos, intentando llegar a la frontera de la República, pero fueron interceptados en Apulia por tropas de Gelio y fueron aniquilados.
Espartaco desde los Apeninos derrotó sucesivas veces a las legiones, y muchos esclavos fugitivos adhirieron a su ejército, llegando a tener 120.000 hombres.

Este ejército se acercaba a los Alpes, y el gobernador de la Galia Cisalpina, el cónsul Casio Longino, esperó a los insurgentes en la ciudad de Módena, en el valle del Po.
Espartaco y sus hombres lo derrotaron, pero en lugar de cruzar los Alpes hacia la libertad, regresó para atacar a Roma. Esto sucedió porque Espartaco era militar, y como muchos en la historia, pretendió ganar todas sus batallas.


Espartaco, como Aníbal, sabía que no podría con las murallas romanas, y se instaló a la espera de una nueva batalla. 
El senado había otorgado a Marco Licinio Craso el mando de diez legiones para enfrentar a Espartaco, que provocaron la huida de algunos legionarios. Craso castigó severamente esta deserción, condenando a muerte a golpes a los desertores.
Espartaco y sus hombres llegaron hasta Calabria, negociando con los piratas de Cilicia (en Asia Menor) para transportarlos a Sicilia, pero los piratas, sobornados por los romanos traicionaron a Espartaco.

Craso se fortificó impidiendo el paso del ejército y rodeó al ejército de Espartaco, encerrándolo con un foso y una valla de 4.5 metros de altura. Espartaco utilizó la estratagema que años antes había pergeñado Aníbal, de noche colocó antorchas en los cuernos del ganado arreando los animales sobre la valla, distrayendo a las legiones mientras superaba la valla en otro frente.
Los de Espartaco finalmente fueron rodeados por legiones romanas: Cneo Pompeyo, por el noroeste (llegado desde Hispania), Craso por el suroeste y Lúculo por el este.
En total, 20 legiones. Los galos y los germanos se separaron de Espartaco (unos 30.000 hombres) y fueron derrotados por Craso. Espartaco intentó conseguir un transporte para dirigirse a Iliria o a Grecia pero no lo consiguió y sólo le quedó la alternativa de enfrentarse a Craso y Pompeyo.

La batalla final se libró en Apulia (Batalla del río Silario). Cuando a Espartaco le llevaron su caballo, lo mató y dijo: "La victoria me dará bastantes caballos de entre los enemigos, y si soy derrotado, ya no lo necesitaré".
60.000 hombres murieron en esta batalla, y los romanos hicieron 6.000 prisioneros que fueron crucificados a lo largo de la Via Apia entre Capua y Roma, una cruz cada 10 metros, completando 72 kilómetros de cruces.

Se persiguieron y fueron muertos muchos fugitivos de la batalla, y no se supo si Espartaco murió entre estos o en el río Silario, porque desapareció.

Entre los legionarios de Craso, combatió Julio César. Si bien Craso había combatido eficazmente contra el ejército esclavo, Pompeyo llegó primero a Roma y se adjudicó la victoria, comenzando su rivalidad con Craso.



Marco Licinio Craso
(115 a.C. - 53 a.C:)

Craso pactó secretamente lo que se llamó el primer trunvirato. Astutamente se asoció con Cneo Pompeyo Magno, el general victorioso en Hispania, y con Cayo Julio César, patricio descendiente de los fundadores de Roma (de la gens Julia). Posiblemente la alianza se formó por mediación de Julio César, estableciendo que sería nombrado cónsul, para persuadir a los senadores que entregaran tierras a los legionarios de Pompeyo y a disminuir los impuestos a Craso. Los senadores se negaban a establecer ambas concesiones, pero fueron atacados por esbirros de Julio César y disuadidos para aprobar por unanimidad las leyes, que además permitieron enriquecerse al Primer Triunvirato.
Este sistema de utilizar métodos violentos para conseguir objetivos políticos fue utilizado muchas veces. En Italia permitió establecer un régimen fascista a Benito Mussolini. 
Julio César casó a su hija adolescente Julia con Pompeyo.
Se repartieron para gobernar territorios republicanos: A Pompeyo Hispania y Africa, A Julio César las Galias y a Marco Craso el oriente (Siria).
La inmensa fortuna que había acumulado Craso fue legendaria. Su nombre perduró por muchos años y se pronunció "Más rico que Craso" y otras expresiones similares para señalar a una persona de mucha fortuna.
Su ambición desmedida lo llevó a intentar gloria militar, a la vez que incrementar aún más su fortuna saqueando ciudades y templos orientales. 
En el año 54 a.C., saqueó el templo de Jerusalén.
En el año 53 a. C. el ejército de Craso, de alrededor de 50.000 hombres, la mayoría legionarios, fue  destrozado en la Batalla de Carras. Más de 20.000 romanos murieron y unos 10.000 fueron hechos prisioneros.
Fue prácticamente obligado por sus tropas a negociar con el general parto, pero en la conferencia fue apresado y en atención a su codicia, obligado a beber oro líquido.
Fue tan evidente que Craso cometió un desafortunado error al pretender conquistar apresuradamente Partia, para emular a Julio César. Su nombre permaneció hasta la actualidad indicando una equivocación grave e indisculpable, un craso error (crassus errare). 
Crassus también es sinónimo de obeso.

Según el libro Guinnes de los records Alejandro Magno fue el segundo hombre más rico de la antigüedad solo por detrás de Marco Licinio Craso. Este eminente romano llegó a amasar una fortuna de más de 170 millones de sestercios, lo que equivale a unos 900.000 millones de euros.



Julio César 
(100 a.C. - 44 a.C.)

Sobrino de Cayo Mario, fue educado en convicciones populares, por lo que fue perseguido por los sicarios de Sila, pero la intervención de su familia materna impidió su ejecución.
Se distinguió combatiendo en la batalla de Mitilene, en la isla de Lesbos en Asia Menor.
En un viaje de estudios a Rodas, fue secuestrado por piratas. que exigieron un rescate de 20 talentos de oro (unos 520 kg) por su rescate. César los desafió a pedir 50 talentos de oro. Durante su cautiverio se ocupó de instruir a los piratas, tratándolos de bárbaros e incultos, y advirtiéndoles que su osadía sería severamente castigada. Estando en libertad, organizó una expedición desde Mileto que capturó a los piratas. conduciéndolos a la prisión de Pérgamo.
El gobernante de Asia delegó en Julio César el castigo. Julio César los crucificó.


Las mujeres tenían un gran ascendiente en la sociedad romana, las cortesanas amenizaban las fiestas de los patricios romanos.


En el 62 a.C. murió Quinto Cecilio Metelo Pío, Pontifex Maximus designado durante la dictadura de Sila, y, en las elecciones celebradas para sustituirle, venció Julio César.
Después de la muerte de Cornelia, su primer mujer (68 a.C.), Julio César se había casado con Pompeya, nieta de Sila. Como esposa del Pontifex Maximus y una de las mujeres más importantes de Roma, Pompeya era responsable de la organización de los ritos de la Bona Dea (diosa Maia, de donde proviene el nombre del mes mayo), un ritual romano exclusivamente femenino.
Durante las celebraciones del año 62 a. C., Publio Clodio consiguió entrar en la casa de Pompeya disfrazado de mujer, intentando seducir a Pompeya. En respuesta a este sacrilegio, del cual ella probablemente Pompeya no participó, recibió una orden de divorcio. Pompeya no era culpable, pero César declaró en público que él no la consideraba responsable, diciendo:
La mujer de César no sólo debe ser honrada; además debe parecerlo.
Plutarco.

Clodio fue perdonado por voluntad del pueblo, ya que nada había sido probado y el propio César no quiso declarar contra él.


Julio César gustaba tanto de hombres como de mujeres, y sus enemigos políticos solían decir de él que “Era el hombre de toda mujer y la mujer de todo hombre.”

La amante más importante y favorita de Julio César fue Servilia, madre de Marco Junio Bruto, uno de los asesinos de César. En la reunión del Senado en la que se discutía la conspiración de Catilina, Servilia le mandó una lasciva carta de amor. César trató de leer el mensaje discretamente pero Catón lo vio y lo acusó de estar involucrado en la conspiración y de haber recibido una carta de Catilina o de sus partidarios. César afirmó que el mensaje era de una amante pero Catón no le creyó. Entonces, César le entregó amablemente la carta. Desgraciadamente para Catón, César tenía razón. Catón, furioso y avergonzado tras la lectura de la carta (Servilia era la esposa de un senador presente en la reunión), se la arrojó a César gritándole "Toma, borracho". Así fue como salió a la luz la relación de Servilia con César.

En el 65 a.C. Julio César fue enviado a Hispania, donde se destacó como un formidable guerrero, lo que causó una empatía afectiva entre los legionarios que perduraría en todas las acciones militares que emprendió Julio César.

Regresando a Roma, con sus excelentes cualidades de orador, con el apoyo financiero de Craso y con el apoyo político de su yerno Pompeyo logró ser nombrado cónsul, formando entre los tres una alianza que se denominó el Primer Triunvirato.

Pompeyo, Craso y Julio César consiguieron ser gobernadores en el imperio por cinco años, y a Julio César le otorgaron Hispania y las Galias, como procónsul.  César ambicionaba las Galias, porque de allí podría obtener tesoros y esclavos, para devolver el dinero que había conseguido para lograr su ascenso político

En el 58 a.C. emprendió una campaña reduciendo a los helvéticos, pueblo que había emigrado hacia la República. Difícilmente pudo combatirlos y casi exterminarlos. Derrotados, los helvéticos huyeron.
También derrotó a una confederación belga, en el 47 a.C. a los nervios y en el 56 a.C. a los galos vénetos.

Arovisto ers el líder de los suevos y de otros pueblos germánicos, Ariovisto, se había afincado en Alsacia y pretendía someter a todos los pueblos de las Galias, pero fue detenido por Julio César.
Todos los pueblos de la antigüedad consultaban adivinos o hechiceros antes de las batallas. Entre los bárbaros de Ariovisto, las sacerdotisas habían predicho no entrar en combate antes de la luna nueva.
Esto fue decisivo, porque los informantes de Julio César le informaron de este presagio, por lo que Julio César atacó antes de la luna nueva, derrotando las tropas de Arovisto expulsándolos de la Galia y fijando como frontera el Rin en el 58 a.C.


Julio César escribió Comentarios De La Guerra De Las Galias (De Bello Gallico en latín) sin revelar su identidad. La obra fue redactada en siete libros durante los años 58 al 52 a.C., tiempo que duraron las campañas. Los escritos fueron llegando a Roma a razón de un libro por año. y fueron aumentando la popularidad de Julio César entre los romanos, que lo consideraron un héroe, Convirtió a toda la Galia (actualmente Francia, Bélgica y Países Bajos) en una provincia romana.

Desembarcó dos veces en Britania, derrotando a los nativos y a galos exiliados, y cruzó dos vedes el Rin para persuadir a los germanos del poder de sus legiones. Construyó puentes sobre este caudaloso río para el paso de sus tropas, puentes que desarmó para evitar que puedan ser utilizados por los germanos, que sólo podían cruzar este río estando congelado y que crecían de la ingeniería romana para instalar un nuevo puente.



Vercingétorix
(80 a.C. - 46 a.C.)

  
Estatua de Vercingétorix en Clermont Ferrand

La mejor información que se conoce sobre la guerra de Roma en la Galia se obtiene de los Comentarios de la Guerra de las Galias, escrita por el propio Julio César para el Senado romano.

En el 54 a.C. Julio César regresó a las Galias, aplicando una violenta política., aplicando castigos terribles contra insurgentes y especialmente contra los carnutos (ubicados en el centro de la Galia, centro político y religioso de las naciones galas). En el bosque de los carnutos se reunieron las tribus galas, donde la mayoría rompieron alianzas anteriores con Roma y se declararon hostiles a la República, y proclamaron Jefe Supremo a Vercingétorix

 .
El año 53 a. C. los carnutes de Cénabo masacraron a todos los mercaderes romanos presentes en la ciudad así como a uno de los oficiales de César
Durante el asedio de la ciudad de Gergovia (53 a.C.), se enfrentaron los galos comandados por Vercingétorixs y las legiones de Julio César, con derrota romana.. Gergovia se encontraba cerca de la actual Clermont-Ferrand.

  
Para enfrentarse al poderoso ejército romano, Vercingétorix adoptó la táctica militar de la tierra asolada,. Los galos destruyeron sus cultivos y sus lugares de acopio, eliminaron el ganado que no llevaban con ellos y todo lo aprovechable  para que Julio César tuviera problemas logísticos, además de practicar una eficiente guerra de guerrillas, concentrando tropas galas en sitios de difícil acceso, con el objeto de dividir las legiones

Vecingétorixs se acuarteló en la ciudad de Alesia (cerca de Dijon) donde fue asediado. Los legionarios construyeron dos líneas de fortificaciones alrededor de esta ciudad, y se encerraron entre las dos líneas. La primer línea para evitar la salida de los galos de Alesia, y la segunda para evitar que recibieran refuerzos galos.

Los sitiados no disponían de suficientes provisiones para alimentarse, por lo que Vecingétorixs expulsó de la fortaleza a las mujeres y niños alsacianos y a todo aquel que no pudiera combatir, en la idea que Julio César los esclavizara y alimentara. Julio César los ignoró, por lo que murieron de hambre entre los dos frentes.
Cuando llegaron hasta los legionarios los refuerzos galos del exterior fueron contenidos, En Alesia, Vercingetórix fue testigo de la derrota del ejército exterior. Enfrentándose tanto al hambre como a la moral. Vercingétorix, reunió a los jefes galos para tomar la decisión de rendirse.
El propio Vercingétorix fue en persona al campamento romano donde entregó a Julio César sus armas de guerra y su caballo, en reconocimiento de su derrota y sumisión hacia Roma.


Vercingétorix permaneció cinco años cautivo en Roma, en una celda de plata, hasta el año 46 a.C, en que formó parte del cortejo triunfal de César, siendo inmediatamente ejecutado. Con su muerte se dio por concluida la conquista romana de la Galia.

---------------------------------------------------------------------------------------

Julia, la mujer de Pompeyo, hija de Julio César, murió en un parto, y Craso y su hijo habían muerto en la expedición a Partia, por lo que políticamente Julio César estaba desahuciado.
Pompeyo se casó con Cornelia (viuda del hijo de Craso), lo que fue ponderado por el aristocrático senado, que nombró como único cónsul a Pompeyo, relegando y conspirando contra Julio César.

En el 49 a.C. ​ César recibió la noticia de la concesión de los poderes excepcionales a Pompeyo, y avanzó hasta el Rubicón, que el Senado había fijado como límite para las legiones. Numerosas fuentes indican que al pasar el Rubicón (un pequeño arroyo más que un río), Julio César, pronunció:

"alea jacta es" (la suerte está echada), perpetuando esta frase.
Julio César
 

Al cruzar el Rubicón con sus tropas, Julio César violó una prohibición romana (ningún general podía entrar con su Ejército en Italia)
Cruzando la frontera de Italia se convirtió en proscrito oficialmente, enemigo de la res pública.

César repartió entre sus tropas el botín tomado en las Galias, asignó tierras en las colonias conquistadas y distribuyó gran cantidad de alimentos entre los ciudadanos y entre la plebe romana, rebajó los alquileres y tomó otras medidas populares.

Julio César comprendió que para tener el control total de la República debía enfrentarse con los ejércitos de Pompeyo,

Tras pasar el Rubicón César inició una guerra civil de tres años (49 a.C. - 46 a.C.) en la que resultó victorioso: conquistó primero Roma e Italia; luego invadió Hispania; y finalmente se dirigió a Oriente, en donde se había refugiado Pompeyo.
Como dictador. Julio César se dirigió con sus legiones a Hispania, para eliminar las tropas de Pompeyo, afianzando su poder en el occidente republicano.
César se midió contra sus enemigos en la Batalla de Ilerda, (49 a.C.) cerca de la actual Lérida, donde los derrotó definitivamente.

Cicerón aceptó gobernar la provincia romana de Cilicia como procónsul.
En el 50 a.C. se unió a Pompeyo, que se había convertido en el mayor enemigo de Julio César. Cuando César derrotó a Pompeyo, en el 48 a.C.,Cicerón aceptó su amistad, aunque mientras Julio César fue dictador de Roma, vivió apartado de la vida política.

   


Farsalia
(48 a.C)

En Roma prevalecía la anarquía: César ordenó el senado y se dirigió a Grecia, para combatir con Pompeyo por la instalación de un gobierno.
En el 49 a.C. Julio César fue derrotado en la batalla de Dirraquim, victoria que no fue aprovechada por Pompeyo, dando oportunidad a Julio César de reorganizarse, porque no había sufrido grandes pérdidas.
Pompeyo, con el respaldo del senado, tenía más legiones, aunque estas fuerzas republicanas no eran tan aguerridas como las legiones del popular Julio César. Pompeyo además tenía una flota de 600 barcos para impedir que nuevas legiones se sumaran a las de César, bloqueando los puertos del Adriático. 

Marco Antonio, el principal lugarteniente de Julio César, consiguió romper este bloqueo y llegó a Grecia con 20.000 hombres para el ejército popular.

Se libró la decisiva batalla de Farsalia, donde Pompeyo, con 100.000 hombres, fue derrotado ampliamente por las tropas de Julio César, con unos 75.000 soldados. Los vencidos huyeron. Pompeyo llegó a Egipto y otros generales al norte de Africa.
La batalla de Farsalia es considerada decisiva para el fin de la República y el inicio del Imperio romano.

Persiguiendo a Pompeyo, Julio César se dirigió a Egipto, que se encontraba en plena guerra civil. Los gobernantes, hijos del faraón eran: Cleopatra VII, de 18 años y su hermano y esposo Ptolomeo XIII, de 10 años.
Ptolomeo XIII se hizo del trono, enviando a su hermana y esposa a exiliarse a Siria, desde donde pretendía recobrar su trono.
Cuando Julio César llegó a Alejandría con 4.000 legionarios, utilizó el legado del faraón, que había establecido que Roma debía ejercer el gobierno como tutor de sus hijos Cleopatra y Ptolomeo, que eran menores.

Aquilas comandaba los ejércitos egipcios, y aconsejó a Ptolomeo asesinar a Pompeyo a su llegada a Egipto. Arsinoe IV, hermana de Cleopatra y de Ptolomeo, dio la orden de asesinar a Pompeyo a Potino, eunuco del rey Ptolomeo.
Ptolomeo fue ultimado cuando se dirigió a la costa y a la vista de su esposa Cornelia, desde un trirreme. La cabeza de Pompeyo fue enviada a Julio César, que lamentando su muerte castigó a sus asesinos, enviando a matar a Potino.
   


Cleopatra 
(69 a.C - 30 a.C.)

Arsínoe IV, fue nombrada faraón y comandó las fuerzas egipcias que se opusieron a las de Julio César, aliado de Cleopatra.
Los egipcios debían evitar que Julio César recibiera más tropas y provisiones. Las legiones romanas atacaron por sorpresa el puerto de Alejandría, incendiando la flota egipcia.
El fuego se extendió hasta el Serapeo, el anexo de la biblioteca de Alejandría (Capítulo IV- Las Religiones - La Biblioteca de Alejandría) y permitió a los romanos tomar el Faro.
Arsinoe reemplazó a Aquilas (a quien mandó asesinar) para colocar al frente del ejército egipcio a su general Ganímedes, que ordenó la derivación de agua de mar a los acueductos de Alejandría, dejando a los romanos sin agua potable. Julio César ordenó a los legionarios cavar pozos en busca de agua.

Cleopatra decidió encontrarse con Julio César. Era una atractiva mujer de 19 años, y debía evitar ser identificada, ya que su esposo y hermano había dictado una sentencia de muerte contra ella.
Cleopatra ordenó a sus sirvientes que la envolvieran dentro de una alfombra que se envió como regalo al palacio. Después de ingresar a la recámara de Julio César, se desenrolló la alfombra, donde se desplegó su figura impactando al dictador, que quedó prendado de sus encantos y de su capacidad intelectualCleopatra era una mujer muy culta, conocedora de nueve idiomas, interesada por la astronomía y amante de los libros que llenaban la Biblioteca de Alejandría.

La actriz Elizabeth Taylor en "Cleopatra" coproducción cinematográfica de 1963
  
En el año 47 a.C. llegaron refuerzos: veteranos de la XXXVII legión que habían combatido con Pompeyo y que se habían rendido a Julio César.
Poco tiempo después se produce la batalla del Nilo, donde las legiones de Julio César derrotan al ejército egipcio, Ptolomeo XIII muere ahogado (?) y Arsinoe IV es capturada y enviada a Roma.
Julio César y Cleopatra tuvieron un hijo llamado Cesarión o Ptolomeo XV.
Cleopatra fue proclamada reina absoluta de Egipto (incluido Chipre) y César la obligó a casarse con su hermano menor, de tan solo 12 años, Ptolomeo XIV.

Julio César, habiendo ordenado Egipto, venció al rey del Ponto, Pharnaces, en el 47 a.C. en la Batalla de Zela, donde pronunció la célebre sentencia:

Veni, vidi, vici (llegué, ví y vencí)
Julio César

En el 45 a.C. desembarcó en Cádiz, y en las batallas de Munda y Lérida venció a los hijos de Pompeyo y reconquistó Hispania. Aclamado por los nativos y por todo el imperio, César apoyó la colonización de nuevas regiones en la península ibérica y un ambicioso plan de obras públicas en la región.

En Roma fue nombrado dictador vitalicio (dictator perpetuus), pontífice máximo, jefe supremo del ejército y emperador con derecho de transmisión hereditaria (su único hijo era Cesarión), aunque rechazó la corona real que le ofreció Marco Antonio.
Realizó muchas reformas, estableciendo en 900 el número de senadores, nombrando muchos senadores partidarios. 


Los gobernantes autocráticos, intentan siempre incrementar el número de legisladores y jueces partidarios para lograr mayor representación política en los cuerpos deliberantes.

Julio César reformó el calendario romano (comenzaba con la creación de Roma) que estaba desajustado después de muchos años de uso, la medición del tiempo causaba problemas en la agricultura, desfasándose las estaciones.
El origen del antiguo calendario se debió al primero de los reyes, Rómulo. El primitivo calendario tenía únicamente 10 meses, empezando en marzo y terminando en diciembre. El comienzo de los meses coincidía con la aparición de la luna nueva y su duración (la de los meses) era la del ciclo lunar: 28-29 días.
Numa Pompilio, el segundo de los reyes, añadió dos meses nuevos, que fueron colocados al final del calendario, después de diciembre.
Ianuarius: en honor a Jano, que preside el comienzo de todas las actividades.
Februarius: dedicado a Februo (Februus), dios de las ceremonias de purificación.
Con esta reforma el calendario pasó a tener un total de 355 días, pero, aún así, el calendario lunar oficial seguía desfasado con el curso de las estaciones, basado en el ciclo solar. Como solución se optó por añadir dos meses, uno de 22 y otro de 23 días, cada cuatro años. A estos meses se les denominó Mercedonios o Intercalares.

En el año 46 a.C. Julio César convocó al astrónomo de la biblioteca de Alejandría, para ser asesorado con el nuevo calendario. Se adoptó entonces un calendario solar como el egipcio. Con esta reforma, el año quedó en 365 días y 6 horas. Cada cuatro años se añadió un día más al mes de febrero (año bisiesto).

Otorgó el título de patricios a muchos ciudadanos, aumentó el número de pretores, de ediles, de cuestores y de magistrados (compartiendo con el pueblo la elección de estos magistrados).
Redujo las entregas de trigo por parte del estado, y concedió la ciudadanía a los escritores y a los médicos, para atraer más profesionales a Roma. Con medidas tributarias y desafiando la usura, redujo las deudas.
Estableció impuestos sobre mercaderías importadas y reformó el sistema monetario.
Aumentó las penas para los criminales, prohibió acceder al senado a los condenados por el delito de concusión.
Decretó leyes contra el uso de artículos u vestimentas suntuarias, prohibiendo el uso de literas, (exceptuando a los ancianos), secuestrando artículos prohibidos, y redactando otras leyes que  resistidas por la aristocracia algunas no llegaron a aplicarse.

Después del triunfo sobre Hispania organizó cuatro desfiles triunfales y espectáculos variados: combates de gladiadores, obras de teatro con actores de todas las naciones conquistadas y en distintos idiomas, y una naumaquia (representación de un combate naval), tras construir una alberca sobre el Tíber, con auténticos birremes, trirremes y cuatrirremes. La representación incluyó dos mil combatientes y cuatro mil remeros, todos prisioneros de guerra.

Desfilaron encadenados los derrotados galos (Vercingétorixs y otros), egipcios (Arsinoe IV), asiáticos (el desfile triunfal contra Farnaces II, contó con una carroza que portaba el lema "Veni, vidi, vici") y africanos.
Durante las celebraciones fue ejecutado ritualmente Vercingetórix, que había permanecido en una cárcel de plata desde su captura después de Alesia; en ese mismo desfile, se rompió el eje de su carroza y estuvo a punto de caer al suelo. El héroe francés fue víctima del escarnio del pueblo romano.
Los hijos de muchos príncipes de Asia y de Bitinia bailaron la pírrica *. 


 En el Circo se ensanchó la arena por ambos lados; abrieron alrededor un foso, que llenaron de agua, y jóvenes de la nobleza corrieron en aquel recinto cuadrigas y bigas, o saltaron en caballos adiestrados . Niños divididos en dos bandos, según la diferencia de edad, ejecutaron los juegos llamados troyanos **


* La danza pírrica tuvo el mayor desarrollo en la ciudad de Lacedemonia (Esparta), la capital de Laconia. Probablemente se deriva de los rituales organizados para celebrar las victorias de la guerra, que se llevó a cabo por los jóvenes, tanto individualmente como en grupos, con armas y armaduras, que simula las posiciones de ataque y defensa.
Las danzas de espadas, tienen un paralelismo evidente con las europeas del mismo tipo. Su realización, siempre ligada a la conmemoración o a rendición de honores, está ligada a la danza ritual donde el pueblo apoya con respeto a cada colectivo de danzantes.

** Juegos troyanos; Aquiles presidió los juegos fúnebres que se celebraron en Troya en honor a Patroclo. Las pruebas fueron la carrera de carros, el pugilato, la lucha, la carrera a pie, el combate, el lanzamiento de peso, el tiro con arco y el lanzamiento de jabalina.


Se dieron 5 días de combates de fieras, y finalmente se dio una batalla entre dos ejércitos: cada uno comprendía 500 infantes, 30 jinetes y 20 elefantes. 
El anuncio de estos espectáculos había atraído a Roma a una gran cantidad de forasteros, cuya mayor parte durmió en tiendas de campaña, en las calles y las plazas, y muchas personas, entre ellas dos senadores, fueron aplastadas o asfixiadas por la multitud.

Las celebraciones no tuvieron precedentes en sus dimensiones y duración.


-------------------------------------------------------------------------------------

Cleopatra vivió en Roma dos veces: en el años 46 a.C. y en los años 45 y 44 a.C., en la villa de Julio César y acompañada por Cesarión. 
Aunque Julio César le rindió honores como reina del país más importante aliado de Roma, los romanos odiaban a esta disoluta reina.
En el año 46 a. C.Marco Antonio se ofendió cuando César le insistió que pagara las propiedades de Pompeyo que Antonio había simulado comprar, ya que en verdad se había apropiado simplemente de ellas, por lo que se enemistaron.

La reconciliación llegó en 44 a.C., cuando Antonio fue elegido colega de César durante el quinto consulado del dictador, como parte del incipiente plan de César para conquistar el Imperio parto, dejando en Roma al nuevo y leal cónsul.

Un grupo de senadores planificó el asesinato de Julio César, posiblemente por evitar un régimen despótico que significaría el fin de la república.
Los idus eran días festivos que tenían lugar los días 15 de marzo, mayo, julio y octubre, y los días 13 del resto de los meses del año.
Como en el antiguo calendario romano, el año comenzaba en el mes de marzo, en los idus de marzo se celebraba el comienzo de un año nuevo (la primera luna nueva del mes).
En los idus de marzo del año 44 a.C., un grupo de senadores, pertenecientes a una conspiración convocaron a César al Foro para leerle una petición, con el fin de devolver el poder efectivo al Senado. Marco Antonio, que había tenido noticias difusas de la posibilidad del complot, y temiendo por la vida de Julio César, corrió al Foro e intentó parar a César en las escaleras, antes de que entrara a la reunión del Senado.

Era un sacrilegio llevar armas dentro del recinto del senado, aunque los senadores complotados portaron dagas. El senador Casca, mientras Julio César comenzaba a leer la petición, le cortó en el cuello con su daga.
César respondió clavando su punzón de escritura en el brazo de Casca, que solicitó gritando el apoyo de los senadores, que se abalanzaron sobre César que recibió 23 puñaladas.
Plutarco escribió que no dijo nada, sino que se cubrió la cabeza con la toga tras ver a Bruto entre sus agresores, aunque la versión de varios senadores, inmortalizada por Shakespeare es:

¿Et tu, Brute? (Latín), ¿Tú también, Bruto?
Shakespeare - La tragedia de Julio César
 (Capítuo XVI)

Bruto rechazó la sugerencia de Casio para acabar también con la vida de Antonio, su objetivo había sido librarse de César, mientras que eliminar a un magistrado electo legítimamente significaría un perjuicio para la causa republicana.
Cleopatra con Cesarión abandonaron inmediatamente Roma regresando a Egipto.



Marco Antonio
(83 a.C. - 30 a.C.)

Tres esclavos públicos recogieron el cadáver de Julio César que los senadores dejaron al pie de la estatua huyendo del Foro y lo llevaron a su casa. Marco Antonio presentó el cadáver de César al pueblo mientras los legionarios de XIII legión montaron una pila funeraria para cremar a su amado líder.

Siglos después Shakespeare, al escribir su famosa obra de teatro "La tragedia de Julio César" distorsiona la realidad, evocando que los discursos fúnebres de Bruto  y de Marco Antonio frente al senado y dirigidos al pueblo de Roma, fueron inmediatos al asesinato de Julio César. 

En la obra de Shakespeare se sugiere,  lo más probable, que las intervenciones ante el pueblo de Roma, pretenden: Bruto. justificar su participación en el magnicidio y Marco Antonio, defender la memoria de César y despertar la furia de los romanos en contra de los asesinos a fin de vengar al dictador.


La historia más aceptada es que Marco Antonio escapó de la ciudad vestido como un esclavo, temiendo que el asesinato de César fuera el inicio de un baño de sangre contra todos sus partidarios. Cuando comprobó que esto no sucedía, regresó a Roma y concertó una tregua con la facción de los asesinos. 

En ese momento Marco Antonio, como cónsul restante nombrado para ese año, simuló perseguir la paz y el final de la tensión política, a la vez que trataba de afianzarse como jefe del partido cesariano por encima de Lépido, cuyas tropas ocuparon el Foro el 16 de marzo. 

Tras un discurso de Cicerón pronunciado ante el Senado, reunido en el templo de Tellus a iniciativa de Antonio el día 17 de marzo, se concedió una amnistía a todos los conjurados, a la vez que se aprobaba un funeral en honor de Julio César.
Tras la muerte de César, Calpurnia, su cuarta esposa,  entregó todos los documentos personales de su marido a Marco Antonio. Calopurnia no volvió a casarse, sino que pasó el resto de sus días con sus adorados libros y vivió una vida intelectualmente plena, dedicada al estudio y a entablar interesantes conversaciones.
Varios días después, Marco Antonio recitó una elegía (poema de lamentación) en el funeral de Julio César, y leyó su testamento, donde dejaba concesiones para el pueblo romano y donde nombraba sucesor a su sobrino nieto Octavio (Octaviano).
Marco Antonio, con dramatismo y teniendo un gran talento para la retórica, impactando a los presentes con la toga ensangrentada que perteneciera a Julio César, motivó a los romanos que atacaron las casas de los senadores conjurados, que huyeron de Roma lamentando no haber asesinado también a Marco Antonio.
Marco Antonio recibió el apoyo de los legionarios. Con la presencia de veteranos legionarios solicitó la provincia de la Galia Cisalpina, que estaba gobernada por Décimo Junio Bruto Albino, que según nuevas fuentes históricas fue el principal conspirador.del asesinato de Julio César.




Cayo Julio César Octaviano - César Augusto
(Octavio o César Augusto) 
(63 a.C. - 14)

Marco Emilio Lépido, patricio romano, mantenía sus poderosas legiones (como procónsul en la Hispania Citerior). En 47 a.C., Julio César lo había nombrado magister equitum y en 46 a.C. lo hizo su colega en el consulado. En 45 a.C. fue nombrado nuevamente magister equitum (jefe de caballería romana).

Después de la muerte de Julio César era evidente que la República no sobreviría. Las legiones dominaban Roma, y el Senado estaría dispuesto a acatar lo que los legionarios decidieran.


Octavio (Cayo Julio César Octaviano) , sobrino nieto de Julio César, sucesor testamentario, de sólo 19 años, desembarcó en Brundisium (Bríndisi, vecina a Tarento) desde Iliria. Fue bien recibido por Cicerón y el conjunto de senadores, obteniendo a su vez el comando de las tropas de los legionarios veteranos.

En 43 a. C., Décimo Bruto tomó Mutina (Módena). Marco Antonio sitió a Décimo Bruto. El Senado, dirigido por Marco Tulio Cicerón, consideraba a Marco Antonio un enemigo de la patria, y envió a los dos cónsules (Aulo Hircio y Cayo Vibio Pansa Cetroniano) contra Marco Antonio. Marcharon al norte de Italia para levantar el sitio de Mutina.
Octavio ya había obtenido el rango de pretor y acompañó a Pansa al norte. 
El primer enfrentamiento tuvo lugar el 14 de abril en la batalla de Forum Gallorum, derrotando a Marco Antonio. Sólo seis días después las tropas de Marco Antonio sufrieron una derrota en el sitio de Mutina. Hircio murió en la batalla y Marco Antonio levantó el sitio y marchó a Hispania para unirse a Marco Emilio Lépido.

Octavio obtuvo el poder consular tras las muertes de los cónsules Aulo Hircio y Pansa y haciéndose reelegir a sí mismo todos los años. Obtuvo el apoyo del Senado romano, a la vez que las tropas veteranas del dictador se reunieron en torno a su bandera. Octavio se mostraba así muy dispuesto a luchar por el poder con los otros principales aspirantes: Lépido y Marco Antonio.

El Senado, dirigido por Marco Tulio Cicerón, consideró a Marco Antonio un enemigo de la patria. Décimo Bruto intentó llegar a Macedonia para unirse a Marco Junio Bruto y a Cayo Casio Longino, pero en el camino fue detenido y ejecutado por un jefe galo aliado a Marco Antonio.

Lépido finalmente se unió con Marco Antonio, Asinio Polión, gobernador de la Hispania Ulterior, y Lucio Munacio Planco, gobernador de la Galia Transalpina.

El Senado entonces declaró a Lépido enemigo público.

Octavio, viendo que las fuerzas occidentales eran superiores, obligó al Senado a reconocerlo como cónsul y anular los decretos contra Lépido y Marco Antonio

En el 43 a.C, en Bononia (Bolonia). Marco Antonio, Marco Lépido y Octavio, formaron, a imitación del primer triunvirato (Julio César, Craso y Pompeyo) un segundo triunvirato.
Los triunviros se repartieron las provincias y Lépido recibió las que ya tenía (Hispania y la Galia Narbonense) que gobernaría mediante legados para poder permanecer en Italia como cónsul. Octavio gobernaría Africa, Cerdeña y Sicilia y Marco Antonio la Galia Cisalpina.

Octavio y Marco Antonio harían la guerra contra Bruto y Casio. Del ejército de diez legiones, tres quedaron para Lépido para la protección de Italia, y el resto de las legiones se las repartieron Marco Antonio y Octavio.
El año 42 a.C. los triunviros comenzaron a perseguir a los partidarios de las conjurados contra Julio César, reuniendo fondos por confiscaciones, ejecutando y asesinando a unos 2000 conservadores y 160 senadores republicanos, entre ellos a Cicerón. Cicerón no opuso resistencia a su ejecución, y, ofreciendo la cabeza, se limitó a pedir que se le matara con corrección. El cadáver de Cicerón fue mutilado por Fulvia, la esposa de Marco Antonio.

En el año 42 a.C. en Filipos (Macedonia) se enfrentaron los ejércitos de Marco Antonio y Octavio (con 28 legiones) contra las fuerzas de los asesinos de Julio César: Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino.
En una primera batalla Bruto se enfrentó a las legiones de Octavio y el ejército de Marco Antonio se enfrentó al de Casio, derrotándolo.
En una segunda batalla las tropas combinadas de Casio y de Bruto fueron absolutamente vencidas por las legiones de los triunviros. Bruto también se suicidó.
Sin Décimo Bruto, sin Casio y sin Bruto no quedaron más legiones para sostener a los senadores republicanos, dejando la República para los triunviros.


.A partir del año 43 a. C., tras su regreso a Egipto, Cleopatra, temiendo que su hermano y esposo Ptolomeo XIV, que ya contaba con 15 años de edad, quisiera tener más poder del que a ella le convenía, lo envenena y establece a Cesarión (de 4 años) como su corregente.

El año 41 a.C. Marco Antonio llamó en su ayuda a la reina Cleopatra, para que acudiera con sus naves a Tarso, en la actual Turquía, pero la reina no quería que Egipto entrara en una guerra civil de los romanos y tampoco se fiaba de Marco Antonio.

Cleopatra fue con sus naves a Tarso, estableciendo que una eventual reunión con Marco Antonio se desarrollara en su nave, considerando que donde estuviera fondeada sería suelo egipcio.
El fastuoso barco de Cleopatra que poseía remos de plata, velas púrpura, y estaba cubierto de oro. La reina se presentó con vestido provocativo (imitando a Afrodita) y con deslumbrantes joyas.

Después de cuatro noches las negociaciones concluyeron, se formó la real pareja y se dirigieron a Egipto, donde se instalaron en el palacio de la Reina de Alejandría, iniciando una relación que duraría 14 años, hasta la trágica muerte de ambos.
De esa manera Marco Antonio, por amor, abandonó no sólo sus obligaciones familiares sino también las políticas y militares, para vivir una fastuosa vida en Egipto llena de lujos con su amada Cleopatra.

Marco Antonio tuvo que regresar a Roma para casarse con Octavia (Octavia la Menor), hermana de Octavio, como parte del acuerdo político que intentaba lograr Octavio para que no se destruyera del todo el triunvirato. Con Octavia tuvo dos hijas, Julia Antonia la Mayor y Julia Antonia la Menor, pero ni siquiera ellas consiguieron hacerle olvidar a Cleopatra y, cuatro años después, repudió a su esposa y regresó a Egipto para reencontrarse con su reina y casarse con ella.
La indolencia de Marco Antonio lo llevó a ser declarado inmoral en Roma y ser considerado un enemigo de la patria.que había abandonado a su fiel esposa y a sus hijos para estar con la promiscua reina de Egipto.
Entre todas las acusaciones, se consideraba la más grave fuera la de que Antonio se alejaba de las costumbres romanas y se inclinaba hacia los gustos orientales, un grave crimen para el orgulloso pueblo romano.

"no estaba en posesión de sus facultades, parecía estar bajo los efectos de una droga o brujería. Estaba siempre pensando en ella, en vez de pensar en vencer a sus enemigos"
Plutarco (50 - 120) - Historiador, biógrafo y filósofo moralista griego.

Tras la derrota y muerte de Casio y Bruto, los triunviros se habían vuelto contra Sexto Pompeyo (hijo de Cneo Pompeyo Magno), quien se había fortalecido en Sicilia, tomando Córcega y Cerdeña. y preparado para ofrecerles resistencia, afectando el abastecimiento marítimo de trigo a Roma, y asolando como pirata las costas italianas, 

Después de varias alianzas alternativas entre Sexto Pompeyo y Marco Antonio y entre Sexto Pompeyo y Octavio, fue vencido por Agripa (Marco Vipsanio Agripa, el lugarteniente y futuro yerno de Octavio) en la Batalla de Nauloco en el 36 a.C. 

Agripa utilizó una novedosa arma llamada harpax, que consistía en una pequeña catapulta que arrojaba garfios sobre las naves enemigas, permitiendo abordarlas.

Octavio defendía las costumbres romanas, se había casado con Livia (Hija de Marco Livio Druso Claudiano, que se suicidó en la Batalla de Filipos, junto a Bruto y Casio), este casamiento complacía a los senadores.
Marco Antonio había nombrado a Cleopatra "Reina de Reyes".
El contraste era evidente, Octavio llevaba una vida sencilla junto a Livia, y Marco Antonio una vida disipada con Cleopatra.
Del matrimonia entre Cleopatra y Marco Antonio nacieron dos gemelos, Alejandro Helios (sol) y Cleopatra Selene (luna), y posteriormente Ptolomeo Filadelfo.




La Guerra Ptolemaica
(32 a.C. - 30 a.C.)


Octavio declaró a Marco Antonio enemigo de Roma y decidió romper la alianza entre Cleopatra y Marco Antonio. En la decisiva Batalla Naval de Actium, la flota de Marco Antonio fue derrotada. La escuadra de Marco Antonio estaba acompañada por las naves egipcias, comandadas por Cleopatra, que abandonaron la batalla naval para dirigirse a Alejandría. Marco Antonio la siguió dejando al general Agripa
absoluto vencedor en Actium.

Después de la batalla de Accio y temiendo el fin, Cleopatra mandó a su hijo Cesarión lejos de Egipto hacia el sur, con una pequeña fortuna para poder defenderse de sus posibles enemigos, pero fue traicionado por su profesor particular que lo convenció de que, si regresaba a Alejandría, Octavio le respetaría la vida, pero fue asesinado por orden de este último.

Octavio persiguió a muerte a Marco Antonio, y a finales de julio del año 30 a.C., secundado por Agripa, invadió Egipto. Sin otro lugar donde poder refugiarse, Antonio trató inútilmente de hacer frente a la invasión con sus once legiones, que desertaron tras un solo día de resistencia. Marco Antonio optó por el suicidio, arrojándose sobre su propia espada, aunque sería llevado aún con vida ante su amante, muriendo en sus brazos.

Cleopatra intentó seducir a Octavio, sabiendo que las intenciones eran las de llevarla encadenada a Roma para desfilar encadenada en el triunfo dedicado a la conquista de Egipto. esclavizándola o ejecutándola. A Octavio no le interesó, se supone que dijo:

“Si la nariz de Cleopatra hubiese sido más corta, la historia del mundo habría cambiado”
Octavio

Negándose a la humillación de compartir el triunfo de Octavio, desfilando encadenada en Roma, se vistió con sus mejores galas, y se quitó la vida cumpliendo con el procedimiento ritual egipcio de hacerse morder por un áspid (cobra egipcia).
Antes de fallecer escribió una misiva a Octavio en la que le comunicaba su deseo de ser enterrada junto a Marco Antonio. Se desconoce el lugar de su sepultura.

Después de la muerte de Cleopatra, sus otros hijos fueron llevados a Roma y criados por Octavia, esposa de Marco Antonio.

Cleopatra Selene se casó con el rey Juba II de Mauritania con quien tuvo un hijo al que llamaron Ptolomeo, que heredó el reino de su padre en el año 23 a.C.. Diecisiete años más tarde el emperador Calígula lo mandó matar para anexionarse el reino. De Alejandro Helios y Ptolomeo Filadelfo no se sabe bien su paradero, pero se cree que murieron en Roma entre 25 y 20 a.C., aunque también se afirma que se fueron a vivir a Mauritania junto con su hermana.


----------------------------------------------------------------------------------------


El Senado todavía controlaba la región norte de África, donde se producía la mayor cosecha  de granos del imperio, así como Iliria y Macedonia, dos regiones militarmente estratégicas con varias legiones acantonadas en su territorio.

No obstante, el mando de tan solo cinco o seis legiones distribuidas entre tres procónsules senatoriales, comparado con las veinte legiones dirigidas directamente por Octavio, implicaba que el control de dichas zonas por parte del Senado no suponía ningún tipo de amenaza política o militar a Octavio.

El año 30 a.C. fue el que marcó el final del esplendor del Antiguo Egipto al ser incorporado como una provincia más al Imperio Romano concluyendo así con 3.000 años de historia ininterrumpida en la tierra de los Faraones.

Egipto, convertido en provincia romana, proveedora del trigo al imperio. se convirtió en una propiedad privada de Octavio.

Augusto de Prima Porta
Estatua de César Augusto en el Museo Chiaramonti de la Ciudad del Vaticano.

Octavio fue el primer emperador romano, que gobernó entre 27 a.C. y el año 14, siendo el emperador romano con el gobierno más prolongado en la historia.

Con la muerte de Marco Antonio, Octavio se convirtió en el gobernante incuestionable de Roma, y nadie más se atrevió a alzarse en su contra. En los años siguientes Octavio, conocido como César Augusto desde el año 27 a.C., procedió a acumular en su persona todos los cargos administrativos, políticos y militares. Cuando Augusto murió en el año 14, todos sus poderes políticos pasaron a su hijo adoptivo, Tiberio, hijo de Livia, comenzando así el Principado romano.
El 27 a.C., el Senado otorgó a Octavio, de manera inédita, los recién creados títulos de "Augusto" y "Princeps". El título de "
Pontifex Maximus" (pontífice máximo ) se otorgaba al principal sacerdote del colegio de pontífices y era el cargo más honorable en la religión romana. El título se le concedió a César Augusto.

Un cometa, en el 12 a.C. apareció sobre el cielo de Roma, y César Augusto, como pontífice máximo, declaró que era el alma de Julio César trasladándose al cielo.

Durante el gobierno de César Augusto se instaló la Pax Augusta o Paz Romana, porque no existieron guerras civiles, manteniendo a la ciudad de Roma en una relativa paz. No en sus fronteras, porque el imperio prosiguió expandiéndose. Sólo estableció un acuerdo de paz con el imperio parto, el principal enemigo de Roma.

Augusto trabajó para Roma, reincorporando tradiciones republicanas que se estaban perdiendo, muy especialmente la institución del matrimonio como base social. Con su tercera esposa (el divorcio estaba permitido), Livia Drusila, proyectó una imagen familiar que intentó trasladar al imperio, imagen que se vio oscurecida por el adulterio y por la disoluta vida que llevó su única hija Julia (Julia la Mayor, de su segunda esposa, Escribonia).
Julia había recibido una estricta formación y una vida social recatada, bajo la severa atención de su padre y de Livia. Augusto en el 25 a.C. la casó con el hijo de su hermana Octavia, y por ambos tenía el mayor afecto.
El esposo de Julia, Marco Claudio Marcelo, era el candidato para suceder a Augusto, pero murió, posiblemente envenenado. Algunos historiadores sospechan que fue una muerte provocada por Livia Drusila, que ambicionaba el imperio para sus hijos.

Agripa (Marco Vipsanio Agripa) fue el general más allegado a Augusto, al que le debía sus triunfos, en particular en Accio, donde derrotó a Marco Antonio y Cleopatra. Agripa comandaba las poderosas legiones asiáticas. Tras la muerte de Marcelo, Agripa volvió de Asia, se casó con Julia, y se convirtió en una especie de asociado del emperador y guardián de la sucesión.
Con Julia, Agripa tuvo cinco hijos: Cayo Julio César Vipsanio, nacido en 20 a.C., Julia la Menor, nacida en 19 a.C., Lucio Julio César Vipsanio, nacido en 17 a.C., Agripina la Mayor, nacida en 14 a.C. y Marco Vipsanio Agripa Póstumo, nacido en 12 a.C., justamente tras la muerte de su padre.

Cuando murió Agripa, Livia concertó un matrimonio entre Julia y su hijo Tiberio, para acercarlos a la sucesión imperial. Julia practicó el adulterio y la promiscuidad, y Tiberio solicitó a Augusto trasladarse a Rodas.


Augusto había predicado sobre la virtud del matrimonio, promulgando leyes penalizando el adulterio y el celibato, premiando la fidelidad conyugal.
Cuando Augusto se enteró del adulterio y de los excesos de su hija (que mantuvo relaciones con senadores, plebeyos, libertos y esclavos, organizando orgías en el centro de Roma), con gran vergüenza denunció a su hija ante el Senado, tomó a sus nietos bajo su protección y exilió a Julia a la isla de Pandataria (Ventotene), pequeña isla en el archipiélago de las Islas Pontinas, en el Tirreno, frente al Lacio, prohibiéndole beber vino y castigando a cualquier hombre que se arrimase a su lasciva hija. La acompañó al destierro su madre Escribonia
Cinco años después Augusto permitió que regresara a Roma. Aunque después de la muerte de Augusto, Tiberio se vengó de la infidelidad de Julia y la dejó morir de hambre. En el 28 su hija Julia la Menor también fue desterrada a Pandataria por adulterio, y murió en la isla.



El Imperio Romano

César Augusto adoptó como hijos a Cayo y Lucio, pero no sobrevivieron:
En el año 2, Lucio César, de 19 años, fue enviado por César Augusto a Hispania,  y en Massilia (Marsella) enfermó y falleció de forma súbita.
Cayo Julio mantuvo una rivalidad con Tiberio, el hijo de Livia, ya que ambos eran candidatos a suceder a César Augusto.
La muerte del rey de Armenia provocó que una facción opuesta a los romanos se sublevara y Cayo Julio, enviado a Oriente por su abuelo, enfrentó a los sublevados, recibiendo una herida parlamentando con sitiados en Artagira. Regresando a Roma murió el año 4, posiblemente como consecuencia de la herida recibida.
Algunos historiadores sospechan que los nietos de César Augusto murieron envenenados por sicarios de Livia, pero esto es poco probable.

César Augusto, después de firmar la paz con el Imperio Parto, desarrolló redes de caminos por el imperio, con un eficaz sistema de correos y estableció un ejército y una armada permanente. El año 4 a.C. se construyó la muralla alrededor de Roma. Reparó los edificios de los templos. También reformó el sistema tributario y creó la Guardia Pretoriana.

Reconstruyó la ciudad de Roma (un dicho posterior dice que César Augusto gobernó una ciudad con construida en madera y la entregó de mármol). También creó un eficiente cuerpo de bomberos.

Todos los historiadores consideran que el nieto sobreviviente, Agripa Póstumo (nació poco después de morir su padre) era violento y obsceno, impertinente con César Augusto.
En el año 7 César Augusto exilió a su nieto a la pequeña isla de Planasia (Pianosa - entre Italia y Córcega). 
Tácito** sugiere que Livia Drusila le tenía aversión porque Agripa Póstumo era heredero de César Augusto, estaba por delante de su hijo Tiberio en la sucesión, y que fue la instigadora del destierro.
** Tácito (55 - 120) - Historiador y cónsul (año 97) romano..

Cuando murió César Augusto, Agripa Póstumo fue ejecutado por sus guardias, posiblemente por órdenes de Livia o del mismo Tiberio, que recibió el imperio.




El Cometa Halley

Edmond Halley, astrónomo inglés, publicó en 1705 un catálogo de 24 cometas. Con la ayuda de las leyes de Newton, calculó cada una de las órbitas de estos astros y observó que las que ese correspondían a los años1531, 1607 y 1682 tenían órbitas casi idénticas, y las diferencias de período eran de 75 y 76 años respectivamente. Con esto supuso que los tres eran en realidad el mismo cometa y predijo su regreso para 1758.
  
La adoración de los Magos
Giotto di Bondone (1267 - 1337) - Capilla Scrovegni - Padua

En 1301 el cometa Halley se hizo visible en el cielo de Europa, suscitando la acostumbrada oleada de pánico, pero el pintor italiano Giotto di Bondone (1267-1337), conocido por su nombre de pila, lo observó con ojo de artista y en 1304 pintó “La adoración de los Magos” incluyendo a la estrella de Belén como un cometa, siendo esta la primera representación realista de estos objetos celestes.
  
El papa Calixto III, tomó una de las decisiones más extravagantes de toda la historia vaticana. Este pontífice excomulgó al cometa Halley. El cometa Halley se aproximó a la tierra el año 1456. El papa pensó que la aparición del cometa era un signo de la ira de Dios porque los turcos se habían apropiado de Constantinopla.
El cometa se tomó en serio lo de la excomunión y se fue.


No obstante esta ignorancia, en la antigüedad muchos filósofos mantenían temperamento científico:

"porque nos sorprendería que los cometas, no estén sujetos a leyes bien determinadas llegará el día en que la posteridad se asombrará de que hayamos ignorado cosas que entonces parecerán tan claras"
Séneca (4 a.C. - 85) - senador romano, filósofo e historiador

Recién en 1577 Tycho Brahe (astrónomo de Rodolfo II de Habsburgo (Capítulo XII - Los Habsburgos - Tycho Brahe) demostró que los cometas procedían del espacio, mucho más allá de la órbita de la Luna.

Halley es el único cometa de período corto que es visible a simple vista desde la Tierra. Además, el más documentado, teniendo registros humanos desde, aproximadamente, el año 239 a.C. En 1705 Edmond Halley (1656 - 742) predijo, usando las recién formuladas leyes del movimiento de Newton, que el cometa visto en 1531, 1607 y 1682 volvería en 1758. De hecho, el cometa volvió tal y como predijo, y posteriormente se le dio nombre en su honor.

En su paso en 1066 fue bordado en el tapiz de Bayona, y contribuyó a la victoria de Hastings, augurando un triunfo de Guillermo el Bastardo (después Guillermo el Conquistador) instalando a los normandos en Inglaterra (Capítulo IX - El Renacimiento - La Batalla de Hastings).

Un nuevo acercamiento infortunado ocurrió en 1910, cuando algunos profetas, astrólogos y políticos presagiaron que el cometa Halley destruiría el mundo, lo que provocó suicidios entre la población. Millones de personas rezaron entonces y sus rezos aparentemente fueron escuchados; ya que el cometa nuevamente siguió la órbita prevista por los astrónomos.

  



Ovidio (Publio Ovidio Nasón) 
(43 a.C. - 17)

Los intentos de César Augusto por volver a las ancestrales costumbres romanas, vindicando instituciones y formas de vida tradicionales, en particular las referidas a las mujeres que debían dedicarse al cuidado del hogar, se vieron desacreditados por los escándalos de Julia.

Conociendo el afecto de Virgilio por Octavia, Ovidio había escrito unos versos en su Libro VI en recuerdo de Marcelo, algo que la emocionó profundamente. Como agradecimiento, Octavia ordenó que se gratificara a Virgilio con diez mil sestercios (unos 14000 euros).

Ovidio escribió "el arte de amar" una elegía erótica que instruye  sobre el mantenimiento de relaciones amorosas. Sin ser pornográfico intenta en sus dos primeros libros aconsejar a los hombres "Sobre cómo y dónde conseguir el amor de una mujer".
Con un éxito en la sociedad romana, publicó un tercer libro dirigido a las mujeres,

"Consejos para que las mujeres puedan seducir a un varón".
Sus enseñanzas eran contrarias a la moral oficial que predicaba César Augusto, que llevaba una vida austera y practicaba una rígida moral romana.

Ovidio fue el gran poeta romano, que el mismo año del destierro acordado a Julia, fue exiliado a la ciudad de Tomis (hoy la ciudad de Constanza, en la actual Rumanía), una ciudad fronteriza ubicada en la costa oeste del Mar Negro, donde pasó el resto de sus días conviviendo con bárbaros y miserables campesinos analfabetos.
Los historiadores opinan que si no fue cómplice, Ovidio al menos fue testigo del adulterio de Julia. En su destierro, solicitó clemencia mientras continuaba escribiendo, pero ni César Augusto ni Livia le respondieron:
" Era el estío; el día brillaba en la mitad de su carrera, y me tendí en el lecho buscando reposar de mis fatigas.
La ventana de mi dormitorio, medio abierta, dejaba penetrar una claridad semejante a la que reina en las opacas selvas, o como luce el crepúsculo cuando Febo desaparece del cielo, o la noche ha transcurrido sin presentarse el sol todavía; luz tenue que conviene a las muchachas, pudorosas, cuya timidez busca los sitios retirados.

De pronto llega Corina con la, túnica suelta, cubriendo con sus cabellos por ambos lados la marmórea garganta, cual se dice que la hermosa Semíramis se acercaba al tálamo nupcial, y Lais acogía a sus innumerables pretendientes.
Le quité la túnica, cuya transparencia apenas ocultaba ninguno de sus encantos; pero ella pugnó por conservarla, aunque con la flojedad de la que ansía la victoria, y se aviene de buen grado a caer vencida.
Así que apareció a mis ojos enteramente desnuda, confieso que no vi en todo su cuerpo el más mínimo lunar. ¡Qué espalda!, ¡qué brazos pude ver y tocar!, ¡qué lindos pechos oprimieron con avidez mis manos! Bajo su seno delicioso, ¡qué vientre tan recogido!, ¡qué talle tan arrogante y esbelto!, ¡qué pierna tan juvenil y bien formada!
¿A qué particularizar sus atractivos?
Cuanto vi en ella merecía fervorosas alabanzas, y oprimí contra el mío su desnudo cuerpo.
¿Quién no adivina lo demás?
Por fin, agotados, nos entregamos los dos al descanso.
¡Ay!, ojalá consiga saborear muchas mediodías semejantes."
Ovidio - Amores I,V - Traducción de: Germán Salinas Aznáres (1847 - 1918)

Aprender es lo correcto, aunque sea del enemigo.
Ovidio

 -------------------------------------------------------------------------------


Germania

Cuando César Augusto controló el imperio, la frontera con Germania se encontraba en el río Rhenus (Rin), y estaba fortificada, con fuertes en Mogontiacum (Maguncia) y en Castra Vetera (Xanten). Los pueblos germanos dentro del imperio permanecían pacificados, pero no romanizados.


César Augusto estableció las llamadas Villas Romanas en los límites del impero, y las pobló con legionarios retirados con sus familias, en la idea de romanizar los pueblos bárbaros fronterizos, que aceptaban las comodidades de la civilización romana, aunque se encontraban vigilados por las legiones, manteniendo identidad cultural, que incluía sus druidas, sus leyes y sus dioses, y no tributaban a Roma.
En el 11 a.C. varios pueblos germanos cruzaron el Rin cuando otros pueblos galos pretendían rebelarse contra Roma.
César Augusto acompañó a Druso (Nerón Claudio Druso Germánico, hijo de Livia) en una expedición punitiva que persiguió a los pueblos invasores hasta el río Elba, donde se fijó una nueva frontera entre el imperio y Germania.

En el 9 a.C. Druso murió por gangrena, al infectarse una herida expuesta provocada por caer su caballo sobre su pierna. Su hermano Tiberio continuó al frente de las legiones.


Tiberio y su sobrino Germánico (hijo de Druso), con 12 legiones se dirigieron a Dalmacia que se había sublevado, donde por tres años lucharon contra panonios e ilirios.
En Roma se sucedieron los incendios y se vivieron tempos difíciles, especialmente `por el aumento de impuestos dispuesto por César Augusto, recaudando para pagar a los legionarios .El año 6 a.C. César Augusto disolvió el Senado.
 

  
Arminio - Hermann
(17 a.C. - 21)

Arminio era hijo de un jefe querusco, un pueblo germano rendido a Roma. Como era costumbre, los legionarios llevaban como rehenes a los hijos de los jefes de los pueblos vencidos, para educarlos en Roma y como garantía de la sumisión de los pueblos doblegados al imperio.
Arminio fue entrenado como un comandante romano y obtuvo la ciudadanía y la nobleza romana, siendo distinguido en el régimen militar. Desde el año 4 comandó un destacamento de queruscos como fuerza auxiliar romana y luchó en las guerras panonianas en la península balcánica.

Arminio volvió al norte de Germania el año 7 como oficial de Varo (Publio Quintilio Varo), Gobernador en Germania Inferior. Varo ya había sido Gobernador de Siria, donde se había ganado la hostilidad de los sirios por sus acciones.
Varo entabló una amistad con Arminio, pero el querusco rechazaba la política de Varo, que en su pretensión de romanizar a los germanos, intentó cambiar las costumbres de estos pueblos, cambiando sus leyes y exigiendo impuestos, llegando a torturar y aún a crucificar a muchos bárbaros.
Los germanos eran privados de su libertad, y Arminio, al ver oprimido a su pueblo, con un grupo de queruscos maquinó un complot para atacar a las legiones, al que se adhirieron otros germanos.
Varo ocupaba con sus legiones en verano el interior de Germania, regresando a sus cuarteles de invierno en el Rin durante el duro invierno germano. Arminio, con un ejército germano, tendió una emboscada a las legiones de Varo, que regresaban acompañadas de mujeres, niños, enseres y vituallas por un estrecho camino en el bosque de Teutoburgo.

Los legionarios en la marcha se fatigaban: llevaban su escudo en la espalda, protegido de las lluvias por una funda de cuero, herramientas de construcción, dos pilum, dos picas, escudilla y cantimplora y pertenencias personales.

  

Monumento a Arminio (Hermannsdenkmal) en en el Bosque de Teutoburgo
Renania del Norte - Westfalia.

No se podía esperar que un legionario pudiera luchar si era así sorprendido. La columna legionaria dependía de su pantalla de caballería, para detectar cualquier amenaza a tiempo para que los hombres se aprestaran al combate. Sin embargo, esta vez, la caballería auxiliar que debía realizar esta función, estaba compuesta básicamente por germanos a las órdenes de Arminio.

Arminio poseía una gran experiencia militar, y secretamente preparó a los germanos para emboscar las legiones en el momento oportuno. Este momento llegó cuando Varo, sin mucha preocupación, siguió la ruta indicada por Arminio para regresar sus legiones del interior de Germania a cuarteles de invierno sobre el Rin.
Atravesó imprudentemente el bosque de Teutoburgo con las legiones XVII, XVIII y XIX. acompañadas de familias de legionarios en carretas, llevando ganado y todo tipo de vituallas.
Fueron atacados por sorpresa en un lugar apropiado. Después de varios días de combate, las legiones fueron aniquiladas, capturando los germanos las águilas doradas que encabezaban la marcha de cada legión.
  

Aguilas romanas - Estandarte detrás del que desfilaban las legiones

Los germanos no tomaban prisioneros: ejecutaron a todos los romanos después de torturarlos. Varo se suicidó y otros oficiales le siguieron para evitar el suplicio y la crucificción. La cabeza de Varo fue enviada a Roma.
En la Batalla del Bosque de Teutoburgo no participaron los lombardos, aliados de los romanos (Capítulo VI - Las Invasiones Bárbaras - Los Lombardos).

César Augusto, completamente abatido exclamaba, durante largo tiempo "Varo, devuélveme mis legiones". No se recuperó hasta que Germánico pudo derrotar a los bárbaros el año 16, recuperando los estandartes (las águilas doradas).

Germania permaneció unida bajo Arminio, que continuó con una guerra de guerrillas que debilitó el poder romano en Germania. Los romanos se replegaron hasta el Rin y el Danubio, que constituyeron la frontera germano - romana hasta las invasiones bárbaras (Capítulo VI - Las Invasiones Bárbaras).
El año 21 Arminio fue asesinado por miembros de su familia política.
 


Emperadores julio-claudios (la línea discontinua significa adopción como hijo y heredero)


Tiberio (Tiberio Claudio Nerón)
(42 a.C. - 37)

Era hijo de Tiberio Claudio Nerón y Livia Drusila, miembro por tanto de la gens Claudia. Su madre al divorciarse, fue la segunda esposa de Octavio; se casó estando embarazada de Nerón Claudio Druso, que fue el hermano menor de Tiberio.
Tiberio se casó con Vipsania Agripina, hija del general Marco Vipsanio Agripa, pero César Augusto le obligó a separarse para casarse con su única hija Julia, que había enviudado de Agripa. Esto lo sintió Tiberio, que amaba a su esposa Vipsania Agripina, y toda su vida la sufrió a Julia, que lo corneó asiduamente hasta su separación.

Como tribuno, Tiberio reorganizó el ejército, reformando la ley militar y creando nuevas legiones. Estableció una importante jubilación para legionarios que cumplieran 20 años de servicio.

Tiberio se enemistó con César Augusto, y se exilió en Rodas (pudo influir en esta decisión el conocido comportamiento promiscuo de su esposa)
Con la retirada de Tiberio, la sucesión recaía exclusivamente en los dos jóvenes nietos de Augusto, Cayo y Lucio César, hijos de Julia con Agripa.

La situación se tornó de pronto más precaria con la muerte de Lucio en el año 2. César Augusto, a petición de Livia, permitió a Tiberio regresar a Roma como ciudadano romano. En el año 4 Cayo murió en Armenia y César Augusto, habiendo desterrado de por vida por traición a su nieto Póstumo Agripa, sólo pudo recurrir como sucesor a Tiberio..

Algunos historiadores sospechan que Livia estuviese involucrada en la eliminación de los herederos, y aún de la muerte de César Augusto.mediante sucesivos envenenamientos, para nombrar emperador a su hijo Tiberio.

Aparentemente Tiberio nunca quiso ser emperador. .
Tiberio se exilió en la isla de Capri el año 26 e instaló un régimen de terror.


Sejano había subido al poder a través de la guardia imperial, conocida como la guardia pretoriana, de la que fue prefecto desde 14 hasta su muerte en el año 31. 
Para el año 23 parecía que Druso el Joven,. el hijo de Tiberio (cuya enemistad con Sejano era evidente), iba a suceder a Tiberio como emperador. 
Sejano en complicidad con Livila (mujer de Druso el Joven,  hermana de Germánico y de Claudio) envenenaron a Druso.

Sejano fue asesinado el año 31 (el 18 de octubre). Pocos días después, (el 26 de octubre) la ex esposa de Sejano, Apicata, se suicidó, pero no sin antes escribir una carta a Tiberio denunciando que Druso había sido asesinado con la complicidad de Livila.
Livila murió supuestamente de hambre, encerrada por su propia madre Antonia la Menor.

Después de la muerte de sus hijos, en su autoexilio Tiberio se mostró despiadado y cruel. Muchos historiadores le adjudican una depravación, como abuso de menores que arrojaba al mar después de satisfacer sus instintos pedófilos.
Tiberio adoptó a su sobrino nieto Calígula (hijo de Druso el Mayor) para que le sucediera en el trono imperial.
En los últimos años de Tiberio en Capri se sucedían las orgías y lo acompañaba Calígula, quien probablemente lo asesinó para ser emperador.

En el testamento de Tiberio, el emperador delegaba en Calígula y en Tiberio Gemelo (hijo de Druso el Joven) el reinado conjunto. Lo primero que hizo Calígula fue asumir los poderes de Tiberio y asesinar a Tiberio Gemelo.

Los evangelios mencionan que durante el reinado de Tiberio, Jesús de Nazaret fue crucificado por órdenes del gobernador de Judea, Poncio Pilato. En la Biblia, aunque se cita en numerosas ocasiones el nombre de César, no se hace referencia explícita a Tiberio.
Herodes Antipas, rey de Judea, puso el nombre de la ciudad de Tiberíades, situada en la costa occidental del mar de Galilea en honor a Tiberio. (Capítulo III - Las Religiones - Jesús de Nazareth).


Calígula (Cayo Julio César Augusto Germánico)
(12 - 41)

La madre de Calígula era Agripina. De niño, Calígula acompañó a su padre en sus expediciones militares por Germania (14 - 16), donde lo vestían con uniforme militar. Los legionarios  le dieron el sobrenombre afectuoso de Calígula (diminutivo de botas de legionario ).

Sus acciones despóticas y sanguinarias, exageradas tal vez por los historiadores de la antigüedad, han dado lugar a múltiples interpretaciones, incluida la de que era un psicópata (un trastorno límite de la personalidad).
No existe un comportamiento único para definir un psicópata, aunque muchos psicópatas tienen comportamientos semejantes, siempre antisociales.
Los psicópatas generalmente son mitómanos y no poseen remordimientos, actuando en consecuencia cruelmente ante otras personas. Poseen una exagerada autoestima, de forma irresponsable, son impulsivos y promiscuos en cuanto a su sexualidad.
 

Murphy, Michael Craig y Marco Catani, del Instituto de Psiquiatría del King's College de Londres, encontraron en agosto de 2009 que los psicópatas tienen conexiones defectuosas entre la parte del cerebro que maneja las emociones y la que opera los impulsos y la toma de decisiones.

En sus comienzos como emperador, tuvo una acertada administración, y un importante apoyo político y popular, por ser hijo de Germánico, un ídolo para los romanos por sus conquistas para el imperio.

En el año 37 padeció una curiosa enfermedad de la que se recuperó trastornado. Tras haber recobrado la salud física, Calígula ordenó asesinar a varias personas que habían prometido sus vidas a los dioses si el emperador se recuperaba.
En su locura Calígula veía enemigos por todas partes, a quienes mandaba decapitar (su esposa, su primo Tiberio Gemelo y su suegro, Marco Silano).

Calígula fue emperador por cuatro años. Las historias sobre sus supuestas locuras son cuestionadas, aunque su nombre perduró como modelo de asesinato y de libertinaje.
Uno de los actos más desenfrenados cometidos por Calígula fue autodeclararse dios. Ordenó la construcción de un puente entre su palacio y el templo de Júpiter, para poder reunirse con la deidad, ya que comunicaba que mantenía conversaciones con el mismo dios.


Calígula amplió la red romana de carreteras, construyó numerosos barcos (entre ellos un suntuoso palacio flotante para su uso personal) y realizó reformas edilicias en Roma, dando su nombre a muchos edificios púbicos en el imperio.

Antes de que Calígula pudiera pensar en su sucesión, fue asesinado junto con su esposa y su pequeña hija. El trono fue entregado por la guardia pretoriana a su tío Claudio.

Calígula sobre Incitato - Museo Británico - Londres

Incitato (en latín, Incitatus: impetuoso) fue el caballo preferido de Calígula (12-41). Se trataba de un caballo de carreras que había nacido en Hispania, de donde en esa época se importaban a Roma cerca de 10 000 equinos al año.
Calígula, que ya estaba mal de la cabeza, mandó construir un establo de mármol con pesebres de marfil para su caballo, ubicando el establo en una exclusiva villa con jardines, y destinando 18 sirvientes para su cuidado.
Incitato participaba en las competiciones celebradas en el hipódromo de Roma. Era permanente ganador. La noche anterior a una carrera, el emperador dormía junto al animal y se decretaba un silencio general que nadie podía violar en toda la ciudad bajo pena de muerte, con el fin de que el caballo descansase correctamente.
Al parecer, Incitato solo perdió una carrera en su vida, tras la cual Calígula ordenó al verdugo que matase lentamente al auriga para asegurarse de que sufriera.
Según Suetonio*, el desprecio de Calígula hacia las instituciones, le llevó a proponer, para denigrar a los senadores, a Incitato como cónsul.

* Suetonio (70 -126) - Historiador romano, autor de Vidas de los doce césares.

-------------------------------------------------------------------


El Obelisco de El Vaticano

Obelisco de El Vatucano
  
Después de conquistar Egipto, los romanos adquirieron predilección por los suntuosos obeliscos, llevando a Roma y a otras ciudades estos monumentos expoliados a los egipcios.
Calígula, en el año 40 instaló en el llamado Circo de Calígula (después llamado Circo de Nerón), una aguja de granito que actualmente se encuentra en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, y es uno de los atractivos de la ciudad.

El comandante de los pretorianos , apoyado por los senadores, apuñaló a Calígula en el pasillo de un teatro en Roma, matándolo el 24 de enero del año 41, Los pretorianos también asesinaron a su mujer Cesonia, y a su hija pequeña (le rompieron el cráneo contra un muro de piedra).



Claudio (Tiberio Claudio César Augusto Germánico) 
(10 a.C. - 54)
   

En un corto plazo, mientras asesinaban a Calígula y a su familia, la guardia pretoriana se dirigió a Claudio, que paralizado imploró por su vida. Las crónicas refieren que se había ocultado detrás de unas cortinas.
Como Claudio era una persona de constitución endeble, con una renguera producto de una parálisis infantil, tartamudo, de gran timidez y miembro de la familia imperial, los pretorianos consideraron que sería ideal para nombrarle emperador, porque sin emperador no existiría la guardia imperial, no cobrarían sus salarios y perderían sus prebendas,

Los pretorianos consideraban a Claudio débil mental, pero Claudio había deliberadamente fingido poco raciocinio, lo que le había permitido sobrevivir a las ejecuciones familiares de su sobrino, que le había nombrado cónsul.


Claudio era un intelectual, apasionado por la historia y por el derecho romano, presidiendo juicios y redactando edictos. Fue un brillante gobernante y estratega militar, además de ser querido por el pueblo y ser el hombre más poderoso del mundo conocido.
Su gobierno fue de gran prosperidad en la administración y en el terreno militar.
Enfrentó sediciones, y no le faltó determinación para ejecutar senadores.

Durante su gobierno Roma conquistó Britania.
Desde la guerra de las galias, Roma mantenía vasallaje de algunas tribus de Britania, y en tiempo de César Augusto se concentraron legiones para invadir las islas (34 a.C., 27 a.C. y 25 a.C.). También Calígula organizó una invasión que no prosperó, pero facilitó que cuatro legiones se prepararan para la invasión tres años después.


Britania era codiciada por los romanos, por su importante industria minera y por considerarse una considerable fuente de esclavos.


Claudio participó de la conquista, aprovechando el momento de inestabilidad política en Britania y siguiendo una costumbre romana, apoyando una facción en disputa.
La resistencia de los britanos estuvo dirigida por los líderes Togodumno y Carataco, hijos del rey de los catuvellaunos, Cunobelino.
Las tropas romanas estaban dirigidas por el general Plaucio, mientras Claudio estaba al frente de una fuerza secundaria.
Togodumno murió en una batalla, y los britanos ofrecieron su resistencia liderados por Carataco,
En el año 44, el general Tito Flavio Vespasiano, futuro emperador, asumió el mando de una pequeña fuerza y marchó hacia el oeste venciendo a tribus británicas y capturando una serie de fortalezas.

Claudio regresó a Roma y la ciudad le dedicó un triunfo que aumentó su popularidad. La conquista de Britania continuó bajo otros emperadores romanos.

Claudio decidió retirarse y dedicarse a una vida académica. Escribió varias obras históricas: una dedicada a los cartagineses y a los fenicios, otra a los etruscos, un tratado sobre el juego de los dados, una autobiografía y una sobre la historia de Roma desde Octavio, incluyendo todas las guerras civiles,que describió con gran objetividad.


En el año 51 Agripina convenció a Claudio para que adoptara a su hijo Nerón, señalándole como heredero de la diadema imperial (en lugar del que se suponía su propio hijo, Británico, nacido del matrimonio con Mesalina).
En el año 53 Agripina casó a Nerón la hija del emperador Claudio, Octavia.

Finalmente, Agripina envenenó al emperador en el año 54 y Nerón fue proclamado emperador  por la guardia pretoriana, tenía 17 años.


--------------------------------------------------------- 


A pesar de los intentos de César Augusto por evitarlo, la sociedad romana había perdido los valores de sus antepasados y se transformó en una sociedad provocadora, sangrienta, amoral y libertina, que terminó con la dinastía..

Suetonio , Dion Casio  y Tácito fueron los historiadores que escribieron sobre la vida de los primeros emperadores romanos, y en particular sobre la vida de Nerón, a quien le adjudicaron el peor comportamiento, una crueldad inhumana y todo lo concerniente a una mala persona.
Esto puede ser verdad, pero puede tratarse también de una posible adulación de los historiadores hacia los emperadores de su tiempo, al denigrar a los emperadores precedentes, y compararlos por sus contemporáneos.



Nerón (Nerón Claudio César Augusto Germánico) 
(37 - 68)  
  
Era hijo del primer matrimonio de la segunda mujer del emperador Claudio, Agripina la Menor y, por tanto, tataranieto de César Augusto.
Agripina casó a Nerón con la hija de Claudio, Claudia Octavia, preparando el asenso de su hijo como emperador.

Nerón se enamoró de Popea Sabina, de extraordinaria belleza, cuando la conoció durante una cena en casa de su amigo Otón y decidió que sería su amante.
Otón, Nerón y Popea estuvieron de acuerdo.

En el año 55 Nerón mandó a asesinar al hijo de Claudio, Británico, protegido de Agripina (que había dejado de apoyar a Nerón). 

Popea fue ganando influencia sobre Nerón, y lo convenció para que ordenara el asesinato de su madre, y lo intentó el año 59, construyendo una trampa en un velero que le ofreció para navegación de placer. El eventual asesinato debía parecer un accidente.
La trampa consistía en una pesada plancha de plomo elevada que cayó sobre Agripina y su séquito en plena navegación, pero Agripina sobrevivió y alcanzó la costa nadando. Inmediatamente envió a los legionarios a ejecutarla. Agripina ofreció a sus verdugos ser apuñalada en su vientre, indicando que la ultimaran donde había concebido a Nerón. Así se hizo.

El año 62 desterró a su mujer Octavia a Campania, con una escolta militar. El pueblo protestó abiertamente (Octavia era muy querida por los romanos) y el emperador pareció arrepentirse. Convencido por Popea, Nerón endureció el destierro con una falsa acusación de adulterio.
Octavia fue desterrada a la isla de Pandateria, done fue atada e introducida en un baño de vapor y le abrieron las venas fingiendo un suicidio. Le cortaron la cabeza y se la enviaron a Popea.


El incendio de Roma
(64)  


El verano del año 64 fue extremadamente seco. Los incendios eran periódicos en Roma, con construcciones en madera. El incendio de ese año destruyó gran parte de la ciudad. 
La noche del 18 al 19 de julio del año 64, Roma se incendió mientras que Nerón se encontraba en una villa que poseía en su ciudad de Antium.
De los catorce barrios de Roma, sólo tres se salvaron de ls llamas, y el incendio duró 9 días consecutivos. Nerón regresó inmediatamente de Antium para dirigir los trabajos dirigidos a sofocar el incendio, refugiando a las víctimas en edificios públicos, distribuyendo trigo a los necesitados e instalando hospitales para los quemados.

La tradición historiográfica cristiana, trató de inculpar a Nerón como piromaníaco, exhibiendo a Nerón en un balcón con su lira disfrutando del incendio. Nadie duda que el incendio no fue premeditado, frecuentemente había incendios en Roma.

Del incendio Neón responsabilizó a lo que entonces seguidores de una pequeña religión oriental, los cristianos, que sufrieron de este modo la primera persecución de su historia. Muchos, impresionados por la pacifica religión se convirtieron al cristianismo, cuyo auge sería ya imparable (los cristianos esperaban el martirio con cantos y rezos, conmocionando a muchos romanos).
Nerón, después de torturarlos, untó con brea y quemó vivos a los cristianos atrapados en la persecución ofreciendo el dantesco espectáculo al pueblo romano.

Con Roma incendiada Nerón decidió ocupar terrenos devastados para construir un palacio y jardines sobre 80 hectáreas. la construcción se llamó Domus Aurea (casa dorada), Como los fondos del estado eran insuficientes confiscó  propiedades, falsificó monedas, expolió templos y fundió numerosas estatuas particulares dedicadas a los dioses.


Interior de una de las 299 habitaciones de Domus Airea

Una estatua de Nerón de 36 metros de altura se instaló en el frente del Domus Aurea. Nerón además, reconstruyó la ciudad con amplias avenidas, plazas públicas y casas en piedra con recovas.
En el año 65, Nerón alcoholizado le dio un puntapié en el vientre a Popea que estaba embarazada, por lo que sufrió un aborto y murió. El emperador, arrepentido, ofreció un cortejo fúnebre y decretó varios días festivos en su honor. Nerón nunca pudo olvidarse de ella. Su obsesión fue tal que llegó a sentirse atraído por el esclavo Esporo, cuyo físico era muy parecido al de la difunta Popea. Nerón, que le llamaba "mi Popeíta", ordenó que castraran al esclavo y le obligó a vestirse como su mujer
Nerón fue el primer emperador romano que se casó con otro hombre.


En los comienzos de la República Romana las relaciones homosexuales entre hombres libres estaban penadas incluso con la muerte por la ley. Las costumbres griegas fueron siendo aceptadas progresivamente por la sociedad romana a principios del Imperio Romano.

Los historiadores refieren que de los doce primeros emperadores solo a Claudio le interesaban exclusivamente las mujeres. Todos los demás tuvieron jóvenes u hombres como amantes.
La más importante conspiración cotra la vida de Nerón se desarrolló en el año 65, instigada por el patricio Calpurnio Pisón. La represión ordenada por el emperador se cobró decenas de víctimas, entre ellas a Séneca y a Petronio.
  

La copa Warren - Romano apareado con un joven, practicando sexo anal.
En el reverso presenta una imagen similar.
Museo británico - Londres
La copa Warren es un antiguo recipiente de plata que data del Imperio romano. Está decorada por dos actos sexuales explícitos entre varones, y es de gran calidad como objeto de arte. Se conoce por el coleccionista Edward Warrem que la adquirió en 1911 en Jerusalén. La copa se encuentra muy bien conservada y presenta signos de haber sido utilizada frecuentemente, y aunque se han perdido sus asas y parte del dorado que se había aplicado a detalles de la copa.

Militarmente el imperio bajo Nerón está caracterizado por el éxito contra el Imperio parto, la represión de la revuelta de los británicos (60-61) y una mejora de las relaciones con Grecia.

Mediante un golpe de estado en el reino vasallo de Armenia los partos gobernaron este reino. Nerón envió entonces un ejército que provocó la huida de los partos de Armenia. El comandante Cneo Domicio Corbulón condujo con precisión su campaña en Asia hasta que los partos solicitaron la paz, que fue favorable a Roma, pasando Armenia a ser una nueva provincia del imperio.





Séneca (Lucio Anneo Seneca)
(4 a.C. - 85)

Preceptor del emperador Nerón, fue un filósofo, político, orador y escritor romano conocido por sus obras de carácter moralista. Hijo del orador Marco Anneo Séneca, fue cuestor, pretor y senador del Imperio romano durante los gobiernos de Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón. Lucio Séneca nació en Córdoba, Hispania, y vivió su juventud en Alejandría, donde adquirió una formación estoica que mantuvo toda su vida.

Séneca fue un respetado senador que pasó a la historia como el máximo representante del estoicismo y de la moral republicana olvidada en el imperio.
Séneca puede considerarse humanista: la sobriedad que promovía como forma de vida, su desprecio a las supersticiones, la igualdad de todos los hombres y otros conceptos que difundía pero no practicaba fue continuada en el renacimiento.
Séneca fue obsecuente con todos los caprichos de Nerón, se hizo muy rico, y aunque se presentaba como estoico, fue considerado hipócrita (En su Calabacificación de Claudio ridiculizó algunas políticas del emperador Claudio que cualquier estoico habría ponderado).
Justificó ante el senado el asesinato de Agripina.

Errare humanum est
Séneca

La frase completa es:
Errare humanum est, sed perseverare diabolicum
Errar es humano, pero perseverar en el error es diabólico
Séneca


Tras la conspiración de Pisón para asesinar a Nerón, Séneca se suicidó

---------------------------------------------------------------------


Boudica o Boadicea
(12 - 61)

La historia de Boudica fue narrada por Tácito (en Anales y en La vida de Julio Agrícola) y por Dion Casio (en Historia romana).
En la conquista de Britania en el año 43, once reyes britanos acordaron vasallaje a Roma, que les permitió independencia y protección, a cambio de cobrarles impuestos.
Uno de los reyes era Prasatagus, rey de los icenos..
Fue un aliado de Roma y el Emperador romano fue nombrado su coheredero junto con sus dos hijas, una de ellas probablemente llamada Julia Victoria, que contrajo matrimonio con Mario, rey de Siluria.
Prasatagus murió y los romanos no cumplieron las promesas adquiridas con los icenos, despojando a los nobles de sus tierras, esclavizándolos y reclamando más impuestos.

Boudica, viuda de Prasatagus fue quitada del trono de los romanos, apelando, fue castigada azotándola y violando a sus hijas. No fue reconocida como reina (no contemplaba el título de reina la legislación romana)

Boudica comenzó alistando un ejército con icenos, pero pronto se unieron otras tribus reclamando libertad. A los icenios se había unido la vecina tribu de los trinovantes y destruyeron la ciudad de Camulodunum (Colchester). En esta colonia romana vivían legionarios retirados con sus familias, los britanos mataron a todos los habitantes de Camulodunum.
El gobernador de Britania, Cayo Suetonio Paulino, se dirigió a defender Londinum (Londres), pero esta ciudad no tenía murallas, y las legiones se retiraron dejando a la población indefensa. Las tropas de Boudica arrasaron Londinum masacrando a sus habitantes e incendiando la ciudad.

Los legionarios se dirigían a Gales, perseguidos por el ejército de Boudica (que conseguía cada vez más aliados). Paulino buscaba un sitio apropiado para enfrentar a los britanos.

Entre Londinum y Viroconium (Wroveter) Paulino dispuso su ejército en un terreno rodeado de bosques, ubicando una línea de legionarios flanqueada por dos grupos de caballería. Detrás de los legionarios colocó catapultas y arqueros.

El ejército de Boudica era muy numeroso, superaba 5 a 1 a los romanos, pero poco uniforme en cuanto a las armas que portaban y a la edad de los guerreros, desde niños de 10 años hasta ancianos, lo que era común en la cultura celta. Boudica colocó en una sola línea de frente, dejando detrás los carromatos de transporte y aprovisionamiento.
Los romanos, con gran experiencia, combatían en formación, reemplazando la primer línea de combate por la segunda, y esta por la tercera aproximadamente cada cuatro minutos y así sucesivamente, con lo que conseguían estar relativamente descansados los legionarios que usando sus escudos impedían el paso del enemigo. El cambio de línea era ordenado por los oficiales mediante una señal acústica (un silbato).

El historiador romano Tácito describió la batalla cincuenta años después, incluyendo el discurso de Boudica a sus tropas: "Nada está a salvo de la arrogancia y del orgullo romano. Desfigurarán lo sagrado y desflorarán a nuestras vírgenes. Ganar la batalla o perecer, tal es mi decisión de mujer: allá los hombres si quieren vivir y ser esclavos"
También Tácito consignó el discurso de Suetonio a sus legionarios: "Ignorad los clamores de estos salvajes. Hay más mujeres que hombres en sus filas. No son soldados y no están debidamente equipados. Les hemos vencido antes y cuando vean nuestro hierro y sientan nuestro valor, cederán al momento. Aguantad hombro con hombro. Lanzad los venablos, y luego avanzad: derribadlos con vuestros escudos y acabad con ellos con las espadas. Olvidaos del botín. Tan sólo ganad y lo tendréis todo".

Boudica ordenó el ataque y sus tropas, que con alaridos avanzaron corriendo a través de la llanura y del desfiladero en un masivo ataque frontal. A medida que avanzaban, entre las paredes del desfiladero, fueron canalizados en una densa y apretada masa. Aproximadamente a cuarenta metros de la línea romana, su avance fue recibido por salvas escalonadas de pilum, el venablo romano. El pilum fue diseñado para doblarse cuando se clavara en un escudo, lo que lo hacía imposible de extraer; así, el enemigo podía elegir entre cargar con una pesada lanza de hierro en su escudo o deshacerse de él y luchar sin esa protección.

El daño fue enorme, ya que muy pocos británicos llevaban alguna clase de armadura. A esa primera lluvia de dardos le siguió una segunda, puesto que cada romano portaba dos pilum.​ Esta táctica desarmó el ataque lanzado por los britanos, dejando el frente plagado de cuerpos, en tal cantidad que los atacantes empezaron a retroceder en desorden.

Al no poder perforar la formación enemiga, los britanos sintieron pánico y comenzaron a retroceder, aplastándose unos a otros mientras los romanos seguían su avance implacablemente, lanzando nuevos pilum cada vez que una nueva línea de legionarios ocupaba el frente.. En su desesperación por huir, los britanos no solo empujaron a los guerreros que avanzaban detrás sino a las mujeres, niños y ancianos que aguardaban el desenlace de la batalla en la cercanía de los carros.

La avalancha que produjeron fue tal, que cerca de 40 000 murieron aplastados entre los combatientes en desbandada y los carruajes que impedían la retirada. En es momento Suetonio ordenó las cargas de caballería.

Los romanos no tuvieron piedad, ni siquiera de mujeres encintas y niños, y durante horas se dedicaron a masacrar a los heridos y a perseguir a los que habían logrado traspasar la línea de los carromatos.
  

Estatua de Boudica en el Westminster Millennium Pier
Frente a la Sede del Parlamento Británico - Westminster - Londres

Murieron unos 50 000 britanos y menos de 500 romanos.
Boudica pudo escapar del campo de batalla, junto con su guardia personal consciente de que todo había terminado para ella y los suyos. El final de la Reina Icena estaba muy cerca.

Boudica sabía que si la atrapaban los Romanos, sería nuevamente humillada exhibida en las calles de Roma y muy posiblemente después sería violada para terminar asesinada. Una reina no podía permitir tal fin.  El suicidio era la opción más honrosa y se envenenó. Sus dos hijas la acompañaron.

   ----------------------------------------------------------------------------------


Primera guerra judeo-romana

En el año 66 se produjo la gran revuelta judía: Desde la muerte del rey Herodes el Grande (4 a.C.), mientras Judea era un estado vasallo de Roma, había surgido entre los judíos un movimiento revolucionario (los zelotes) de orientación teocrática, cuya finalidad era la expulsión de la presencia romana en Judea. (Capítulo III - Las Religiones - Los Zelotes).

En el 63 a.C. Pompeyo había tomado Jerusalén, y los reyes asmoneos siguieron gobernando Judea, pero como vasallos de Roma. Herodes derrocó al asmoneo Antígono, aliado del Imperio Parto, en una guerra que duró desde el año 40 al 37 a.C., y reinó bajo el control romano hasta su muerte, en el año 4 a. C., fundando a través de sus hijos la dinastía herodiana. Herodes fue investido "rey de los judíos" por el Senado romano.
El proyecto más famoso de Herodes fue la reconstrucción y ampliación del Segundo Templo de Jerusalén, con el propósito de ganarse el apoyo de los judíos.
Se conservan en pie cuatro muros, incluido el Muro de las Lamentaciones. Estos muros rodeaban una plataforma plana en la parte superior del monte, en la cual se encontraba el templo.


-----------------------------------------------------------------------

Los zelotes fueron la facción más violenta del judaísmo de su época, enfrentándose frecuentemente a otras facciones como los fariseos o saduceos, a quienes acusaban de tener "celo por el dinero".(Capítulo IV - Las Religiones - Los Zelotes).
Según los evangelios Jesús desautorizó a los zelotes (“Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios”).

El año 67 Nerón envió a Tito Flavio Vespaciano a pacificar Judea, lo que consiguió tres años más tarde al tomar la fortaleza de Masada, ocupada por los zelotes y asediada por los legionarios, donde se suicidaron todos los defensores, incluyendo mujeres y niños.
Los romanos habían destruido el templo de Jerusalén, masacraron su población y esclavizaron muchos judíos que fueron vendidos por todo el imperio.
Fue el comienzo de la diáspora o dispersión del pueblo judío por el mundo.


En época posterior y tras la diáspora judía del 70 d. C, los israelitas fueron expulsados de Samaria y Judea por los romanos, por lo que todo el territorio sur del Levante mediterráneo pasaría a ser conocido como Palæstina.
  
Masada - Al fondo el Mar Muerto


Nerón en los Juegos Olímpicos

Los juegos olímpicos llevaban 8 siglos desde su inicio, y los griegos continuaban celebrando bajo la dominación romana, permitiéndose a Nerón participar en los juegos olímpicos del año 64.
En sus deseos de verse popular, había participado en varios recitales en Nápoles. Nerón no tenía mala voz, aunque de escaso volumen, se esforzaba en practicar canciones bajo la tutela de los más acreditados músicos del imperio.
También le atraían las carreras de aurigas (Capítulo II - Los Griegos - Los Juegos Olimpicos) y no le agradaban los combates de gladiadores. Su condición de emperador le impedía participar en el circo, por lo que decidió viajar el año 67 a Grecia para participar en los juegos.

Nerón participó en varios recitales en distintas ciudades, triunfando en todos, incluyendo el de Olimpia; aunque no se realizaban certámenes musicales durante los juegos, Nerón obtuvo el permiso para participar en un concurso de canto y declamación. Durante sus actuaciones, estaba prohibido abandonar el teatro.
También participó triunfando en una carrera de carros durante los juegos, pese a no haber llegado a la meta sin el auxilio de los demás corredores. En esta ocasión pudo recompensar a los jueces, haciéndoles ciudadanos romanos y obsequiándoles una fortuna a cada un de ellos.
De regreso a Roma, protagonizó un desfile triunfal ciñendo la corona olímpica y otras de laureles.


En junio del año 68 el Senado proclamó emperador a Galba (que se había declarado emperador de Hispania) y declaró enemigo público a Nerón. 
Tal determinación provocó la huida de Nerón, quien refugiado en una villa decidió quitarse la vida. Y allí, entre lamentos, habría dicho: “¡Qué artista desaparece conmigo!”. 
La guardia pretoriana, sobornada, capturó a Nerón y lo obligó a suicidarse, sólo pudo hacerlo con la ayuda de un esclavo.




El Canal de Corinto

Canal de Corinto

Uno de los siete sabios de Grecia, Periandro de Corinto, comenzo a construir un canal en el istmo de Corinto (entre el golfo de Corinto en el Adriático y el mar Egeo), para que las naves evitaran rodear el Peloponeso. Periandro consultó el oráculi de Delfos y los sacerdotes le hicieron desistir.
Demetrio I de Macedonia, Julio César y Calígula intentaron recaudar para iniciar la obra, pero fue Neón quien inició los trabajos con aproximadamente 6.000 esclavos.
.
Después de la independencia de Grecia en 1830, varios intentos fracasaron por falta de recursos, hasta que en 1882 con maquinarias modernas y 2.800 obreros se reiniciaron los trabajos con una nueva concesión a la Société Internationale du Canal Maritime de Corinthe.
Esta compañía, después de realizar excavaciones, quebró y en 1890 el gobierno de Grecia otorgó los trabajos interrumpidos a una compañía griega que lo inauguró en 1893.



Galba (Servio Sulpicio Galba) 
(3 a.C. - 69)  

Siendo cónsul, en el año 33 fue nombrado Gobernador de Germania, después procónsul de Africa y finalmente gobernador de la provincia Tarraconense en Hispania. 

Siguiendo a Cayo Julio Vindex, Gobernador de la Galia, se rebeló contra el despótico emperador Nerón.
En el año 69, proclamado emperador por el Senado, y contando con el apoyo de la guardia pretoriana, marchó a Roma contando también con el apoyo de Otón, primer esposo de Popea.y Gobernador de Lusitania (actualmente Portugal, Extremadura y Salamanca).

Galba inició una política de austeridad que afectó a los pretorianos, que asociados con Otón, ejecutaron a Galba a Pisón y a otros, nombrando a Otón emperador.

------------------------------------------------------------------------------



Otón (Marco Salvio Otón)
(32 - 69)


El año 59 Roma tuvo cuatro emperadores. El segundo fue Otón,. descripto por Suetonio: 

"El físico y las maneras de Otón no correspondían a tanto valor. Dícese que era pequeño, que tenía los pies contrahechos y torcidas las piernas. Era cuidadoso de su traje, casi tanto como una mujer; hacíase depilar todo el cuerpo, y llevaba en la cabeza, casi calva, cabellos postizos, fijados y arreglados con tanto arte que nadie lo notaba. Afeitábase diariamente con sumo cuidado y se frotaba con pan mojado, costumbre que había adquirido desde la edad de la pubertad, con objeto de no tener nunca barba."
Suetonio - Las vidas de los doce césares

En la Galia se habían rebelado varias legiones al mando de Vitelio y avanzaban hacia Italia Tras una vana tentativa de reconciliación se preparó la batalla, contando con legiones que avanzaban desde Dalmacia, Panonia y Mesia. Con su armada tomó el control de los mares italianos.

En la primera batalla de Bedriacum, las tropas leales a Otón, básicamente la guardia pretoriana, la Legio VII Galbiana y destacamentos de las legiones del Danubio, se enfrentaron a los destacamentos de las tropas de Germania que habían proclamado a Vitelio como emperador. Vencieron los vitelianos.
Otón se suicidó.

----------------------------------------------------------------



Vitelio (Aulo Vitelio Germánico) 
(15 - 69)

Las poderosas legiones de  las provincias orientales declararon emperador a su comandante, Vespasiano.
Vitelio tenía las mejores tropas de su lado, las experimentadas legiones de la Galia y Germania. Sin embargo, las legiones de Iliria, Moesia y Panonia proclamaron su lealtad a Vespasiano y estaban reforzadas por legionarios que habían combatido con Otón y habían sido licenciados por Vitelio
Se libró la segunda batalla de Bedriacum, donde se impusieron los legionarios de Vespasiano, comandados por Muciano, gobernador de Siria (Vespasiano estaba en Egipto). 
Vitelio trató de abdicar para conciliarse con Vespasiano, pero fue asesinado.
A fin del año 69 Vespasiano fue declarado emperador por el Senado, Muciano lo representaba en Roma.


Vespasiano (Tito Flavio Vespasiano) 
(9 - 79) 

Fue el cuarto emperador del año 69. La Dinastía Flavia (Vespasiano y sus hijos, Tito y Domiciano) gobernó el imperio desde el año 69 al año 96.
Después de haber sido un eficiente Gobernador de Britania, Vespasiano tomó el mando de las legiones en la primera guerra judeo-romana.

En Roma, comenzó la construcción del Anfiteatro Flavio, conocido como el Coliseo Romano, y construyó edificios públicos,


Un líder de la resistencia de los judíos contra la ocupación romana fue Flavio Josefo*, que defendió a los romanos, destacando la figura de Vespasiano, al que los judíos consideraron un funcionario respetable a pesar de ser enemigo de la causa judía.
Flavio Josefo (38 - 191) - Historiador judío fariseo - Fue considerado traidor a la causa judía. Su obra fue preservada por los romanos y por los cristianos.

Vespasiano y Muciano resucitaron viejos impuestos e instituyeron otros nuevos, aumentaron el tributo de las provincias y vigilaron constantemente a los funcionarios del tesoro. 




El siguiente proverbio latino se creó probablemente durante la introducción del impuesto por la recogida de orina: "Pecunia non olet" (el dinero no tiene olor).
La orina humana, de alto contenido en amoníaco, era utilizada para curtir pieles y para lavar tejidos y prendas de lana. La orina de los mingitorios públicos se recogía de la red de cloacas romana en la cloaca máxima, y desde entonces fue vendida a los industriales.
Según Suetonio, cuando Tito recriminó a su padre por su intención de sacar dinero de las letrinas, éste le dio a oler una moneda de oro y le preguntó si le molestaba su olor. Ante la respuesta negativa, Vespasiano respondió: "Atqui ex lotio est" (viene de la orina).


Vespasiano trabajó sobre las legiones, licenciando legionarios y reclutando otros, disciplinando a las distintas unidades del ejército romano. Redujo el número de las cohortes pretorianas al establecido por César Augusto, con 9 cohortes quincuagenarias, y sólo reclutando guardias de ciudadanos italianos y de las provincias más romanizadas (Hispania, Galia Narbonense y Macedonia).
Organizó los campamentos romanos fronterizos, convirtiéndolos en ciudades de frontera.

Falleció de una inflamación intestinal aguda, según Suetonio, Vespasiano pronunció: "Vae, puto deus fio!n." (”Creo que me estoy convirtiendo en un dios”).



Tito (Tito Flavio Sabino Vespasiano)
(39 - 81)
 

Antes de ser proclamado emperador fue comandante militar bajo las órdenes de su padre Vespasiano en Judea, durante el conflicto conocido como la primera guerra judeo-romana (67-70).
En el sitio y conquista de Jerusalén en el año 70, ordenó a sus tropas no saquear el templo, pero los soldados de Tito incendiaron Jerusalén, saqueando el templo.
En Roma, bajo su gobierno se finalizó la construcción del Anfiteatro Flavio (el Coliseo) y de varios edificios públicos.
En el año 79 se produjo la erupción del Vesubio, y en el año 80 un nuevo gran incendio en Roma.


Arco de Tito - Vía Sacra al sureste del Foro - Roma
El arco se erigió después de la muerte de Tito en el año 81 para conmemorar la toma de Jerusalén.

Hasta que el moderno Estado de Israel fue fundado en 1948, los judíos rehusaron caminar bajo el arco debido a una prohibición rabínica.
Después de dos años como emperador, Tito falleció de fiebre, fue deificado y en su honor se construyó en Roma el Arco de Tito.

Pompeya

En el año 79 Pompeya sufrió uno de los desastres más violentos de la historia de la humanidad. Más de 2000 personas murieron instantáneamente o quedaron enterradas debajo de un manto de cenizas volcánicas provenientes de la erupción del Vesubio.

Coladas piroclásticas bajando por las laderas del volcán Mayon en Filipinas
durante su erupción de 1984, similar a la erupción del Vesubio en el año 79.

Vivían en Pompeya unas 25.000 personas (el 40% esclavos), pero muchos habitantes, alertados por sucesivos fuertes temblores de tierra días antes de la erupción, se habían retirado de la ciudad.
La ciudad fue sepultada por las cenizas volcánicas y sus habitantes murieron a consecuencia del flujo piroclástico
 que avanzó velozmente a más de 260ºC sobre Pompeya y las ciudades de Herculano y Estabia.

En 1738 un granjero descubrió edificios que pertenecían a Herculano, y en 1748 se encontraron los edificios de Pompeya.


Detalle de una pared en Pompeya
Una niña realiza una lectura ritual en una reunión de ritos mistéricos.
Muy conservados, existen varios frescos similares en una casa de Pompeya..

Pompeya, preservada del ambiente por las cenizas, conservó decenas de pinturas, esculturas, objetos artísticos y enseres domésticos e industriales que revelaron el modo de vida y otras características de la población romana durante el primer siglo.

Paestum - Segundo templo de Hera, o de Apolo (antes templo de Poseidón)

Entre 1759 y 1788, el rey Carlos III de España (Carlos VII de Nápoles) (Capítulo XVI - Los Borbones - Carlos III de España) financió las primeras excavaciones en Pompeya, viajando frecuentemente a la zona y en 1752, al construir una carretera se descubrieron la ruinas de Paestum (antigua colonia griega de Posidonia). en la provincia de Salerno, donde las construcciones se han conservado bien, gracias a que, durante una época, estuvieron cubiertas de marismas.

Pompeya - La casa del Fauno
Excavada en 1830, es la más grande de Pompeya. Su atrio tiene una fuente adornada por la estatua de bronce de un fauno, del que toma su nombre.


La descripción de las casas, mansiones y otros edificios romanos llevarían más páginas que las de este ensayo. La información que suministran los restos de Pompeya es muy valiosa, porque es una instantánea precisa que permite establecer usos y costumbres de las distintas clases sociales que habitaban esta ciudad.

Sabemos que los antiguos romanos realizaban tres comidas al día: 
• al amanecer se desayunaba (Ientaculum) con queso, leche y pan untado con aceite, ajo y sal o remojado en vino. A veces se tomaba miel, queso, higos, huevos, fruta fresca o seca, uva, dátiles, olivas adobadas.
Al desarrollarse la pastelería, se desayunaba unos bizcochos con vino de pasas. Los niños llevaban este dulce a la escuela. 


Taberna en Pompeya

 al mediodía se servía un frugal almuerzo, sin calentar la comida (prandium), se comía de pie y en tabernas un compuesto de pan, carne fría, verduras, pescados, huevos y frutas. 
 la comida principal (cena) se tomaba después del baño, y se trataba de puls, el plato tradicional romano, que consistía en tortillas de cereales (cebada, variedades de trigo, mijo), cocidas en agua con poca manteca. Al puls (pulmentum) se le adicionan distintos alimentos, de acuerdo al nivel monetario de los consumidores. La puls púnica (cartaginesa) se trataba de una tortilla más espesa, con trozos de queso, miel y huevos duros. Una receta de puls italiana consiste en agregar a las tortas ostras, sesos a la plancha y vino.

Los vinos se especiaban para evitar su avinagramiento, producido por bacterias aerobias. El vino se guardaba en ánforas abiertas, y se producía el picado acético (el etanol se oxida por las bacterias del aire* hasta convertirse en ácido acético, CH3-CH2OH + O2 → CH3-COOH + H2O, esto es: etanol + oxígeno → ácido ácético + agua. ).
* Principalmente Acetobacer aceticum.

El garum o garo (salsa de pescado) acompañaba muchas comidas romanas. Esta salsa de pescado preparada con vísceras fermentadas de pescado era considerada por los romanos como un alimento afrodisíaco. Reemplazaba la sal sobre la comida, se ayudaban del garo para proporcionar un sabor salado a los alimentos.

Garum (garo) - Salsa de pescado

Era una salsa que, mezclada con vino, vinagre, sangre, pimienta, aceite o agua, servía para aliñar otras comidas. El garo se empleaba principalmente para condimentar o acompañar gran cantidad de comidas, aunque se usaba asimismo en medicina y cosmética.

Baelio-Claudia - Tarifa - Cádiz

Aún se pueden ver varias factorías romanas de fabricación de garo en España: en la ciudad de Baelo-Claudia en la Pedanía de Bolonia, término municipal de Tarifa (Cádiz), o en la ciudad de Carteia, en el municipio de San Roque (Cádiz), donde se pueden ver cerca del foro grandes ánforas enterradas cerca de la playa, donde se fabricaba el garo que luego se exportaba a Roma. En el Antiquarium de Metropol Parasol, en Sevilla también existen los restos de una factoría configurada en piscinas.
El estudio en estas factorías pesqueras concluye que el boquerón era la principal especie usada en la elaboración del garum, seguido de la sardina, jurel, liza, brótola de roca, caballa, rodaballo y atún rojo.
En las Islas Baleares se producía gran parte del garo que se consumía en Roma; es más, tanto la isla de Menorca como en Mallorca se especializaron en exportar esta salsa. La ciudad de Gigia (Gijón) también producía y exportaba esta salsa.


El pan candeal (candidus) se hacía tradicionalmente con harina del trigo candeal, que tiene un alto contenido en proteínas y menos gluten que el trigo que se comercializa actualmente. El mundos (secindarina) de uso común y el picantes (de harina sin descascarillar, de color oscuro), que despectivamente se le llamaba rusticus o sordidus; este pan era duro, y pocas horas después de elaborado, sólo podía consumirse remojado en agua, sopa o vino.

La carne era privilegio de los adinerados, los pobres a veces consumían algo de carne de cordero hervida, los indigentes también comían perros y gatos y algunos pajaritos cazados con la liga (método que consiste en untar con pegamento las ramas de los árboles para atrapar las aves que quedan pegadas). No se comían codornices, que comen hierbas venenosas, ni ibis ni cigüeñas que se alimentan de serpientes.
Los ciudadanos ricos comían todo tipo de carnes rojas (porcina, asina, ovina y bovina) y aves de corral (gallinas y gansos).
Las carnes se conservaban en salazón o ahumadas. También se protegían con manteca o miel. Para consumirla no muy fresca se servía en vinagreta y se hervía con especias y salsas, como el garum.

Se consumían gran variedad de pescados y mariscos.
Los pobres comían morrallas (pescados de roca, llenos de espinas) en salmuera o en sopa.

También consumían caldos de farro (variedad de trigo) con verduras (repollos y otras) y un guiso de garbanzos cocidos en agua y leche acompañado de queso rallado. Despectivamente los ricos denominaban a los vegetales comida de pobres y de animales, aunque la ensalada moretum (queso de oveja, apio, cebolla y ruda) se consideraba ideal para reponer fuerzas, y se administraba a los recién casados el día siguiente a su boda.
Se han identificado especias exóticas importadas de lugares tan lejanos como Indonesia..


Lirón

En la época imperial los lirones (ratones de campo) eran especialmente considerados en las mesas de los gourmets, posiblemente por moda y esnobismo. Su uso y consumo está muy documentado. En general, las fuentes apuntan a los lirones como un plato servido como entrada, cocido al horno, relleno de carne de cerdo y del propio lirón y rociado con miel y semillas de amapola.
Lo que comemos es cultura. Nuestra cultura actual no admite ratones.

Mosaico romano con peces - Pompeya - Casa de Fauno
Museo Nacional Arqueológico - Nápoles

La dieta de los romanos se completaba con quesos (de cabra y de oveja), aceitunas verdes y negras y frutos secos (castañas, nueces, almendras y avellanas). Se consumía yogur (oxygala) solo o con tomillo, orégano, menta o cebolla). En verano con hielo picado.
El hielo se enviaba en bloques a Roma desde el monte Terminillo en los cercanos Apeninos, o embarcado desde el Etna en Sicilia o desde el Vesubio. Se guardaba en pozos en invierno y en verano se fabricaban helados, con crema y jugos de frutas.

Detalle de un mosaico - Pompeya - Casa de Fauno
Museo Nacional Arqueológico - Nápoles
  

Plinio el Viejo (Gayo Plinio Segundo) 
(23 - 79)

A 50 km de Pompeta de encuientra Miseno, donde Pliio era prefecto de la flota romana.
Plinio el Viejo, escritor, científico, naturalista y militar latino que en Historia natural (Naturalis historia), en 38 libros describe sobre el mundo natural. Abarca temas dispares incluyendo astronomía, matemáticas, geografía, etnografía, antropología, fisiología humana, zoología, botánica, agricultura, horticultura, farmacología, minería, mineralogía, escultura, pintura y piedras preciosas.
La obra fue dedicada al emperador Tito, siendo la única obra de Plinio que ha sobrevivido, siendo estudiada como modelo de las enciclopedias.
Tras estudiar en Roma, a los veintitrés años inició su carrera militar en Germania, con una duración de doce años. Llegó a ser comandante de caballería antes de regresar a Roma, en el año 57, donde se dedicó al estudio de la literatura y de otras disciplinas.

Cuando estalló el Vesubio, Plinio se trasladó por mar hasta Estabia, donde murió, posiblemente de asfixia por inhalar los gases volcánicos del flujo piroclástico. mientras describía los efectos del volcán.
Sus últimas horas fueron relatadas en una carta, 27 años después, que su sobrino, Plinio el Joven,* envió a Tácito (citado).

"Comenzaba a trabajar al salir el día.... No leía nada sin hacer un resumen porque decía que no había libro, por malo que fuese, que no contuviera algún valor. Estando en casa, sólo excluía la hora del baño para estudiar. Cuando viajaba, y había sido descargado de otras obligaciones, se consagraba únicamente al estudio. En una palabra, consideraba como perdido el tiempo que no podía dedicar al estudio"
* Plinio el Joven (81 - 112) - Cartas: Gayo Plinio a Cornelio Tácito, VI



Domiciano (Tito Flavio Domiciano)
(51 - 96)
 

La Guardia Pretoriana le nombró emperador a la muerte de su hermano. Las crónicas lo describen como un tirano cruel y despótico,
Como emperador, Domiciano puso pronto fin a la falsa fachada de democracia republicana establecida por su padre y estimulada durante el reinado de su hermano.
Hizo del Senado una institución obsoleta al concentrar en sus manos los poderes gubernamentales. En su opinión el Imperio debía ser gobernado por una monarquía divina dirigida por él, un déspota benevolente
El emperador viajó por todas las provincias occidentales del Imperio, permaneciendo tres años en Germania e Iliria; desde estas provincias combatió a las tribus que amenazaban al Imperio

Domiciano revaluó la moneda al aumentar en un 12 % el contenido de plata de cada denario. Esta moneda conmemora la deificación de su hijo, fallecido en el año 81.

En el año 77 el general Agrícola (Cneo Julio Agrícola) terminó la conquista de Britania, comenzando su romanización. Agrícola había combatido con Suetonio en la Batalla de Watling Street  Inició una campaña contra Caledonia (actual Escocia), que no pudo conquistar.
La vida militar de Agrícola está muy documentada por Tácito que era su yerno.
En el año 84 Agrícola sería reclamado en Roma, supuestamente por los gastos de su campaña, aunque más probablemente porque sus éxitos preocupaban al emperador Domiciano. A pesar de haber sido galardonado con un triunfo, Agrícola perdió el favor imperial debido a sus éxitos y a su popularidad.

Poco después de que Agrícola regresara a Roma el Imperio romano entró en guerra en Oriente con el Reino de Dacia. A medida que se fueron requiriendo refuerzos en el este, Domiciano comenzó a retirar a las legiones que estaban desplegadas en suelo británico. Se desmantelaron los fuertes y demás fortificaciones de Caledonia; además, desplazando la frontera romana con Caledonia 120 kilómetros al sur.
El reino de Dacia destrozó una legión romana, y el emperador se dirigió a Dacia en el a{o 86 con un gran ejército. Cuando los germanos penetraron en el imperio, Domiciano firmó una paz con Dacia para atender el frente de los alemanes.


Aureo romano acuñado durante el reinado de Domiciano. El reverso contiene el grabado de la diosa Minerva, deidad favorita del emperador que apareció en numerosas clases de monedas emitidas por su administración.

Domiciano creía firmemente en la religión romana tradicional; dirigió una intensa política con el objeto de resucitar las antiguas costumbres y restablecer la moral romana. 
La deidad favorita del emperador era la diosa Minerva (se corresponde con la diosa griega Atenea). Ordenó a su administración que la diosa apareciera de manera regular en sus monedas

Además del Arco de Tito se construyeron varios templos, el Templo de Vespasiano y Tito junto al Foro, Templum Divorum y el Templum Fortuna Redux.
El año 85 se designó a sí mismo censor perpetuo, magistratura responsable de supervisar la moral y conducta romana, promovió leyes para exiliar a los adúlteros y otras semejantes.

En el año 87 se descubrió que las vírgenes vestales habían roto su voto de castidad durante su época al servicio del Imperio; debido a que éstas eran consideradas hijas de la comunidad, esta ofensa constituía en esencia un incesto. Se condenó a muerte a los implicados en el delito y se quemó vivas a las vestales.
Una tradición basada en los escritos de Eusebio de Cesárea sostiene que cristianos y judíos fueron implacablemente perseguidos a finales de su reinado. el Apocalipsis fue escrito durante el reinado de Domiciano. (Capítulo IV - Las Religiones - El Apocalipsis)

Tanto Tácito como Suetonio mencionan en sus obras una escalada de persecuciones hacia el final de su reinado.
Su autocrático estilo de gobierno acentuó la pérdida de poder senatorial. Por otra parte, su ecuánime trato tanto al patriciado como a la realeza le valió el desprecio del pueblo

El 18 de septiembre del año 96, el emperador Domiciano fue asesinado víctima de una conspiración palaciega en la que se vieron implicados varios miembros de la Guardia Pretoriana y varios libertos.
el Senado proclamó emperador a Nerva el mismo día del asesinato de Domiciano
Tras el nombramiento de Nerva como emperador, el Senado emitió un damnatio memoriae (literalmente, «condena de la memoria») sobre Domiciano: sus monedas y estatuas fueron fundidas, sus arcos derribados y su nombre eliminado de todos los registros públicos
  

Nerva (Marcus Cocceius Nerva Caesar Augustus)
(30 - 98)

Bajo Nerón fue miembro del séquito imperial y desempeñó un importante papel en el descubrimiento de la conspiración contra el emperador orquestada por el senador Cayo Calpurnio Pisón.
Durante el gobierno de Nerva cesaron los juicios por traición, puso en libertad a muchos senadores que habían sido encarcelados y concedió la amnistía a muchos de los exiliados bajo el reinado de Vespasiano. Las propiedades confiscadas se restituyeron a las respectivas familias.

Nerva creó una comisión para reducir los gastos en el imperio, suprimiendo muchos gastos suntuarios; sacrificios religiosos, juegos, carreras de caballos. También se fundieron las estatuas de oro y plata de Domiciano, y se vendieron en subasta las propiedades de su predecesor, comprando con la recaudación terrenos para los pobres.

Como Nerva no tenía herederos, esperaba nombrar sucesor al gobernador de Siria, con la oposición de la Guardia, que se alineó detrás de Marco Ulpio Trajano, general de los ejércitos de Germania, más cercanos a Roma.
 La Guardia Pretoriana, en octubre del año 97, tomó como rehén a Nerva, haciéndose cargo del imperio. La Guardia conminó a Nerva, lejos del poder, a eliminar a los asesinos de Domiciano. Al ejecutarlos, Nerva anunció la adopción de Trajano como su sucesor.
Se otorgó oficialmente a Trajano el título de César y compartió el consulado con Nerva.

Nerva murió a comienzos del año 98 e inmediatamente el nuevo emperador fue Trajano.


Trajano (Marco Ulpio Trajano) 
( 53 - 117) 

Nerva no tenía hijos, y era impopular en el ejército (su política austera había disminuido los sueldos de los legionarios y de la guardia), y se vio obligado a adoptar a Trajano como sucesor.
Trajano fue el primer emperador nacido en Hispania, que estaba completamente romanizada.

En el año 96 se convirtió en Gobernador de Germania Inferior. Tomó parte en las guerras del emperador Domiciano contra los pueblos germanos, cuando fue asesinado Domiciano.
Cuando fue nombrado emperador, no marchó rápidamente a Roma, castigó a los pretorianos que habían hostigado a Nerva y colocó oficiales de su entorno.
Redujo a la mitad el donativo estipulado que se entregaba a la guardia pretoriana cuando tomaba el poder un nuevo emperador.
Hizo su entrada triunfal en Roma después de asegurar la seguridad del territorio entre el Rin y el Danubio, dos años después de haber sido nombrado emperador.
El Senado y el Ejército romano lo estimaban, no tuvo hijos, y era pedófilo, aunque estos vicios no impidieron a Trajano ser el emperador más preponderante del imperio romano. Trajano realizó conquistas. 


Extensión del Imperio romano - En rojo las conquistas de Trajano

El año 102 derrotó completamente a los dacios, y los romanos terminaron de conquistar Dacia en el 106. Rápidamente fue romanizada (su nombre actual es Rumania). 
Un año después (197) conquistó Arabia Pétrea (el reino nabateo).
Finalmente, en 113 comenzó una nueva guerra contra Partia. Enfermó en campaña y falleció en su regreso a Roma.

Columna Trajana

Trajano fue deificado por el Senado y sus cenizas se depositaron al pie de la Columna Trajana.


  
Adriano (Publio Elio Adriano) 
(76 - 138)
    
Fue el segundo de los emperadores hispanos.
Durante su gobierno, el imperio romano alcanzó su máxima extensión.
Pompeya Plotina, la mujer de Trajano, informó que antes de morir, el emperador le había nombrado sucesor. Nadie se opuso.

Adriano organizó el sistema administrativo estatal ascendiendo a tecnócratas, en perjuicio de funcionarios corruptos que se habían enriquecido. Esta nueva administración del erario provocó la enemistad de los aristócratas (senadores) con el nuevo emperador.
No realizó conquistas, dedicándose a resguardar las fronteras del imperio y suprimir rebeliones, realizando maniobras militares de adiestramiento y llevando la vida de los legionarios.



Rebelión de Bar Kojba
(132 - 135)

Los judíos se rebelaron contra Roma por la decisión que tomó Adriano de fundar en la misma Jerusalén una ciudad romana que llamó Aelia Capitolina (en su honor Aelia y en honor del dios Júpiter Capitolina), lo que fue una provocación religiosa.

Adriano, en su intento de terminar con la religiosidad judía, propuso cancelar el respeto al día sábado (Sabbat), terminar con la práctica de la circuncisión (Brit milá), y eliminar los sacrificios.
La Asamblea de Sabios de los judíos (el Sanedrín), decidió una revuelta contra estas inaceptables condiciones y la profanación del Templo, nombrando a Simón Bar Kojba como el Mesías.
Los rebeldes derrotaron a dos legiones romanas, la de Jerusalén y a la enviada desde Egipto.
Simón Bar Kojba tomo el título de nasí (presidente) de un estado soberano semita, anunciando el inicio de la "era de la redención de Israel", volviendo a los sacrificios, emitiendo moneda y estableciendo contratos.

En la represión de Adriano, los legionarios arrasaron 50 ciudades fortificadas* y mil aldeas*, prohibida la Torá y quemados los libros sagrados.
* Muerieron 600.000 judíos y se ejecutó a numerosos rabinos eruditos.
Dión Casio

En la zona del antiguo templo se instaló el templo de Júpiter y una estatua ecuestre de Adriano y una estatua de Afrodita fue colocada en el lugar donde los cristianos veneraban la tumba de Jesús.
Se eliminó la provincia de Judea, que pasó a llamarse Siria Palestina, prohibiendo a los judíos entrar en Aelia Capitolina. Para denigrar más a los judíos, levantó una estatua de un cerdo en la puerta principal de la ciudad.
Delante de la puerta sur de Jerusalén , la puerta Aelia, los romanos erigieron una estatua de mármol de un cerdo. El cerdo era el emblema de la 
legión X fretensis, pero los judíos lo tomaron como un insulto para ellos, que posiblemente esa era la intención de los romanos.
Actualmente existen restos del cerdo en la Antigua Jerusalén.

Fue el comienzo de la diáspora judía, y el fin del judaísmo político.
En el Talmud la Rebelión de Bar Kojba es conocida como "la guerra del exterminio", y aunque la diáspora había comenzado antes, el final de la rebelión eliminó cualquier posibilidad de ocupar Jerusalén. Ningún judío podía entrar en la nueva ciudad bajo pena de muerte. La situación se mantuvo hasta el surgimiento del sionismo en el siglo XIX.


Castillo de San't Angelo - Iniciado por el emperador Adriano en el año 135 para ser su mausoleo personal y familiar, fue terminado por Antonino Pío en 139. El monumento, levantado con piedra de travertino, estaba engalanado en su cima por una cuadriga en bronce guiada por el emperador Adriano. El edificio cambió de uso muy pronto y se convirtió en un edificio militar. Se integró a la Muralla Aureliana en el 403.

Adriano se destacó por su afición a la filosofía estoica y epicúrea.
El propio Adriano había correspondido y probablemente visitado al filósofo Epícteto, ex-esclavo que enseñaba un estoicismo sumamente austero.
Fundó en Roma una especie de Universidad, el Ateneo.
Adriano como muchos romanos de su tiempo, siguió los cultos orientales, como Mitra y a los dioses egipcios Isis y Osiris, aunque sin renegar de la más sobria religión tradicional de los romanos, tanto por respeto a sus predecesores como por razones de Estado.


La religión pagana de Roma aceptaba dioses de pueblos conquistados, y los incorporaba a su panteísmo, sin perjuicio de seguir venerando a sus propios dioses.

La religión romana no exigía exclusividad y permitía una tolerancia desconocida en las posteriores épocas cristianas. Incluso las dos religiones asiáticas cuyo intransigente monoteísmo no permitía la integración en el mundo romano, el judaísmo y su escisión, el cristianismo, sólo fueron perseguidas por su carácter excluyente.


Las familias romanas aristocráticas reprochaban a Adriano su preferencia por las provincias. Adriano había perseguido todos los casos de corrupción y desvío de fondos que había encontrado durante sus viajes.

Adriano consiguió gobernar eficazmente también en sus últimos años. .
Aparentemente su cuñado Serviano, de 90 años, pero que se agarraba tenazmente a la vida, esperaba ser el heredero del imperio. Pero Serviano fue acusado de conspiración y ejecutado junto con su nieto.

Decidió nombrar sucesor a Antonino, que contaba con 51 años de edad, una persona totalmente honorable, benigna y de temperamento racional. Carecía de la brillantez intelectual y la versatilidad de Adriano, pero también de su inconsistencia y nerviosismo.

Antonino Pío sería emperador 23 años, durante los que jamás abandonó la península itálica. Adriano había echado la vista aún más lejos y hecho que Antonino adoptase a su sobrino de 16 años. Marco Anio Vero, que sería posteriormente el emperador Marco Aurelio, también un filosofo estoico.

En uno de los muchos viajes que emprendió Adriano conoció al adolescente Antínoo, de trece años y quedó fascinado por su belleza. Antínoo acompañó como pareja al emperador en todos sus viajes recorriendo el imperio. La pasión que Adriano sintió por el bello Antínoo pasó a la historia porque el emperador quedó trastornado por la muerte prematura del muchacho, quien se ahogó de forma misteriosa en el Nilo durante un viaje a tierras egipcias.
Una leyenda es que Antínoo, conocedor de un augurio que profetizaba larga vida al emperador si el joven se sacrificaba en su presencia, se inmoló para asegurar al emperador un reinado prolongado.

De no haber sido por aquel trágico accidente, éste no habría pasado de ser un caso más de los muchos habidos entre un pedagogo erastés (en Grecia, un pedófilo adulto) y su erómenos (adolescente en relación con un erastés). Esta relación habitual en Grecia, fue también ejercida sin pudor en Roma. 

La soledad y tristeza de Adriano ante la pérdida de Antínoo fue tan fuerte que le impulsó a perpetuar su memoria de manera obsesiva. Erigió estatuas en su honor a ambas costas del Mediterráneo, y desde el Cáucaso hasta Hispania. Acuñó monedas de curso legal con su efigie.

Lo deificó y construyó templos por todo el imperio dedicados a su amante. Levantó un mausoleo, el Antinoeion, en la Villa Adriana, en la colina del Tívoli, cerca de Roma. Instituyó juegos y fiestas en su honor. Fundó y edificó una ciudad entera, Antinóopolis, en el mismo lugar en el que su adorado amante se había ahogado. Hasta dio nombre a una constelación para poder verle con sólo alzar la vista hacia los cielos en las largas noches que siguieron a su desaparición.

En el imaginario mitológico romano, Adriano y Antínoo representaban en carne y hueso el rapto de Ganímedes por Zeus (Capítulo II - Los Griegos).

  

Busto de Antínoo de la Villa Adriana, en Tívoli - Museo del Louvre - París

Adriano creó una ciudad, llamada Antinoópolis, en el sitio en donde fue encontrado el cuerpo de su amante. De regreso a Roma, mandó construir un millar de bustos, estatuas y relieves para que conservaran la imagen del joven, y ordenó también acuñar monedas con el mismo fin. De esta manera, Antínoo permaneció vivo en el recuerdo de la cultura romana y continuó generando manifestaciones artísticas hasta la actualidad.
Construyó en Tibur (Tívoli) la Villa Adriana, un lugar de retiro donde vivió los últimos años de su vida, desde donde gobernó el imperio.

Unos días antes de morir escribió:

Animula vagula blandula
hospes comesque corporis
quae nunc abibis in loca
pallidula rigida nudula
nec ut soles dabis iocos.


Dos traducciones similares:

1) Alma, vagabunda y cariñosa,
Huésped y compañera del cuerpo,
¿Dónde vivirás?
En lugares lívidos, severos y desnudos
y jamás volverás a animarme como solías

2) Pequeña alma, blanda y errante,
huésped y compañera de mi cuerpo,
que partirás para lugares
pálidos, rígidos, desnudos,
y ya no bromearás como acostumbrabas


Antonino Pío (Tito Fulvio Boyonio Annio Aurelio Antonino)
(86 - 161)
  
Nació en la Galia Transalpina, único hijo del cónsul del 69, Tito Aurelio Fulvio.
En el año 138 Adriano adoptó como heredero a Antonio Pío, con la condición que a su vez adoptara a Marco Annio Vero y a Lucio Vero como sucesores.
Antonino adquirió el sobrenombre de Pío tras acceder al trono y obligar al Senado a deificar a su predecesor Adriano.
Se casó entre los años 110 y 115 con Annia Galeria Faustina la Mayor. Faustina era hermosa y fue conocida en Roma por su filantropía. Dedicó su vida a ayudar a los pobres..


Durante el gobierno de Antonino se construyeron teatros, templos y mausoleos. Se promovieron los filósofos a los que se entregaron sueldos y otros premios. 

Antonino Pío mantuvo buenas relaciones con el Senado, en contraste con su predecesor Adriano. Su reinado, junto con el de sus predecesores Trajano y Adriano, y el de su sucesor, Marco Aurelio, se conoce como la Edad de Oro del Imperio romano.
En lugar de perseguir a los cristianos, les protegió con firmeza en todo el Imperio.


Marco Aurelio (Marco Aurelio Antonino Augusto) 
(121 - 180)
  
Siendo muy joven llamó la atención del emperador Adriano, quien quedó admirado por su ingenua franqueza y su inteligencia, y ordenó a Antonino Pío que lo adoptara, quedándole destinado el imperio.Su mujer Faustina era la hija de Antonino Pío.
Marco AurelioLucio Vero fueron hijos adoptivos de Antonino Pío por mandato de Adriano y los dos primeros que gobernaron conjuntamente en la historia de Roma.


La insistencia de Marco Aurelio en que Vero fuera elegido emperador junto a él motivó la lealtad de este hacia el primero durante toda su vida. La sucesión conjunta pudo haber sido debida a que Vero contaba con experiencia y talento militar, algo muy necesario durante el mandato de Marco Aurelio, en el que el Imperio se mantuvo constantemente en guerra con varios pueblos.
Lucio Vero se casó con Lucila, hija de Marco Aurelio, reforzando aún más la amistad entre los coemperadores.


Ante la invasión de los partos, que habían liquidado a dos legiones y se habían instalado en las provincias de Armenia y de Siria, Lucio Vero, que controlaba el ejército romano, se encargó de comandar las legiones de oriente, contando con el general Avidio Casio, de gran experiencia militar. Saqueando la capital, Ctesifonte (cerca de la actual Bagdad), continuó las operaciones militares Avidio Casio. Lucio Vero se estableció en Antioquía.


Los romanos triunfaron ampliamente en Partia, pero a su regreso a Roma llevaron la peste.que se llamó peste antonina o plaga de Galeno (se cree que fue viruela o sarampión).


Esta peste se extendió rápidamente por el imperio, pese a los numerosos sacrificios ofrecidos por Marco Aurelio a los dioses.Según el historiador Dión Casio la enfermedad regresó nueve años después causando 2.000 muertes diarias en Roma. Se estima que perecieron millones de personas durante esta época.


Cuando volvió de su campaña, Vero fue recompensado con un triunfo. El desfile de la ciudad fue tremendamente inusual ya que incluyó a los dos emperadores y toda su familia, recordando al de Tito Flavio Sabino Vespasiano cuando volvió de su campaña en Judea. Los dos hijos de Marco Aurelio, Cómodo y Annio Vero fueron elevados a la categoría de César para la ocasión.


El año 167 un levantamiento bárbaro se produjo en Germania, y algunas tribus, los mancomanos y otros vecinos, ingresaron asolando la provincia de Panonia.

Estatua ecuestre de Marco Aurelio - Museos Capitolinos.- Roma

Los germanos no se habían romanizado, pero habían asimilado muchas costumbres romanas. En particular habían formado un ejército con formación militar y armamento similar al de las legiones, combatiendo más organizados que en las incursiones anteriores, no portaban hachas y llevaban escudos copiados de los legionarios, su equipamiento y sus tácticas de combate eran similares.


El año 168 Marco Aurelio se dirigió a Panonia para recuperarla, acompañado de Lucio Vero que murió afectado por la peste. Cundo regresó a Roma intentó recuperar hombres para las agotadas legiones, y no lo consiguió.
Inició una campaña para recaudar fondos para pelear en el Danubio, donando sus pertenencias, y algunos lo imitaron. Tomó como legionarios a los gladiadores y también esclavos y convictos.
En el año 170 los bárbaros invadieron Italia, llegando los mancomanos a las proximidades de Venecia,


Marco Aurelio se instaló con su familia en los fuertes del Danubio,
Tras una prolongada y cruenta guerra, Marco Aurelio logró hacer retroceder a los invasores. Muchos de estos pueblos germánicos se asentaron tras su derrota en los territorios de Dacia, Panonia, Germania y en la misma Italia, en provincias romanizadas.
Esto decidió a Marco Aurelio a establecer dos nuevas provincias en el imperio: Sarmatia (Bohemia) y Marcomania (Hungría).


Una rebelión de importancia en Egipto ocupó la mente de Marco Aurelio. Egipto era el granero de Roma y la situación debía de resolverse rápidamente. Envió las legiones orientales bajo el mando de Avidio Casio que terminó con la rebelión.


Marco Aurelio, al frente de us tropas en Germania, llevaba una austera vida de legionario, y en plena campaña militar escribió su famosa obra "Meditaciones".


Meditaciones: .Su visión del hombre es pesimista, pues considera que sus pasiones son el factor principal de la corrupción del mundo, por lo que aconseja perseguir tan sólo aquellos fines que dependan de uno mismo. Es ilustrativo el hecho de que se inspirara tanto en un esclavo como había sido Epicteto y que detestara el poder despótico al que él mismo denominó, irónicamente, cesarizar.
Impecable breve descripción de Wikipedia
Colabore con Wikipedia


En el año 175 le informaron al general Avidio Casio de la muerte de Marco Aurelio. Inmediatamente se proclamó emperador y las provincias orientales, a excepción de Capadocia y Bitinia lo aceptaron.
Faustina, la mujer de Marco Aurelio se comprometió con Avidio Casio, posiblemente desesperada por la anunciada muerte del emperador y considerando que en el imperio las viudas de los emperadores y sus hijos no sobrevivían.
Pero Marco Aurelio no había muerto. Se recuperó y Avidio Casio, perdió todo su apoyo y fue ejecutado por sus tropas y su cabeza enviada a Marco Aurelio, que se negó a mirarla mientras perdonaba la infidelidad de su mujer, se supone que comprendiendo sus motivos.


Marco Aurelio fue un buen emperador. Promovió medidas favorables para los esclavos, las viudas y los menores de edad. Cuando en el año 177, probablemente a causa de una revuelta popular, se produjeron matanzas de cristianos en la ciudad francesa de Lyon, el gobernador local le remitió una consulta sobre las medidas que debía tomar al respecto; Marco Aurelio le contestó que debía perdonar a quienes no renegaran de su fe.


Cómodo (Lucio Aurelio Cómodo Antonino)
(161 - 182)
  
Marco Aurelio dejó como sucesor a su hijo Cómodo, y esta decisión fue desgraciada. Por esta razón, la muerte de Marco Aurelio ha sido considerada como el fin de la época de mayor prosperidad del Imperio, conocida como la Pax Romana.

Mientras fue coemperador con su padre,  Cómodo luchó con los ejércitos del Danubio.

Cuando quedó a cargo del imperio por la muerte de Marco Aurelio, se desbordó en un trastorno delirante que llevó al Imperio romano a una de sus mayores crisis desde los gobiernos de Calígula, Nerón o Domiciano.

El asesinato de Cómodo (192) ocurrió después de un gobierno impopular y con reiterados conflictos internos. A su asesinato, el Imperio se sumió en una época de guerras civiles conocida como el Año de los cinco emperadores. Al término de este conflicto asumió al trono Septimio Severo, quien instauró la dinastía de los Severos.

   
Septimio Severo (Lucio Septimio Severo)
(146 -211)

Disolvió la Guardia Pretoriana, sustituyéndola por su guardia personal a fin de asegurarse un total control político y su propia seguridad. Durante su reinado acamparon en las inmediaciones de la capital imperial unos 50 000 soldados. Aunque sus ansias de poder convirtieron a Roma en una dictadura militar,
Septimio Severo fue muy popular entre la población debido a que restableció la moral tras los años decadentes del gobierno de Cómodo, y consiguió contener la corrupción que se había instalado en todos los órdenes.
El imperio de Severo proporciona un interesante ejemplo de la persecución a la que fueron sometidos los cristianos durante el Imperio romano. Severo se limitó a permitir que se siguiera poniendo en práctica la política establecida desde hacía ya tiempo, lo que significa que las autoridades romanas no buscaban intencionadamente a los cristianos, aunque cuando alguien era acusado de serlo, esta persona debía maldecir a Jesús y hacer una ofrenda a los dioses romanos o sería ejecutado.
de Wikipedia
(colabore con Wikipedia)


Caracalla
(Marco Aurelio Severo Antonino Augusto) 
(188 - 217)

A la muerte de Septimio Severo, le suceden como co-emperadores sus hijos Caracalla y Geta.
Cuando dos o más hermanos comparten una herencia, lo más probable es que peleen entre ellos. La rivalidad entre Caracalla y Geta terminó con el asesinato de Geta en el 211. Geta murió en brazos de su madre, y los historiadores consideran que Caracalla ordenó su muerte. Luego de la muerte de Geta fueron ejecutados 20.000 testigos del hecho. Aparentemente Geta estaba organizando un complot para matar a Caracalla.
Tras la muerte de su hermano, Caracalla abandonó Roma para embarcarse en campañas militares y no volvió a la ciudad hasta su muerte en 217.



Las termas de Caracalla: Fueron unos baños públicos de la Roma imperial. Se construyeron entre 212 y 217 d.C. Se inauguraron con el nombre de Termas Antoninas.
Actualmente, las extensas ruinas de estas termas son una atracción turística importante, donde se realizan conciertos. 
Aunque fueron despojadas de sus esculturas y demás adornos, se conservan aún grandes fragmentos de mosaicos, algunos de ellos correspondientes a la planta superior del edificio, que se desplomó.


El sucesor de Caracalla fue Macrino, ejecutado en junio o julio de 218 después de otra guerra civil.

  
Heliogábalo (Marco Aurelio Antonino Augusto)
(203 - 222)

Reemplazó al dios Júpiter, cabeza del panteón romano, por el dios Sol Invicto (Deus Sol Invictus), con la idea de unificar el panteísmo en al menos pocos dioses, ya que la religión estaba desordenada. 


Dios Sol Invicto

La religión y fiesta del Sol Invictus continuó siendo parte de la religión estatal hasta que el paganismo fue abolido por decreto del emperador Teodosio I el 27 de febrero de 380 en el célebre Edicto de Tesalónica, en el cual el emperador estableció que la única religión del estado era el cristianismo niceno, prohibiendo de facto todas las otras.
(Capítulo VII - El Imperio Bizantino - Teodosio I)

Obligó a miembros destacados del gobierno de Roma a participar en los ritos religiosos en honor de la deidad, de la que él era sumo-sacerdote. Se casó hasta cinco veces y se dice que otorgó favores a personas que se creía que eran sus amantes homosexuales, hasta el punto de que se le acusó de haberse prostituido él mismo en el palacio.  Heliogábalo, de sólo 18 años de edad, fue asesinado y reemplazado por su primo, Alejandro Severo.

   
Alejandro Severo (Marco Aurelio Severo Alejandro)
(208 - 235)

Sucedió a Heliogábalo, tras el asesinato de éste en 222, y terminó su reinado también asesinado, dando comienzo a la época conocida como la crisis del siglo III.
En un campamento, cerca de la actual Maguncia, se produjo un motín entre los soldados y asesinaron a Alejandro Severo y a su madre y proclamaron a Maximino el Tracio como emperador. Cuando fue asesinado, Alejandro Severo tenía 26 años.

Mientras tanto en la capital se había desatado un brote de peste. Se culpó en parte a los cristianos de la aparición de la peste, acusados de ofender a los dioses romanos y provocar con ello la epidemia, dando lugar a persecuciones estando entre las víctimas del martirio entre otros el Papa Cornelio.

Los bárbaros y los persas invadían por todas las fronteras al imperio.


Aureliano (Lucio Domicio Aureliano) 
(214 - 275)
  
El corto reinado de Aureliano sirvió para reunificar un Imperio fragmentado al mismo tiempo que salvaba a Roma de las invasiones bárbaras que habían llegado hasta la propia Italia. Su muerte impidió la plena restauración de la estabilidad política y de una dinastía duradera que pudiera acabar con el ciclo de asesinatos de emperadores y guerras civiles que marcaron estos años del imperio.


Diocleciano (Cayo Aurelio Valerio Diocleciano Augusto)
(244 - 311)
  
Como muchos emperadores, Diocleciano fue aclamado emperador por el ejército. Había nacido en Iliria y siguió la carrera militar.
Diocleciano se percató de que un solo emperador no era suficiente para atender todas las necesidades del Impero y decidió dividir sus dominios en dos, colocando la línea divisoria en la península balcánica. 
Fundó así la famosa tetrarquía: cada parte del imperio (la oriental y la occidental) sería gobernada por un emperador, con el título de Augusto, que a su vez tendría como subordinado a una especie de vice-emperador, llamado César, que atendería a la seguridad de las fronteras., y que sería su sucesor.


Tetrarquía (293 - 306)

Nombró a Maximiano como coemperador (Augusto) y a Galerio y Constancio como césares, dividiendo el imperio en la Tetrarquía.
Enfermo y debilitado, Diocleciano abdicó el en mayo del 305, convirtiéndose en el primer emperador romano en dejar voluntariamente su cargo. 
Desde entonces vivió en su palacio en la costa de Dalmacia, dedicado al cultivo de sus jardines y huertos. Su palacio se convertiría en el núcleo del que surgiría la actual ciudad de Split (Croacia).

Los precios máximos que en el año 301 mediante un edicto promulgó Diocleciano fueron devastadores para la economía del Imperio. Cuando abdicó se produjo una guerra por el control del imperio entra Majencio (hijo de Maximiano) y Constantino (hijo de Constancio):

La persecución de Diocleciano que tuvo lugar entre los años 303 y 311 se convertiría en la mayor y más sangrienta persecución oficial del imperio contra los cristianos, pero no logró su objetivo de destruirlos..

---------------------------------------------------------


Capítulo VI - Las Invasiones Bárbaras

Capítulo VII - El Imperio Bizantino